FE­RRA­RI DAYTONA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - PORTADA - Por Ig­na­cio Ferreiro Gon­zá­lez

Re­pa­sa­mos la his­to­ria de es­te mo­de­lo mí­ti­co y de otros au­to­mó­vi­les del di­se­ña­dor Leonardo Fio­ra­van­ti, au­tor tam­bién del F40.

DU­RAN­TE MÁS DE DOS DÉ­CA­DAS DE TRA­BA­JO PA­RA PI­NIN­FA­RI­NA, LOS DI­SE­ÑOS EN LOS QUE LEONARDO FIO­RA­VAN­TI CONJUGABA MA­GIS­TRAL­MEN­TE ES­TÉ­TI­CA Y AE­RO­DI­NÁ­MI­CA TEN­DRÁN SU MÁ­XI­MO EX­PO­NEN­TE EN LOS ES­PEC­TA­CU­LA­RES MO­DE­LOS DE FE­RRA­RI, DES­DE EL DAYTONA DE 1968 AL F40 DE 1986. FIO­RA­VAN­TI LLE­GÓ A SER DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE FE­RRA­RI, ADE­MÁS DE TRA­BA­JAR PA­RA CLIEN­TES CO­MO MER­CE­DES-BENZ, TOYOTA, PEU­GEOT O HYUN­DAI.

1966 no ha­bía si­do un buen año pa­ra la Fe­rra­ri. Los Ford GT40 ha­cían tri­ple­te en Le Mans, rom­pien­do la ra­cha de seis vic­to­rias con­se­cu­ti­vas del fa­bri­can­te ita­liano, que nun­ca vol­ve­ría a ser ga­na­dor ab­so­lu­to de la prue­ba, y Lam­borg­hi­ni asom­bra­ba con su Miu­ra de mo­tor cen­tral, ca­paz de ba­tir en ve­lo­ci­dad a los mo­de­los de ca­lle de Ma­ra­ne­llo.

La reac­ción no se ha­cía es­pe­rar. En la primera prue­ba del ca­len­da­rio de 1967, las 24 Ho­ras de Daytona ce­le­bra­das en fe­bre­ro de aquel año, Fe­rra­ri ba­tía a los Ford en su pro­pia ca­sa, ocu­pan­do los tres pri­me­ros pues­tos. Y el si­guien­te mo­de­lo co­mer­cial del fa­bri­can­te, el 365 GTB/4 pre­sen­ta­do en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Pa­rís de 1968, re­cu­pe­ra­ba el ce­tro co­mo el au­to­mó­vil de pro­duc­ción más rá­pi­do del mo­men­to. El nue­vo mo­de­lo se­ría bau­ti­za­do por la pren­sa con el so­bre­nom­bre de Daytona en re­cuer­do de la ges­ta del año an­te­rior, y en sus in­cur­sio­nes en com­pe­ti­ción lle­ga­ría a ser ven­ce­dor en su ca­te­go­ría de aque­lla mis­ma prue­ba, en 1979, co­mo lo se­ría tam­bién en cla­se GT en Le Mans en 1972, 1973 y 1974.

Equi­pa­do con un mo­tor V12 de 4,4 li­tros, 365 cc por ci­lin­dro y 4 ár­bo­les de le­vas, de los que to­ma su nom­bre, y man­te­nien­do aún la con­fi­gu­ra­ción tra­di­cio­nal de los Gran Tu­ris­mo, mo­tor de­lan­te­ro y trac­ción tra­se­ra, fren­te al mo­tor cen­tral que Fe­rra­ri adop­ta­ría ya en los mo­de­los pos­te­rio­res, el Daytona no se en­con­tra­ba en los pla­nes del fa­bri­can­te. Era en reali­dad el re­sul­ta­do de una pro­pues­ta desa­rro­lla­da por su cuen­ta por uno de los di­se­ña­do­res que en­ton­ces tra­ba­ja­ban pa­ra Pi­nin­fa­ri­na, Leonardo Fio­ra­van­ti, a par­tir del cha­sis y me­cá­ni­ca del mo­de­lo an­te­rior, el 275 GTB/4 de 1965, que tras ser pre­sen­ta­da a Ser­gio Sca­gliet­ti, re­ci­bía fi­nal­men­te la apro­ba­ción per­so­nal de En­zo Fe­rra­ri.

