La ca­sa de Jau­re­gui­zar ten­drá un uso so­cial vin­cu­la­do a la ter­ce­ra edad

Va­re­la pac­ta con el Plan Na­cio­nal so­bre Dro­gas la com­pra del em­ble­má­ti­co in­mue­ble por 170.000 eu­ros

La Voz de Galicia (Arousa) - - Portada - SERXIO GON­ZÁ­LEZ

El al­cal­de de Vi­la­gar­cía, Al­ber­to Va­re­la, se tra­jo de su via­je a Ma­drid de es­ta se­ma­na un pa­que­te de ges­tio­nes en­tre las que des­ta­ca el fu­tu­ro de la Ca­sa de Jau­re­gui­zar, que pa­sa­rá a for­mar par­te del pa­tri­mo­nio mu­ni­ci­pal. El pro­pio re­gi­dor so­cia­lis­ta anun­cia­ba ayer su ad­qui­si­ción al pie del em­ble­má­ti­co in­mue­ble y en com­pa­ñía de los con­ce­ja­les de Be­nes­tar So­cial. Ta­nia García, Ur­ba­nis­mo, Paola María, y Edu­ca­ción, Mi­ro Se­rén. La ci­fra que Ra­ve­lla pa­ga­rá por su com­pra es ver­da­de­ra­men­te ba­ja: 170.000 eu­ros, el pre­cio de par­ti­da que el Plan Na­cio­nal so­bre Dro­gas ha­bía plan­tea­do pa­ra la sa­li­da a subas­ta de es­ta an­ti­gua pro­pie­dad em­bar­ga­da a Mar­cial Do­ra­do. Ob­via­men­te, la pie­za se cae de las pu­jas tras el acuer­do que Va­re­la al­can­zó con la de­le­ga­da del Go­bierno pa­ra el plan de las dro­gas, Azu­ce­na Mar­tí.

«Ho­xe es­ta­mos dian­te dun in­mo­ble moi que­ri­do pa­ra os ve­ci­ños de Vi­la­gar­cía —ex­pli­có el al­cal­de fren­te a la vi­vien­da que se abre a la ca­lle Dou­tor Tou­rón— e te­mos cla­ro que vai ter un uso so­cial e pú­bli­co, aten­den­do aos ha­bi­tan­tes des­te en­torno e, en especial, en be­ne­fi­cio dos mem­bros da ter­cei­ra ida­de». No hay más que com­pro­bar, aña­dió Va­re­la, cuán­ta gen­te ma­yor fre­cuen­ta los jar­di­nes de la pla­za de Es­pa­ña y se ve sin al­ter­na­ti­vas en cuan­to las llu­vias y el frío ha­cen ac­to de pre­sen­cia. Que el Plan Na­cio­nal so­bre Dro­gas se avi-

nie­se a man­te­ner ese pre­cio de sa­li­da, muy in­fe­rior a lo que se pa­ga en el mer­ca­do por so­la­res en el cen­tro de la ca­pi­tal arou­sa­na, es con­se­cuen­cia de la «sen­si­bi­li­da­de de­mos­tra­da po­los seus res­pon­sa­bles», el he­cho de que el ad­qui­rien­te sea una Ad­mi­nis­tra­ción y, por úl­ti­mo, del des­tino so­cial que Ra­ve­lla pre­vé pa­ra la edi­fi­ca­ción, hoy muy de­te­rio­ra­da. El re­gi­dor su­bra­yó que

se tra­ta de un in­mue­ble pro­te­gi­do, que los téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les ana­li­za­rán al de­ta­lle pa­ra con­cre­tar la for­ma en la que se pue­de abor­dar su reha­bi­li­ta­ción.

De mo­men­to, el plan na­cio­nal ga­ran­ti­za al Con­ce­llo fa­ci­li­da­des pa­ra la ma­te­ria­li­za­ción de la ope­ra­ción, una vez que sea apro­ba­da por la jun­ta lo­cal de go­bierno. Así, Ra­ve­lla po­drá com­prar la an­ti­gua ca­sa de la fa­mi­lia Jau­re­gui­zar con car­go a los pre­su­pues­tos del año que vie­ne. La vi­vien­da tie­ne una su­per­fi­cie de qui­nien­tos me­tros, cons­trui­dos so­bre una par­ce­la de se­te­cien­tos me­tros que in­clu­ye un pe­que­ño jar­dín. Cons­ta de dos plan­tas y un apro­ve­cha­mien­to ba­jo cu­bier­ta. Y, aun­que en Ra­ve­lla ape­te­cía la idea de orien­tar la bi­blio­te­ca ha­cia ella, sus di­men­sio­nes, al pa­re­cer, lo des­acon­se­jan.

«Es­ta­mos moi sa­tis­fei­tos po­las xes­tións que le­va­mos a ca­bo, aín­da que ou­tros vaian di­cin­do o con­tra­rio», aña­dió el re­gi­dor re­fe­ren­cia al PP. Unas ges­tio­nes que po­drían ir más allá, ya que el plan se com­pro­me­te a co­mu­ni­car cual­quier po­si­bi­li­dad pa­re­ci­da que va­ya sur­gien­do.

M. MISER

La ca­sa, em­bar­ga­da a Mar­cial Do­ra­do, se­rá reha­bi­li­ta­da al in­cor­po­rar­se al pa­tri­mo­nio mu­ni­ci­pal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.