Co­fra­días de la zo­na va­lo­ran po­si­ti­va­men­te la po­si­bi­li­dad de usar dro­nes pa­ra vi­gi­lar sus ban­cos

Los pó­si­tos de Mu­ros, Noia y Rian­xo re­ci­bie­ron la vi­si­ta de un pro­fe­sio­nal ofer­tán­do­les la úl­ti­ma tec­no­lo­gía pa­ra vi­gi­lar las pla­yas

La Voz de Galicia (Barbanza) - Barbanza local - - PORTADA - A. GERPE

El fur­ti­vis­mo re­pre­sen­ta un azo­te cons­tan­te pa­ra las co­fra­días, bien es ver­dad que pa­ra unas más que pa­ra otras, y se ha de­mos­tra­do que la mo­di­fi­ca­ción le­gis­la­ti­va no ha ser­vi­do pa­ra que dis­mi­nu­ya la pre­sen­cia de ma­ris­ca­do­res ile­ga­les en las pla­yas. Las en­ti­da­des pes­que­ras que pa­de­cen en ma­yor me­di­da el pro­ble­ma, co­mo la de Ca­bo de Cruz, afir­man que el nú­me­ro de guar­da­pes­cas se que­da es­ca­so pa­ra cu­brir el te­rri­to­rio que ad­mi­nis­tran. Ha­cién­do­se eco de es­te pro­ble­ma y apro­ve­chan­do las ven­ta­jas que ofre­cen las nue­vas tec­no­lo­gías, un pro­fe­sio­nal ha vi­si­ta­do los pó­si­tos de Mu­ros, Noia y Rian­xo pa­ra plan­tear el em­pleo de dro­nes en la vi­gi­lan­cia de los are­na­les.

La pro­pues­ta no es des­ca­be­lla­da, y des­de las pro­pias co­fra­días ase­gu­ran que «é o fu­tu­ro». Así lo in­di­có el se­cre­ta­rio de la noie­sa, Ade­lo Frei­re: «A nós pa­ré­ce­nos in­tere­san­te, pe­ro pen­sa­do co­ma un pro­xec­to a me­dio ou lon­go pra­zo». Frei­re se­ña­la que en el mer­ca­do hay apa­ra­tos que aguan­tan vien­tos de 80 ki­ló­me­tros o más, equi­pa­dos con cá­ma­ras noc­tur­nas y con una au­to­no­mía de dos ho­ras.

For­ma­ción y pre­cio

El pa­trón ma­yor de Rian­xo, Mi­guel Án­gel Igle­sias, coin­ci­de en que aca­ba­rán im­plan­tán­do­se sis­te­mas de con­trol de es­te ti­po, pe­ro ma­ni­fies­ta que aho­ra no lo ve via­ble. En el ca­so de su co­fra­día, por­que los gas­tos a rea­li­zar son mu­chos: «Ha­be­ría que mer­car o dron e for­mar a per­soas pa­ra que o ma­ne­xen ou, no seu de­fec- to, con­tra­tar a un pro­fe­sio­nal».

El noiés Ade­lo Frei­re co­men­tó que la pro­pues­ta que ha­ce el es­pe­cia­lis­ta «é máis ben un­ha in­vi­ta­ción pa­ra ver se in­te­re­sa, da­do que el non dis­pón do apa­ra­to que fa­ría fa­lla».

Las ven­ta­jas, co­men­ta el noiés, son múl­ti­ples: «Un dron po­de vi­xiar un­ha gran su­per­fi­cie sen ser de­tec­ta­do, por­que moi­tas ve­ces os fur­ti­vos sa­ben o ca­mi­ño que rea­li­zan os vi­xian­tes en co­che ou en lan­cha». Eso sí, Frei­re sub­ra­ya que en nin­gún ca­so po­dría pres­cin­dir­se de los guar­da­pes­cas.

Tam­po­co en Mu­ros ven des­ca­be­lla­da la idea y el pa­trón ma­yor, Da­niel For­mo­so, ase­gu­ra: «É cou­sa de ana­li­za­lo».

Mien­tras no lle­gan los dro­nes, el pó­si­to mu­ra­dano ha op­ta­do por co­lo­car unos po­ten­tes fo­cos de luz en las pla­yas de Abe­llei­ra y A Vir­xe: «Al­gún re­sul­ta­do es­tán dan­do», ex­pli­ca For­mo­so.

Por su par­te, la co­fra­día de Ca­bo de Cruz, a la que, por cier­to, no ha ido a vi­si­tar el pro­fe­sio­nal de los dro­nes, ya no sa­be qué ha­cer con la in­va­sión de ma­ris­ca­do­res ile­ga­les que se lle­va el bi­val­vo de sus con­ce­sio­nes.

La vi­ce­pa­tro­na ma­yor, Su­sa­na Sil­va, ase­gu­ra­ba ayer: «Hay gru­pos gran­des, de seis o sie­te per­so­nas, que tra­ba­jan de ma­ne­ra si­mul­tá­nea. Los guar­da­pes­cas es­tán a to­pe, no sa­ben a cuál aten­der». Afir­ma que ope­ran en to­das las pla­yas y que les da igual que sea de no­che o de día. Im­po­ten­te por la si­tua­ción que se es­tá vi­vien­do, Su­sa­na Sil­va ma­ni­fies­ta: «Es un pro­ble­ma muy gran­de, aca­ban con to­do».

De­co­mi­so en Ca­bo. La pa­sa­da ma­dru­ga­da, los vi­gi­lan­tes de Ca­bo vol­vie­ron a de­co­mi­sar ma­ris­co, 117 ki­los. Sin em­bar­go, unos fur­ti­vos apro­ve­cha­ron y, mien­tras los guar­da­pes­cas iban a por otro gru­po, se lle­va­ron del co­che del pó­si­to 15 ki­los que ya les...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.