El ga­lle­go que cría periquitos de pre­mio

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DE GENTE - TEX­TO: YO­LAN­DA GAR­CÍA

SUS PÁ­JA­ROS SON DE PA­SA­RE­LA, por eso Vi­cen­te es el cria­dor con más me­da­llas de Es­pa­ña. Y no es pa­ra me­nos. Los tie­ne a die­ta pa­ra que es­tén es­bel­tos y has­ta los ba­ña en una ba­ñe­ra es­pe­cial o con pul­ve­ri­za­dor «pa­ra que bo­ten a plu­ma con bri­llo». Ni en Miss Uni­ver­so

Exis­teu­na can­ción que es es­cu­char­la y au­to­má­ti­ca­men­te nos co­lo­ca­mos ca­si en cu­cli­llas do­blan­do bra­zos y ma­nos a la al­tu­ra del pe­cho, co­mo si es­tu­vié­ra­mos a pun­to de al­zar el vue­lo. Si quie­ren, pre­pa­ren ta­po­nes pa­ra los oí­dos. Si no, co­mien­zo a can­tar­les aque­llo de «Pa­ja­ri­tos, a bai­lar/cuan­do aca­bas de na­cer/tu co­li­ta has de mo­ver» y aplau­di­mos cua­tro ve­ces... ¡Cla­ro! El bai­le de los pa­ja­ri­tos que pa­ra mí fue el one hit won­der de Ma­ría Jesús y su acor­deón. Si no, que me co­rri­jan sus fans. Pe­ro no nos va­ya­mos por las ra­mas, don­de sue­len po­sar­se las aves. De ellas va el asun­to. Con­cre­ta­men­te, de periquitos cam­peo­nes que han he­cho que Vi­cen­te Fer­nán­dez Igle­sias (O Vi­ce­do, 1954), se con­vir­tie­se, co­mo él di­ce con or­gu­llo, «no cria­dor de periquitos máis ga­lar­doa­do de Es­pa­ña». Su­ma ya más de cien pre­mios en­tre el 2011 y el 2017, de los que 42 fue­ron me­da­llas con­se­gui­das a ni­vel na­cio­nal.

NU­ME­RO­SOS PRE­MIOS

Y lo­gró tan­tas (on­ce) en el 52.º Cam­peo­na­to Or­ni­to­ló­gi­co de Es­pa­ña que se ce­le­bró en Ta­la­ve­ra de la Rei­na el año pa­sa­do, que el di­plo­ma tu­vo que im­pri­mir­se en dos fo­lios. Igual­men­te en el 2017, en el mar­co del XLII Con­cur­so-Ex­po­si­ción de la So­cie­dad Co­ru­ñe­sa de Ca­na­ri­cul­tu­ra y Cam­peo­na­to Or­ni­to­ló­gi­co Re­gio­nal Ga­lle­go, vol­vió a ca­sa con tres pri­me­ros pre­mios y cua­tro se­gun­dos, aun­que fue en otro cer­ta­men, en Baio­na, don­de de­jó el lis­tón al­to al­to, co­se­chan­do diez pre­mios y sien­do el más ga­lar­do­na­do a ni­vel ga­lle­go. No es­tá na­da mal. «To­do o que me pro­po­ña criar sáe­me ben», re­co­no­ce. Y aun­que afir­ma que el pe­ri­qui­to es un pá­ja­ro «du­ro», «ho­me... hai que coida­los ben», aña­de. Me pre­gun­to qué ten­drán de es­pe­cial pa­ra con­quis­tar en ca­da cam­peo­na­to al que van, por­que a mí ya me han enamo­ra­do con su can­tar, su por­te y so­bre to­do con su in­ten­so y her­mo­so co­lo­ri­do. El se­cre­to, si se pue­de de­cir que es un se­cre­to, es que su cria­dor se es­me­ra a la ho­ra de aten­der sus ne­ce­si­da­des, des­de el pri­mer día que vio en ellos cam­peo­nes po­ten­cia­les. De he­cho, en el pri­mer con­cur­so al que se pre­sen­tó, en A Co­ru­ña, ya ga­nó su pri­mer pri­mer pre­mio. Fue, co­mo de­ci­mos por es­tos la­res, «che­gar e en­cher». En el 2011 al­zó el vue­lo a ni­vel na­cio­nal, y lo­gró en su es­treno pe­nin­su­lar unos cinco ga­lar­do­nes. «Aí co­me­zou a boa ra­cha», son­ríe.

