«Mi ob­je­ti­vo es aca­bar con los ro­bos con fuer­za en Amei­xi­da»

La Voz de Galicia (Barbanza) - Barbanza local - - BARBANZA-MUROS-NOIA -

Saúl Díaz pre­si­di­rá el mar­tes los ac­tos del día del pa­trón de la Po­li­cía Na­cio­nal, los San­tos Cus­to­dios, una ce­le­bra­ción que in­clui­rá una mi­sa en la igle­sia de Ri­bei­ra —a las 12.30 ho­ras—, a la que se­gui­rá un ac­to en el res­tau­ran­te Xar­dín en el que se ha­rá en­tre­ga de va­rias dis­tin­cio­nes que pre­mian el his­to­rial pro­fe­sio­nal y los ser­vi­cios con­cre­tos pres­ta­dos por un gru­po de agen­tes.

—En los úl­ti­mos años han au­men­ta­do los de­li­tos te­le­má­ti­cos, ¿cuá­les son los más co­mu­nes?

—El más fre­cuen­te es la es­ta­fa ban­ca­ria por In­ter­net a tra­vés de car­gos no au­to­ri­za­dos en la tar­je­ta de cré­di­to. Los delincuentes se ha­cen con las cla­ves y con­tra­se­ñas, y ha­cen ope­ra­cio­nes on-li­ne en las que no se ne­ce­si­ta la tar­je­ta fí­si­ca. Hay in­fi­ni­dad de mo­dus ope­ran­di, aun­que lo más co­mún es que sea a tra­vés de un spam que lle­ga al co­rreo elec­tró­ni­co ha­cién­do­se pa­sar por una en­ti­dad ban­ca­ria que so­li­ci­ta ac­tua­li­zar o re­vi­sar los da­tos a cam­bio de un pre­mio. La gen­te pien­sa que accede a la web de su ban­co, pe­ro en reali­dad es­tá en­tran­do en una pá­gi­na fal­sa que si­mu­la ser real. No so­lo se ha­cen pa­sar por ban­cos, sino tam­bién por com­pa­ñías de la luz o ae­ro­lí­neas, y lue­go tam­bién hay gen­te que es­ta­fa a tra­vés de las pá­gi­nas de com­pra-ven­ta de ar­tícu­los de se­gun­da mano, tú com­pras un iP­ho­ne 6 y te lle­ga una ca­ja con una pie­dra den­tro.

—¿Se lo­gra des­cu­brir a los delincuentes te­le­má­ti­cos?

—La de­lin­cuen­cia tec­no­ló­gi­ca va muy por de­lan­te. En mu­chos ca­sos se lo­gra de­tec­tar don­de se ori­gi­na la es­ta­fa, pe­ro to­da la­bor po­li­cial es muy com­pli­ca­da y com­ple­ja, por­que sue­len ser te­mas in­ter­na­cio­na­les que nor­mal­men­te tie­nen que ir por co­mi­sio­nes ro­ga­to­rias que se ha­cen muy len­ta­men­te.

—¿Qué ob­je­ti­vos prio­ri­ta­rios se ha mar­ca­do des­de que ha lle­ga­do al pues­to?

—En pri­mer lu­gar, mi ob­je­ti­vo es aca­bar con los ro­bos con fuer­za en Amei­xi­da y en to­da la pa­rro­quia de Cas­ti­ñei­ras. Ya se han es­cla­re­ci­do cua­tro ca­sos, y se ha de­te­ni­do a va­rias per­so­nas. Ade­más, se con­ti­núa in­ves­ti­gan­do, se ha re­for­za­do la vi­gi­lan­cia en la zo­na y es­ta­mos en­ci­ma de ellos. Creo que pron­to to­do es­te tra­ba­jo da­rá sus fru­tos. Ade­más, otro ob­je­ti­vo es con­ti­nuar lu­chan­do con­tra la vio­len­cia de gé­ne­ro, que es otro te­ma que preo­cu­pa mu­cho, y par­ti­ci­par en to­dos los au­xi­lios hu­ma­ni­ta­rios, por­que tam­bién es una ayu­da al ciu­da­dano. Asi­mis­mo, te­ne­mos que in­sis­tir en la coor­di­na­ción con la Po­li­cía Lo­cal, ya que es muy ne­ce­sa­rio su apo­yo pa­ra rea­li­zar to­do ti­po de ope­ra­cio­nes y man­te­ner la se­gu­ri­dad ciu­da­da­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.