“Es­ta pe­lí­cu­la me hi­zo be­ber mu­cho whisky”

An­tes de trans­for­mar­se en Mary Pop­pins pa­ra su pró­xi­mo fil­me, la ac­triz del mo­men­to pre­sen­ta es­te fin de se­ma­na su úl­ti­mo tra­ba­jo, una his­to­ria de te­rror que ro­dó jun­to a su ma­ri­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - CINE - TEX­TO: MA­RÍA ES­TÉ­VEZ

Emily Blunt con­fie­sa la an­sie­dad y el nerviosismo que sin­tió in­ter­pre­tan­do

Un lu­gar tran­qui­lo jun­to a su ma­ri­do, el ac­tor y di­rec­tor John Kra­sins­ki. Pa­ra re­la­jar la ten­sión que les pro­vo­có ro­dar jun­tos «y des­com­pri­mir», co­mo ella mis­ma apun­ta, am­bos pa­sa­ron nu­me­ro­sas ve­la­das en las que el whisky fue el pro­ta­go­nis­ta. En la pe­lí­cu­la Emily y John son tam­bién pa­re­ja, pa­dres de tres ni­ños que vi­ven en una gran­ja ais­la­da de to­da ci­vi­li­za­ción al nor­te de Nue­va York, so­bre­vi­vien­do a una ame­na­za ex­tra­te­rres­tre an­te la que el si­len­cio es su prin­ci­pal alia­do. Más allá de las cá­ma­ras, la ac­triz, que se con­ver­ti­rá tam­bién en el 2018 en Mary Pop­pins, es una de las lí­de­res in­te­lec­tua­les del #MeeToo.

—Tra­ba­jar en si­len­cio, por las cir­cuns­tan­cias del guion, de­bió de re­sul­tar­le muy di­fí­cil. ¿Le afec­tó de al­gu­na ma­ne­ra?

—Tu­ve mu­chas he­rra­mien­tas con las que ju­gar pa­ra crear la di­ná­mi­ca de es­ta fa­mi­lia, sa­bien­do que el so­ni­do es su prin­ci­pal enemi­go, y el si­len­cio, su alia­do. A ca­da es­ce­na se le in­tro­du­je­ron tan­tos ma­ti­ces que lo de me­nos fue el diá­lo­go. Al con­tra­rio, me pa­re­ció ex­tra­ña­men­te li­be­ra­dor tra­ba­jar en si­len­cio por­que la ten­sión sub­ya­cen­te se pue­de ca­si pal­par en pan­ta­lla. Lo más di­fí­cil fue fin­gir dar a luz en si­len­cio, esa se­cuen­cia me de­jó ab­so­lu­ta­men­te ex­haus­ta.

—¿Ha es­tu­dia­do len­gua­je cor­po­ral pa­ra crear es­te per­so­na­je?

—En reali­dad, no. Tra­té de que ca­da es­ce­na fue­ra na­tu­ral. No in­ves­ti­gué na­da por­que, co­mo ac­triz, in­ten­to res­pon­der de for­ma or­gá­ni­ca a lo que su­ce­de en ca­da se­cuen­cia de la fil­ma­ción.

—¿Cuán­to ha cre­ci­do co­mo rea­li­za­dor su ma­ri­do, John Kra­sins­ki, des­de su pri­me­ra pe­lí­cu­la has­ta es­ta?

—Es­te fil­me sur­ge de una idea muy am­bi­cio­sa. Él se dio cuen­ta de que iba a ser una ex­pe­rien­cia muy emo-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.