Fio­ra­van­ti ha­bía na­ci­do en Milán en 1938, el mis­mo año del na­ci­mien­to de Marcelo Gan­di­ni y Gior­giet­to Giu­gia­ro, y cur­sa­do es­tu­dios de ae­ro­di­ná­mi­ca y di­se­ño de ca­rro­ce­rías en el Po­li­téc­ni­co de aque­lla ciu­dad, don­de ten­dría co­mo pro­fe­sor al in­ge­nie­ro An­to­nio Fes­sia, res­pon­sa­ble de los Lan­cia Fla­mi­nia, Fla­via y Ful­via, que ter­mi­na­da su for­ma­ción le re­co­men­da­ba pa­ra in­cor­po­rar­se a Pi­nin­fa­ri­na. Des­de su tras­la­do a Cam­biano en 1964, par­ti­ci­pa­rá, y se­rá fi­nal­men­te res­pon­sa­ble, de gran par­te de los pro­to­ti­pos y di­se­ños pa­ra di­ver­sos fa­bri­can­tes, en­tre los que so­bre­sa­len los desa­rro­lla­dos pa­ra Fe­rra­ri, cu­yos mo­de­los se­gui­rán du­ran­te ca­si 20 años la lí­nea mar­ca­da por Fio­ra­van­ti.

Tras ha­ber ocu­pa­do los car­gos de

« Fio­ra­van­ti im­plan­ta­ría en Pi­nin­fa­ri­na la uti­li­za­ción del tú­nel de vien­to

di­rec­tor del De­par­ta­men­to de In­ves­ti­ga­ción y di­rec­tor ge­ne­ral, Fio­ra­van­ti de­ja Pi­nin­fa­ri­na en 1987 pa­ra es­ta­ble­cer con sus hi­jos su pro­pia em­pre­sa en las afue­ras de Tu­rín, Fio­ra­van­ti Slr, en la que des­de en­ton­ces al­ter­na­rá los pro­yec­tos de ar­qui­tec­tu­ra con los de au­to­mo­ción y di­se­ño in­dus­trial. De 1988 a 1991 tra­ba­ja­rá ade­más pa­ra el Gru­po Fiat, ini­cial­men­te co­mo di­rec­tor ge­ne­ral de Fe­rra­ri, y des­pués co­mo di­rec­tor de los cen­tros de di­se­ño de Fiat y de Al­fa Romeo, y a par­tir de aque­lla fe­cha se­gui­rá tra­ba­jan­do des­de su es­tu­dio tan­to pa­ra es­tas mar­cas co­mo pa­ra clien­tes co­mo Mer­ce­des-Benz, Toyota, Peu­geot o Hyun­dai, ade­más de desa­rro­llar pro­pues­tas pro­pias. A par­tir de 2012 se­rá ade­más con­sul­tor del Bei­jing Au­to­mo­ti­ve In­dustry Hol­ding Co, BAIC, uno de los más im­por­tan­tes gru­pos de la emer­gen­te in­dus­tria del au­to­mó­vil chi­na.

Aun­que nun­ca co­rre­rían ba­jo el pa­tro­ci­nio de la mar­ca, las ver­sio­nes del 356 GTB/4 Com­pe­ti­zio­ne ob­ten­drían bri­llan­tes re­sul­ta­dos en los cir­cui­tos

CE­LE­BRAN­DO EL 40 CUM­PLEA­ÑOS F40, un su­per­co­che que en 1986 era el más rá­pi­do del mun­do.

LA AL­TER­NA­TI­VA MÁS ASE­QUI­BLE En 1975 se pre­sen­ta­ba el 308 GTB, el más ba­jo de la ga­ma.

EL PRI­ME­RO CON MO­TOR CEN­TRAL El 512 Ber­li­net­ta Bo­xer sus­ti­tuía en 1973 al Daytona.

LA LE­YEN­DA DE LOS 80 A par­tir de 1984 el Tes­ta­ros­sa re­le­va­ba al 512 BB.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.