So­mos los más divertidos de la pla­ya ¿Q

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DE GENTE - / S.F

uién no se ha pa­sa­do ho­ras ju­gan­do al Uno en la pla­ya, ha­cien­do cas­ti­llos de are­na o pe­leán­do­se por ver cuál de nuestros ami­gos es el me­jor en el voleibol? Hay gen­te que ja­más se abu­rre cuan­do pi­sa la are­na y bus­ca la me­jor ex­cu­sa pa­ra dis­fru­tar del ve­rano sin ne­ce­si­dad de tum­bar­se a to­mar el sol. Andrea, Li­dia, Jai­me, Ali­cia, Álex, Raúl, Sa­ra, Jor­ge, Car­los, Ma­rio, Ma­ría y Ni­can­dro, (de iz­quier­da a de­re­cha en la ima­gen) se co­no­cie­ron en el ins­ti­tu­to de Mo­ne­los cuan­do em­pe­za­ron la se­cun­da­ria y des­de en­ton­ces son gran­des ami­gos. Aho­ra es­tán en la uni­ver­si­dad, pe­ro la pla­ya les si­gue unien­do ca­da vez que lle­ga es­ta épo­ca. Son fi­jos de la de Oza. «Pa­ra nosotros es ge­nial por­que es la que te­ne­mos al la­do de ca­sa y to­dos vi­vi­mos por es­ta zo­na, así que ve­ni­mos a dia­rio», di­ce Li­dia.

Es­te gru­po se divierte de to­das las ma­ne­ras po­si­bles y ha­cen de la pla­ya un cam­po de jue­gos don­de abu­rrir­se no es una op­ción: «Or­ga­ni­za­mos nues­tras pa­chan­gas al fút­bol siem­pre que po­de­mos y cuan­do al­guien se ol­vi­da la pe­lo­ta no per­de­mos el tiem­po y ha­ce­mos una bue­na ba­ta­lla al Uno», di­cen rién­do­se. «Tam­bién ju­ga­mos al cu­lo o al cua­dra­do; en es­tas par­ti­das hay que ser el más rá­pi­do y el que an­tes se que­da sin car­tas ga­na», aña­de Sa­ra.

Ver­los apa­re­cer por la pla­ya es to­do un es­pec­tácu­lo por­que son tan­tos y vie­nen tan cargados que es im­po­si­ble que no lla­men la aten­ción. Ade­más del ba­lón, las car­tas y las mo­chi­las, traen co­mi­da pa­ra pa­sar to­do el día. La pla­ya es pa­ra ellos mu­cho más que mar y sol. «Te­ne­mos tan­tas toa­llas que a ve­ces no las po­de­mos con­tar, pe­ro so­lo las trae­mos pa­ra guar­dar el si­tio por­que no to­ma­mos el sol en to­do el día», di­ce Andrea. Su par­ce­la bien po­dría com­pe­tir con las de San Juan, no les ha­ce fal­ta acor­do­nar­la pe­ro tie­nen me­tros cua­dra­dos su­fi­cien­tes co­mo pa­ra cons­truir­se un cha­lé.

Es ha­bi­tual ver­los lle­gar a pri­me­ra ho­ra de la tar­de, guar­dan su si­tio des­de las cua­tro, y sue­len que­dar­se has­ta las ocho. «Apro­ve­cha­mos to­do el tiem­po que po­de­mos has­ta que em­pie­za a dar la som­bra», apun­ta Ma­rio. Por la orien­ta­ción de la pla­ya, el sol se re­co­ge an­tes, pe­ro du­ra lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra que dis­fru­ten

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.