«Em­pe­cei crian­do de to­do, ca­na­rios, periquitos, aga­por­nis, dia­man­te man­da­rín e mix­tos, cru­zan­do xíl­ga­ros con ca­na­rios. Du­ran­te 40 anos. Em­pe­cei a con­cur­sar no 2010 na Co­ru­ña. A par­tir de aí de­di­quei­me só aos periquitos por­que me xu­bi­lei, xa que pa­ra con­cur­sar fai fa­lla tem­po pa­ra pre­pa­rar os pa­xa­ros e ir bus­ca­los...», aña­de.

«Con­cur­sar re­quie­re un coida­do es­pe­cial, pri­mei­ro na ali­men­ta­ción, que non en­gor­den moi­to, que man­te­ñan un­ha li­ña es­vel­ta», se­ña­la. Va­mos, igual que cuan­do en­fo­ca­mos la men­te en la ope­ra­ción bi­ki­ni al pri­mer ra­yo de sol. La die­ta, aquí pa­ra los ala­dos, es una clave tam­bién pa­ra triun­far cual mo­de­los en su es­pe­cie. Los de Vi­cen­te co­men «un­ha mez­cla es­pe­cial que vén pre­pa­ra­da pa­ra eles que ten al­pis­te, va­rias cla­ses de mi­llo (ver­me­llo, blan­co e ama­re­lo) e ta­mén ne­ce­si­tan ver­du­ras. Uti­li­zo ce­no­ria, lei­tu­ga e apio. Ta­mén lles dou un­ha pas­ta de cría», in­di­ca. La hi­gie­ne es otro fac­tor a te­ner en cuen­ta pa­ra triun­far en la pa­sa­re­la or­ni­to­ló­gi­ca: «Ne­ce­si­tan moi­to ba­ño. Te­ño un­ha ba­ñei­ra pa­ra os que es­tán no vo­la­de­ro e pa­ra os que es­tán en gaio­la uti­li­zo un pul­ve­ri­za­dor pa­ra que bo­ten a plu­ma con bri­llo e sir­va de an­ti­pa­ra­si­ta­rio, un­ha mez­cla de vi­na­gre e au­ga». To­do un spa a su ser­vi­cio.

No sé si Vi­cen­te ha­rá tam­bién coaching con es­tos periquitos tan re­sul­to­nes pa­ra ani­mar­les a sa­car lo me­jor de sí mis­mos. Pe­ro sí que vi­gi­la la se­lec­ción: «Un se­gre­do im­por­tan­te é es­co­ller un­has pa­re­llas re­pro­du­to­ras de boa ca­li­da­de, cru­zan­do ver­des bo­ni­tos e es­vel­tos por exem­plo». «O 90% acep­tan», di­ce so­bre los em­pa­re­ja­mien­tos que dic­ta el cria­dor. Inevi­ta­ble en es­te pun­to com­pa­rar­le con Car­los So­be­ra, so­lo que en una ver­sión de First

Da­tes más pá­ja­ra. No les ha­ce fal­ta nin­gu­na ba­la­da romántica: «Non lles po­ño mú­si­ca, xa a fan eles, que se sen­ten den­de a es­tra­da».

La épo­ca de cría du­ra en­tre fe­bre­ro y ju­lio. Por lo que aho­ra es­ta­mos en ple­na pa­ra­da téc­ni­ca. «E só dúas ni­ña­das por pa­re­lla, se non crían to­do o ano. Así as crías son de ca­li­da­de por­que a ter­cei­ra ni­ña­da xa non va­le, pois a ca­li­da­de vai bai­xan­do», agre­ga. Que ten­gan cua­tro o cinco crías en ca­da una «é o ideal», di­ce so­bre es­tos ani­ma­les que du­ran apro­xi­ma­da­men­te en­tre 15 y 20 años. «Ta­mén é im­pres­cin­di­ble o anela­men­to pa­ra con­cur­sar», fi­na­li­za el cria­dor vi­ce­den­se, per­te­ne­cien­te des­de ha­ce unos ocho años a la So­cie­dad Co­ru­ñe­sa de Ca­na­ri­cul­tu­ra y que es­tá den­tro de la Fe­de­ra­ción Or­ni­to­ló­gi­ca Cul­tu­ral De­por­ti­va Es­pa­ño­la.

El es­fuer­zo, co­mo se pue­de com­pro­bar en es­te ca­so, me­re­ce la pe­na. «Os que ga­ñan en con­cur­so non os ven­do. Si que me che­ga­ron a ofre­cer ata cen eu­ros por eles e te­ño pe­ti­cións de to­da Es­pa­ña por­que se fan in­ter­cam­bios, pe­ro os que ga­ñan pre­mios non os ven­do», in­sis­te. Cien­to vein­te ya son periquitos. «A ver, sem­pre hai al­gún es­pe­cial», fi­na­li­za Vi­cen­te, quien no des­car­ta dar el sal­to in­ter­na­cio­nal en Por­tu­gal.

FO­TO: PE­PA LO­SA­DA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.