DOS RUE­DAS

LA NUE­VA TRIUMPH TI­GER 1200, CON 141 CA­BA­LLOS, SUS­PEN­SIO­NES ELEC­TRÓ­NI­CAS Y EL EQUI­PA­MIEN­TO MÁS COM­PLE­TO QUE SE PUE­DE LLE­VAR HOY EN DÍA SO­BRE DOS RUE­DAS, ES LA MO­TO TO­TAL. HE­MOS TE­NI­DO OCA­SIÓN DE PRO­BAR LA VER­SIÓN XCA, EL TO­PE DE GA­MA.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - OPINIÓN - Por Ja­vier Ar­mes­to

Pro­ba­mos las es­pec­ta­cu­la­res Triumph Ti­ger 1200 y Ya­maha Tracer 900 GT.

La Ti­ger 1200 es he­re­de­ra di­rec­ta de la Ti­ger Ex­plo­rer, pe­ro el sal­to en ca­li­dad es gran­de. El mo­tor sigue a la vis­ta, sus­pen­di­do del vi­go­ro­so cha­sis tu­bu­lar, con protecciones y cu­bre­car­ter en la par­te in­fe­rior. El bas­cu­lan­te mo­no­bra­zo de­ja la llan­ta com­ple­ta­men­te a la vis­ta y el es­ca­pe en es­ta ver­sión es el op­cio­nal Arrow, de ti­ta­nio y fi­bra de car­bono.

El cua­dro de man­dos es to­tal­men­te nue­vo. Com­ple­ta­men­te di­gi­tal y en co­lor, la pan­ta­lla de 5 pul­ga­das cam­bia au­to­má­ti­ca­men­te del mo­do día al mo­do no­che cuan­do se os­cu­re­ce o pa­sa­mos por un tú­nel. Los man­dos de las pi­ñas es­tán ilu­mi­na­dos, al­go prác­ti­ca­men­te iné­di­to en una mo­to.

La po­si­ción es có­mo­da y re­la­ja­da, con las pier­nas abra­zan­do sua­ve­men­te el enor­me de­pó­si­to. Yo mi­do 1,83 y la cú­pu­la me cu­bre ca­si por com­ple­to en la par­te más al­ta, si me in­clino un po­co ya no re­ci­bo ai­re en el cas­co. Tam­po­co hay re­bu­fos en los bra­zos y so­lo la par­te in­fe­rior de las pier­nas que­da un po­co des­pro­te­gi­da.

Pa­ra po­ner­la en mar­cha no ne­ce­si­ta­mos nin­gu­na lla­ve, bas­ta con lle­var un man­do en el bol­si­llo y pul­sar el bo­tón de en­cen­di­do. Se po­drán lle­var la mo­to, pe­ro una vez apa­ga­da no po­drán vol­ver a arran­car­la.

El mo­tor tri­ci­lín­dri­co rin­de 141 ca­ba­llos, dos más que la Ex­plo­rer. El so­ni­do que emite es gra­ve, so­bre to­do al ini­ciar la mar­cha, pe­ro cuan­do lo subimos de vuel­tas se des­ta­pa un bra­mi­do im­po­nen­te. Es un mo­tor sin fi­su­ras, sin ba­ches en to­do su ré­gi­men, y que es­ti­ra de for­ma pro­gre­si­va pe­ro ro­tun­da. La úni­ca pe­ga es que des­pi­de un po­co de ca­lor, al­go ha­bi­tual en mo­tos de es­ta cilindrada y po­ten­cia.

El cam­bio es otra de las grandes no­ve­da­des. In­cor­po­ra Quick-Shif­ter, que per­mi­te su­bir de mar­chas sin to­car la ma­ne­ta ni de­jar de ace­le­rar. Pa­ra ba­jar, bas­ta tam­bién con un gol­pe de pe­dal. De to­das for­mas, si pre­fe­ri­mos el es­ti­lo clá­si­co hay que de­cir que el em­bra­gue an­ti­rre­bo­te es pu­ra man­te­qui­lla y ni si­quie­ra ha­ce fal­ta apre­tar la ma­ne­ta has­ta el fi­nal.

Po­de­mos ele­gir has­ta seis mo­dos de con­duc­ción, in­clu­yen­do dos off-road y uno que per­mi­te con­fi­gu­rar por se­pa­ra­do to­dos los pa­rá­me­tros re­la­ti­vos al ma­pa mo­tor, ABS, sus­pen­sio­nes y con­trol de trac­ción. La es­ta­bi­li­dad en cur­va, in­clu­so fre­nan­do o rec­ti­fi­can­do la trazada, es enor­me. El sis­te­ma de alum­bra­do in­clu­ye unas lu­ces led que se en­cien­den por tra­mos en fun­ción de la in­cli­na­ción.

La mo­to ha re­ba­ja­do el pe­so res­pec­to a la Ex­plo­rer has­ta los 248 ki­los en se­co, que des­apa­re­cen en cuan­to nos po­ne­mos en mar­cha y per­mi­ten mo­ver­la con agi­li­dad en ca­rre­te­ras re­vi­ra­das. El de­pó­si­to es de 20 li­tros, qui­zá al­go cor­to aun­que el con­su­mo es bas­tan­te ba­jo: en un re­co­rri­do mix­to no su­peró los 6 li­tros a los 100.

SUS­PEN­SIO­NES SEMIACTIVASSe pue­den gra­duar en nue­ve po­si­cio­nes. Es­tán fir­ma­das por WP y de­tec­tan tam­bién si va­mos con pa­sa­je­ro o equi­pa­je, adap­tán­do­se a ca­da si­tua­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.