El ves­ti­do de tus sue­ños

Cha­mo­nix da la bien­ve­ni­da a una pri­ma­ve­ra de mo­da lle­na de luz y co­lor

La Voz de Galicia (Arousa) - Especial2 - - Reportaje - E.L.G.

Chelo Cas­tro via­ja al me­nos tres ve­ces al año a las prin­ci­pa­les ca­pi­ta­les eu­ro­peas de la mo­da — Pa­rís, Lon­dres y Mi­lán— pa­ra ofre­cer a sus clien­tas de Cha­mo­nix las úl­ti­mas ten­den­cias, tan­to en pren­das ca­sual co­mo pa­ra fies­tas y ce­re­mo­nias. La tien­da de es­ta experta es to­do un re­fe­ren­te en Pontevedra y Ga­li­cia por sus ex­clu­si­vas co­lec­cio­nes y com­ple­men­tos de al­ta ga­ma al al­can­ce de cual­quier mu­jer.

Su fir­ma aca­ba de dar la bien­ve­ni­da a una pri­ma­ve­ra lle­na de luz y co­lor, con unos es­ti­lis­mos idea­les pa­ra con­ver­tir­se en la in­vi­ta­da per­fec­ta a una bo­da o un even­to es­pe­cial. Es­ta es una de las es­pe­cia­li­da­des de Cha­mo­nix y a la ho­ra de ves­tir a una ma­dri­na de bo­da es­ta tem­po­ra­da, Chelo Cas­tro no du­da en apos­tar por co­lo­res lla­ma­ti­vos y fa­vo­re­ce­do­res, co­mo el li­ma, el na­ran­ja o el ver­de, en ves­ti­dos lar­gos o cor­tos que re­sal­tan la fi­gu­ra, de cre­pe o mu­se­li­nas de ga­sa, de­pen­dien­do de ca­da mu- jer. Eso sí, siem­pre acom­pa­ña­dos de unos ma­xi to­ca­dos es­pec­ta­cu­la­res de la som­bre­re­ría fran­ce­sa con la que tra­ba­ja. «Los com­ple­men­tos son im­por­tan­tí­si­mos. Unos bue­nos pen­dien­tes, un buen to­ca­do, una bue­na car­te- ra y un bue­nos za­pa­tos o san­da­lias, son de­fi­ni­ti­vos pa­ra con­se­guir un gran look », ex­pli­ca.

En­tre las di­se­ña­do­ras con las que tra­ba­ja en­con­tra­mos la fir­ma Vic­to­ria, de Viky Mar­tín Be­rro­cal. Y en su sec­ción de bo­das y ce­re­mo­nias, Cha­mo­nix tie­ne un ves­ti­do pa­ra ca­da no­via, de edi­ción li­mi­ta­da y de li­neas de­pu­ra­das. Una de sus jo­yas lle­va un to­que vin­ta­ge de pe­dre­ría, al que se le pue­de aña­dir una fal­da su­per­pues­ta de tul de se­da.

Lo pri­me­ro que Chelo Cas­tro le pre­gun­ta a una no­via es si se va a ca­sar por la ma­ña­na o por la tar­de, si es una bo­da ci­vil o por la igle­sia. «Eso mar­ca el es­ti­lo. Si es una ce­re­mo­nia ci­vil y se ce­le­bra en los jar­di­nes de un pa­zo, un ves­ti­do clá­si­co y de­ma­sia­do ar­ma­do, es­ta­ría fue­ra de lu­gar». En es­te ca­so, re­co­mien­da un di­se­ño de fal­da de en­ca­je y cuer­po ro­mán­ti­co de plu­me­ti, que es otra de las jo­yas que tie­ne en su tien­da por un pre­cio ase­qui­ble de 750 eu­ros.

Otra op­ción es la no­via a la me­di­da que ofre­ce Cha­mo­nix Ate­lier a aque­llas clien­tas que no les im­por­ta ex­ce­der­se un po­co más en el cos­te pa­ra lu­cir el ves­ti­do de sus sue­ños. «Aquel con el que sue­ña y no en­cuen­tra, no­so­tros se lo ha­ce­mos».

Ves­ti­do de no­via con fal­da su­per­pues­ta en tul de se­da

Los es­tam­pa­dos de flo­res siguen sien­do ten­den­cia

FO­TO RA­MÓN LEI­RO

Chelo Cas­tro es un re­fe­ren­te en mo­da

Co­lo­res vi­vos pa­ra ce­re­mo­nia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.