HA­CIA EL CO­CHE AU­TÓ­NO­MO Cá­ma­ras, ra­da­res y sis­te­mas lá­ser pa­ra el au­to­mó­vil sin con­duc­tor.

LOS VEHÍCU­LOS AU­TÓ­NO­MOS O SEMIAUTÓNOMOS TO­MAN DE­CI­SIO­NES POR NO­SO­TROS DU­RAN­TE LA CON­DUC­CIÓN GRA­CIAS A LA IN­FOR­MA­CIÓN QUE LES APOR­TAN SUS MÚL­TI­PLES SEN­SO­RES Y CÁ­MA­RAS. TO­DA­VÍA TIE­NEN CA­MINO POR RE­CO­RRER, PE­RO YA SON UNA GRAN AYU­DA PA­RA LA CON­DUC­CIÓN.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - OPINIÓN - Por Da­vid Se­ran­tes

La con­duc­ción au­tó­no­ma de vehícu­los to­da­vía no ha al­can­za­do la ma­du­rez ab­so­lu­ta, más bien al con­tra­rio, es­tá en una eta­pa de cre­ci­mien­to cons­tan­te. A día de hoy es di­fí­cil in­clu­so de­li­mi­tar si un vehícu­lo es au­tó­no­mo, ya que el con­trol de cru­ce­ro no se­ría au­tó­no­mo por sí mis­mo, pe­ro cam­bia­ría el con­cep­to si los con­tro­les au­to­má­ti­cos de dis­tan­cia en fun­ción de las ne­ce­si­da­des de con­duc­ción en­tra­sen en jue­go o el con­trol de cru­ce­ro se con­vier­te en adap­ta­ti­vo gra­cias a la pre­sen­cia de ra­da­res que se en­car­gan de de­tec­tar el trá­fi­co que cir­cu­la a nues­tro al­re­de­dor, aler­tar­nos co­mo con­duc­to­res del pe­li­gro y a la vez ajus­tar la ve­lo­ci­dad del vehícu­lo.

Los gra­dos de au­to­no­mía de los sis­te­mas de con­duc­ción es­tán ta­bu­la­dos en cin­co ni­ve­les. Ni­vel 0, en el que el con­duc­tor se basta por sí mis­mo; Ni­vel 1, en el que se dis­po­ne de asis­ten­cias pa­ra la con­duc­ción co­mo el con­trol de cru­ce­ro; Ni­vel 2, con al­gu­nos sis­te­mas au­to­ma­ti­za­dos co­mo el de aler­ta de cam­bio de ca­rril; y Ni­vel 3, en el que el con­duc­tor mo­ni­to­ri­za el sis­te­ma e in­ter­vie­ne cuan­do es ne­ce­sa­rio. En es­te ni­vel 3 es en el que se es­tá tra­ba­jan­do, pe­ro nin­gún fa­bri­can­te de co­ches lo ha al­can­za­do con vehícu­los en pro­duc­ción, aun­que se han fa­bri­ca­do al­gu­nos vehícu­los pa­ra de­mos­tra­cio­nes. La le­gis­la­ción de al­gu­nos paí­ses tra­ba­ja ya en la ad­mi­sión de vehícu­los Ni­vel 3, lo que se es­pe­ra pa­ra los años 2020-2021. Y que­da­rían los ni­ve­les 4 y 5, de al­ta y to­tal au­to­ma­ti­za­ción, res­pec­ti­va­men­te, que tar­da­rán más años en lle­gar al usua­rio.

Los sen­so­res que ne­ce­si­tan es­tos vehícu­los pa­ra una cir­cu­la­ción más se­gu­ra que la que po­de­mos lo­grar sin nin­gún ti­po de ayu­da son de tres tipos fun­da­men­tal­men­te: cá­ma­ras, ra­da­res y sis­te­mas LIDAR. Son sis­te­mas com­ple­men­ta­rios y que en­tran en fun­cio­na­mien­to en di­fe­ren­tes mo­men­tos de la con­duc­ción pa­ra apor­tar la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria y de­tec­tar cual­quier ano­ma­lía que afec­te a la au­to­no­mía que le que­re­mos de­le­gar al vehícu­lo.

