El lá­ti­go de Ta­bu­re­te y sus “ca­ye­ta­nos”

Es, con ape­nas sie­te can­cio­nes, uno de los gru­pos de mo­da del ve­rano. So­bre to­do, gra­cias a «Ca­ye­tano», un te­ma con el que azu­zan —con una fina iro­nía— a los fans de Willy Bár­ce­nas y com­pa­ñía, pe­ro que has­ta es­tos han ter­mi­na­do es­cu­chan­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - MÚSICA . CONCIERTO - IN­DIE POP ROCK TEX­TO: ÁL­VA­RO ALON­SO

Que Ta­bu­re­te no sal­ga en el ti­tu­lar, por fa­vor. La pe­ti­ción, que sen­ti­mos no cum­plir, es de Die­go Ibá­ñez, la voz de Ca­ro­li­na Du­ran­te, y la ha­ce prác­ti­ca­men­te en ca­da en­tre­vis­ta. Por­que el cre­ci­mien­to del gru­po ha ido de la mano de Ca­ye­tano y el te­ma es­tá ín­ti­ma­men­te re­la­cio­na­do con la for­ma­ción de Willy Bár­ce­nas. «To­dos mis ami­gos se lla­man Ca­ye­tano / no vo­tan al PP, vo­tan a Ciu­da­da­nos / Mo­rat, Ta­bu­re­te, qué gru­pa­zos / en sus con­cier­tos, có­mo lo pa­sa­mos». Es­to es lo que can­tan Die­go, Mar­tín Vall­hon­rat (ba­jo), Juan Pe­dra­yes (ba­te­ría) y Ma­rio del Va­lle (gui­ta­rra). Con ape­nas sie­te can­cio­nes, es­te ve­rano han re­co­rri­do va­rios de los me­jo­res fes­ti­va­les, co­mo el Mad Co­ol, el BBK, el FIB o el So­no­ra­ma.

«Yo no ten­go nin­gún ami­go que se lla­me Ca­ye­tano», de­ja cla­ro el vo­ca­lis­ta, que a pe­sar de que siem­pre tie­ne que ren­dir cuen­tas por es­te te­ma, no se arre­pien­te de ha­ber­lo es­cri­to. «¡Có­mo me voy a arre­pen­tir! Gra­cias a él he­mos lle­ga­do a un pú­bli­co muy ale­ja­do de nues­tro es­ti­lo», di­ce. De he­cho, al­gún fan les ha ase­gu­ra­do que es «ca­ye­tano ab­so­lu­to», pe­ro gra­cias a la can­ción se en­gan­chó al gru­po. «Más de uno me ha : “Me ha­ce mu­cha gra­cia, ha­béis da­do en el cla­vo de có­mo so­mos con ape­nas cua­tro frases”. En­ton­ces, ¿có­mo no me va a mo­lar que me es­cu­chen? ¡Cuan­tos más, me­jor!», re­mar­ca Die­go. Ca­ye­tano, co­mo na­rran, es aquel que vis­te con za­pa­ti­llas Pom­peii, tie­ne bar­co, lle­va siem­pre tres bo­to­nes des­abro­cha­dos, tie­ne pe­la­zo, es­tu­dia en la CEU San Pa­blo, via­ja a Ibi­za o Mar­be­lla, va a su fin­ca de Se­go­via y sa­le de fiesta con re­ser­va­do. «Per­so­nal­men­te, no te­ne­mos na­da con­tra Ta­bu­re­te, pe­ro no nos gus­ta lo que ha­cen. Ya se lo di­je a Willy [Bár­ce­nas] y hay un tra­to cor­dial en­tre am­bos gru­pos. Tam­po­co nos agra­da lo que ha­ce Mo­rat, pe­ro igual­men­te los res­pe­ta­mos», zan­ja Die­go es­ta par­te de la con­ver­sa­ción.

Ca­ro­li­na Du­ran­te es un cuar­te­to de ami­gos «de ha­ce mu­cho tiem­po» que na­ció ha­ce po­co más de un año a la sa­li­da de un con­cier­to de Be­la­ko y Pe­rro. «Crea­mos el gru­po por en­vi­dia de esos cha­va­les que es­ta­ban ha­cien­do al­go que nos ma­ra­vi­lla­ba. No te­nía­mos prác­ti­ca­men­te idea de mú­si­ca, pe­ro, por aho­ra, nos es­tá sa­lien­do bien», va­lo­ra Die­go. Por aho­ra, han so­bre­sa­li­do con dos EP: Exa­mi­ga (Ca­ye­tano, Ni­ña de hie­lo y 300 gol­pes) y Ne­cro­mán­ti­co (En ve­rano, or­ni­to­fi­lia; La no­che de los muer­tos vi­vien­tes y Ne­cro­mán­ti­co). Ade­más, crea­ron El himno ti­tu­lar pa­ra el Mun­dial de fút­bol, que los hi­zo so­nar en la ra­dio y com­pe­tir —per­dón por la men­ción— con­tra el Des­de Ru­sia con amor de Ta­bu­re­te.

Su es­ti­lo po­dría en­mar­car­se en el in­die pop rock, aun­que hay di­ver­si­dad. «Po­dría de­cir­se que ha­ce­mos pop con al­go de rui­do, pe­ro no nos en­ca­si­lla­mos en nin­gún gé­ne­ro. No en­tra­mos en la sa­la de en­sa­yo y des­car­ta­mos al­go por que no es de nues­tro es­ti­lo. Creo que en lo que he­mos he­cho hay di­ver­si­dad y no mo­no­to­nía. Eso sí, tam­po­co nos va­mos a po­ner a ha­cer trap», ex­pli­ca el vo­ca­lis­ta, quien de­ja cla­ro que es­tán «en­can­ta­dos» por­que es­tá sa­lien­do to­do «ro­da­dí­si­mo». «Es­ta­mos pa­san­do un ve­rano ma­ra­vi­llo­so. Al fi­nal, los fes­ti­va­les nos han acer­ca­do a una can­ti­dad de pú­bli­co que so­lo con bo­los no ha­bría­mos te­ni­do», aña­de. No obs­tan­te, con­si­de­ran que es pron­to pa­ra pen­sar so­lo en la mú­si­ca. «To­do lo que ven­ga, se­rá bien re­ci­bi­do, pe­ro ya he­mos di­cho que que­re­mos ir a nues­tro rit­mo, con cal­ma. Si eso su­po­ne un no a la pro­fe­sio­na­li­za­ción, que sea un no. Te­ne­mos nues­tra vi­da más allá de la mú­si­ca y va a se­guir sien­do así», di­ce Die­go.

En Ga­li­cia se pa­sa­ron por el Fa­ce­la Fest de Lu­go y el Fes­ti­val Ma­rín Vi­vo. Ade­más, tie­nen fe­cha en A Co­ru­ña (Le Club, 23 de no­viem­bre) y pro­ba­ble­men­te mar­quen al­gu­na más. Su pri­mer dis­co es­ta­rá lis­to en el 2019. Ca­ro­li­na Du­ran­te, es­tá cla­ro, ha lle­ga­do pa­ra que­dar­se en el pa­no­ra­ma mu­si­cal es­pa­ñol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.