¿MI­NI­FAL­DA A LOS 50?

EL DI­SE­ÑA­DOR ROBERTO VERINO ase­gu­ró ha­ce unos días en es­te pe­rió­di­co que te­nía me­jo­res pro­pues­tas que las mi­ni­fal­das pa­ra las mu­je­res de 50. Hoy en YES de­mos­tra­mos que mu­chas no es­ta­mos de acuer­do con es­ta afir­ma­ción

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: PA­TRI­CIA GAR­CÍA

ELLAS DI­CEN YES A PONÉRSELA A CUAL­QUIER EDAD

Hu­boun tiem­po en el que to­do se me­día en una su­pues­ta per­fec­ción. A las mo­de­los se le bo­rra­ban las estrías en las fo­tos. Las cre­mas an­ti­arru­gas las anun­cia­ban vein­tea­ñe­ras y en los cuer­pos de las mu­je­res no ha­bía ni un pe­lo. Hoy que Lean­dra Me­di­ne cuel­gue una fo­to de sus pier­nas sin de­pi­lar o Amaia sus so­ba­cos (ca­si) no es no­ti­cia. Igual que tam­po­co lo es que las mar­cas bus­quen mo­de­los de más de 40 pa­ra sus cam­pa­ñas. Ahí es­tá la co­mu­ni­dad de Ins­ta­gram aplau­dien­do el úl­ti­mo fi­cha­je de Za­ra, la su­per­mo­de­lo de los 90 Geor­gi­na Gren­vi­lle, de 42 años. Son pe­que­ños pa­sos pa­ra la mu­jer, gran­des pa­sos pa­ra la mo­da, que borra ba­rre­ras de se­xo, con co­lec­cio­nes uni­sex, y de edad, con pren­das pa­ra to­das las ge­ne­ra­cio­nes. Y co­mo el es­ti­lo no en­tien­de de años, hoy en YES nos po­ne­mos a de­mos­trar que se pue­de en­se­ñar pier­na pa­sa­dos los 50. Por­que aun­que to­da­vía ha­ya quien lo pon­ga en du­da, ha­ce so­lo unos días el di­se­ña­dor ga­lle­go Roberto Verino ase­gu­ra­ba que te­nía «me­jo­res pro­pues­tas» que una mi­ni­fal­da pa­sa­dos los 50, en el 2018 lo apro­pia­do o inapro­pia­do es cues­tión de ca­da uno.

«No hay edad pa­ra ves­tir­se. Siem­pre me gus­tó se­guir las ten­den­cias y lo voy a se­guir ha­cien­do». Mar­ga­ri­ta Ló­pez cam­bió de dé­ca­da ha­ce unos me­ses. A sus 50 años pre­su­me de pier­nas con un ves­ti­do ca­mi­se­ro cor­to azul y un bol­so de ra­tán de co­lo­res. «Ten­go ami­gas que di­cen ‘es­to no es pa­ra mí’, pe­ro yo siem­pre pien­so que mien­tras te sien­tas bien y con­ten­ta con­ti­go mis­ma pue­des po­ner­te lo que quie­ras a la edad que quie­ras», apun­ta mien­tras pa­sea por la pla­za de Pon­te­ve­dra de A Co­ru­ña. Pa­ra ella no im­por­ta la edad, sino el mo­men­to: «Creo que es más im­por­tan­te la si­tua­ción, el lu­gar al que vas que la edad que ten­gas».

En su ar­ma­rio hay pren­das cor­tas, pe­ro tam­bién te­nis, ga­bar­di­nas mas­cu­li­nas, pan­ta­lo­nes blan­cos de ti­ro al­to y ves­ti­dos de lino. To­da una trend set­ter ga­lle­ga. No diferencia eda­des ni tien­das en las que com­prar: «Voy tan­to a Za­ra co­mo a Bersh­ka, la cla­ve es­tá en sa­ber ele­gir».