Las cá­ma­ras in­cor­po­ran un sen­sor de ima­gen que se en­car­ga de iden­ti­fi­car cual­quier ti­po de se­ñal en la ca­rre­te­ra, la iden­ti­fi­ca­ción de las lí­neas que de­li­mi­tan los ca­rri­les, cual­quier ti­po de ano­ma­lía que se presenta o un obs­tácu­lo im­pre­vis­to. La re­cep­ción de es­tas imá­ge­nes del con­jun­to de cá­ma­ras in­cor­po­ra­das en la ca­rro­ce­ría ofre­ce una vis­ta tri­di­men­sio­nal de lo que es­tá su­ce­dien­do al­re­de­dor del vehícu­lo. Una gran in­for­ma­ción que sin em­bar­go pue­de no ser su­fi­cien­te en de­ter­mi­na­das cir­cuns­tan­cias. Por eso es im­por­tan­te dis­po­ner de otros sen­so­res que au­men­ten el gra­do de in­for­ma­ción.

Los ra­da­res se in­cor­po­ran en los vehícu­los au­tó­no­mos pa­ra co­no­cer ca­rac­te­rís­ti­cas de los ob­je­tos que lo ro­dean, so­bre to­do la ve­lo­ci­dad a la que es­tos se es­tán apro­xi­man­do. Tie­nen un ran­go de al­can­ce ma­yor que el que se otor­ga a los ul­tra­so­ni­dos uti­li­za­dos en los sen­so­res de apar­ca­mien­to y por es­to ofre­cen una reali­dad com­ple­men­ta­ria a la que apor­tan las imá­ge­nes to­ma­das por las cá­ma­ras.

Por úl­ti­mo se dis­po­ne de los sis­te­mas LIDAR, que uti­li­zan el lá­ser pa­ra la de­tec­ción de ob­je­tos. Fun­cio­nan muy bien con po­ca luz y con bri­llos, au­men­tan­do el ni­vel de de­ta­lle res­pec­to a los ra­da­res o los ul­tra­so­ni­dos, pe­ro ne­ce­si­tan to­da­vía las cá­ma­ras pa­ra di­fe­ren­ciar los co­lo­res de las se­ña­les, por ejem­plo.

Es­tos sen­so­res in­cor­po­ra­dos a los vehícu­los has­ta la fe­cha no son su­fi­cien­tes pa­ra ofre­cer una con­duc­ción au­tó­no­ma se­gu­ra pa­ra el con­duc­tor y pa­ra el res­to de usua­rios de las vías. Las de­ci­sio­nes hu­ma­nas en la con­duc­ción se ven re­for­za­das por es­tas ayu­das y au­men­tan los ni­ve­les de se­gu­ri­dad vial gra­cias a ellos, pe­ro no se anu­lan. La tec­no­lo­gía ayu­da a la se­gu­ri­dad.

«

Los sis­te­mas LIDAR usan el lá­ser pa­ra la de­tec­ción de ob­je­tos con más de­ta­lle que el ra­dar o los ul­tra­so­ni­dos

CIR­CU­LAR SIN TO­CAR EL VO­LAN­TE La tec­no­lo­gía ac­tual ya lo per­mi­te, gra­cias al con­trol de cru­ce­ro adap­ta­ti­vo y la aler­ta ac­ti­va de cam­bio in­vo­lun­ta­rio de ca­rril (que nos de­vuel­ve a la tra­za­da co­rrec­ta). Pe­ro no es se­gu­ro.

PRUE­BAS DES­DE HA­CE AÑOS Los fa­bri­can­tes de au­to­mó­vi­les lle­van mu­cho tiem­po en­sa­yan­do sis­te­mas pa­ra la con­duc­ción au­tó­no­ma. A la iz­quier­da, cá­ma­ras so­bre el techo de un Acu­ra en una fe­ria del mo­tor en Los Án­ge­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.