GA­LI­ZA Y GA­LI­CIA

LLE­VAN LAS RAÍ­CES EN SU DNI POR PAR­TI­DA DO­BLE y no se pue­den sen­tir más or­gu­llo­sas. No tie­nen pro­ble­ma en de­le­trear su nom­bre y en gri­tar a los cua­tro vien­tos que su tie­rra tie­ne for­ma de mu­jer.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: MA­RÍA VIDAL

ELLAS LLE­VAN EL NOM­BRE DE SU TIE­RRA MUY DEN­TRO

GA­LI­ZA VI­LLA­VER­DE

37 AÑOS, A CO­RU­ÑA Me han lle­ga­do a de­cir: “¿Es­tás se­gu­ra de que tu nom­bre es Ga­li­za? Por­que no co­noz­co a na­die”.

Con Vi­lla­ver­de de ape­lli­do, lo de Ga­li­za le ha ve­ni­do co­mo ani­llo al de­do. Aun­que pa­rez­can atraer­se co­mo si en me­dio so­lo hu­bie­ra un imán, es­ta com­bi­na­ción tam­bién le ha re­ga­la­do al­gún que otro va­ci­le, so­bre to­do du­ran­te su épo­ca es­co­lar du­ran­te los años ochen­ta, cuan­do el ga­lle­guis­mo es­ta­ba en pleno au­ge. «Cantaban el himno ga­lle­go y con mi her­mano que es Breo­gán ya era peor, ¡el «fo­gar de Breo­gán» era!... Sor­pren­día mu­cho mi nom­bre, era el tí­pi­co va­ci­le de dón­de vie­ne ese nom­bre, en­ci­ma Ga­li­za Vi­lla­ver­de, pe­ro lo lle­vé bien, yo siem­pre es­tu­ve muy or­gu­llo­sa de mi nom­bre», ex­pli­ca es­ta co­ru­ñe­sa de 37 años.

Su pa­dre siem­pre la ani­mó a lu­char por su nom­bre y sus ideas, sin em­bar­go, Ga­li —un di­mi­nu­ti­vo ca­ri­ño­so que la gen­te ma­lin­ter­pre­ta co­mo acor­ta­mien­to de Ga­li­lea, al­go que a ella le ho­rro­ri­za — de pe­que­ña pen­sa­ba que te­nía un nom­bre «nor­mal». Has­ta que cum­plió los 15 años no fue cons­cien­te de lo que su­po­nía lle­var Ga­li­cia en­ci­ma. Fue tam­bién el prin­ci­pio de una lar­ga lista de ex­pli­ca­cio­nes. Si el in­ter­lo­cu­tor es­tá al otro la­do del te­lé­fono pue­de ha­ber in­ter­fe­ren­cias, por­que le han lle­ga­do a lla­mar Ali­cia, Ga­li­cia... «de to­do me­nos Ga­li­za». Pe­ro en el tú a tú, a pesar de la sor­pre­sa ini­cial no que­dan du­das, aun­que pa­ra ello ten­ga que pre­sen­tar el DNI. «Si son de fue­ra se sorprenden y me di­cen: ‘¿Pe­ro Ga­li­cia no es en dón­de vi­ves?’. A ver, se lla­ma Ga­li­cia [tam­bién Ga­li­za] don­de vi­vo, pe­ro yo soy Ga­li­za con z», ex­pli­ca. Al­gu­nos han ido más allá y ha te­ni­do que aguan­tar: «¿Pe­ro es­tás se­gu­ra de que es tu nom­bre? Por­que no co­noz­co a na­die». A la pre­gun­ta de: «¿Y ese nom­bre por qué?», ella ob­via­men­te echa ba­lo­nes fue­ra y se­ña­la a su pa­dre «que es bas­tan­te ga­lle­guis­ta».

Ga­li es ma­dre de dos hi­jos, Ai­tor, de 18 años, y Ainara, de 12. Y aun­que tam­bién tiró pa­ra el nor­te, sus fle­chas apun­ta­ron más al País Vas­co «no por na­da, so­la­men­te por­que me gus­ta­ban más». «Mi pa­dre se lo to­mó bien —acla­ra Ga­li­za—. To­do lo que sea in­de­pen­den­tis­mo... Aho­ra, si le lle­go a po­ner un nom­bre an­da­luz ya no le haría tan­ta gra­cia, pe­ro mien­tras va­ya por es­ta lí­nea, bien». Lo que su pro­ge­ni­tor no lle­va tan bien es que su Ga­li­za non fa­le ga­le­go. «Es lo peor, por­que él es­cri­be poe­sía en ga­lle­go y yo ce­ro. Mi­ra que in­ten­tó en­se­ñar­me, pe­ro yo pa­ra los idio­mas soy muy ne­cia», con­fie­sa Ga­li­za, que tie­ne pen­dien­te un libro de Ma­nuel Ri­vas, re­ga­lo, có­mo no, de su pa­dre.

Has­ta el mo­men­to de ha­cer es­te re­por­ta­je, Ga­li­za Vi­lla­ver­de se sen­tía úni­ca en el mun­do, en­tién­da­se en el sen­ti­do más lin­güís­ti­co, pe­ro cuan­do des­cu­brió que por ahí ade­lan­te hay más tie­rras ga­lle­gas en for­ma de mu­jer se ale­gró mu­chí­si­mo. Va­mos a pre­sen­tár­se­las.

FO­TO: NU­RIA CAN­CE­LA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.