Con ella es­tá Be­go­ña Aba­ga, con un ves­ti­do mi­ni, pre­su­mien­do de pier­nas. «Me en­can­tan las mi­ni­fal­das y me gus­ta mu­chí­si­mo vér­se­la a la gen­te por la ca­lle», con­fie­sa. En su círcu­lo no hay re­pa­ros: el ve­rano es mo­men­to pa­ra dis­fru­tar e ir de cor­to. «To­das mis ami­gas, que ron­dan los 50, se po­nen mi­ni­fal­da y son muy mo­der­nas. Eso no sig­ni­fi­ca que va­yas en plan Pretty

Wo­man con una bo­ta alta, pe­ro sí se pue­de lle­var de for­ma muy es­ti­lo­sa y con mu­cho gus­to a cual­quier edad, con unas bai­la­ri­nas, unas san­da­lias o unos zue­cos», ase­gu­ra. «En ve­rano siem­pre me pon­go de cor­to: ha­ce unos días es­tu­ve de via­je y me pu­se un mono y unos pan­ta­lo­nes cor­tos. Pe­ro no en­se­ñan­do el mo­fle­te, co­mo las ni­ñas de 15», son­ríe. «Lo úni­co que ha cam­bia­do pa­ra mí con la edad no es el lar­go de las fal­das, es que aho­ra mi­ro más la ca­li­dad de las pren­das».

EL PO­DER DE LAS REDES

«Una mu­jer de 50 años, con mi­ni­fal­da, una blu­sa y un ta­cón es­tá es­tu­pen­da». El di­se­ña­dor ga­lle­go Ja­vier Quin­te­la aplau­de las pren­das cor­tas a cual­quier edad: «Si se ve bien con una mi­ni­fal­da, ¿por qué no se la va a po­ner?». «Ca­da uno tie­ne que ser cons­cien­te de lo que le fa­vo­re­ce, de có­mo se sien­ta có­mo­do, de su es­ti­lo de vi­da, pe­ro lo que es­tá cla­ro es que la edad no de­be ser un im­pe­di­men­to», afir­ma. Quin­te­la se­ña­la a las redes so­cia­les, «don­de hay ejem­plos es­tu­pen­dos de más de 50 años pre­su­mien­do de pier­na, co­mo An­na de­llo Rus­so». La ita­lia­na, a sus 56 años, es ca­paz de sal­tar de se­ma­na en se­ma­na de la mo­da en mi­ni­fal­da. Ella es el cla­ro ejem­plo de que la mo­da no en­tien­de de edad. Quin­te­la tie­ne más ico­nos: «Ins­ta­gram ha le­van­ta­do mu­chas ba­rre­ras. Aho­ra hay mu­je­res es­tu­pen­das que mues­tran su es­ti­lo a cual­quier edad. Otras mu­je­res las ven y pien­san, ‘si ella pue­de yo tam­bién’. A mí por ejem­plo me en­can­ta la mo­de­lo Ya­ze­mee­nah Rossi, (@ya­ze­mee­nah), que a sus más de 60 años, con su me­le­na blan­ca y su ener­gía, no tie­ne mie­do a ha­cer­se sel­fis en ba­ña­dor o a po­ner­se ves­ti­dos mi­ni. Rom­pe ba­rre­ras a dos ni­ve­les: con la ro­pa y con su es­ti­lo de vi­da». «Yo mis­mo me de­jé me­le­na al cum­plir los 40 y ya ves. Con los hom­bres pa­sa lo mis­mo, al­guno si­gue pen­san­do que a par­tir de los 50 so­lo se pue­den lle­var po­los y pan­ta­lo­nes chi­nos y eso no es así», ase­gu­ra. La cla­ve del éxi­to, se­gún el di­se­ña­dor, «es te­ner per­so­na­li­dad y abrir la men­te. Guiar­te so­lo por la edad es ri­dícu­lo, es có­mo te sien­tas tú, có­mo te cui­des y tu es­ti­lo de vi­da».

El lu­gar al que vas es más im­por­tan­te que la edad que ten­gas”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.