En Ga­li­cia hu­bo dé­fi­cit de ma­ris­co por mi cul­pa”

Jai­me sal­tó de «La ca­sa de pa­pel» al es­tre­lla­to. Y aun­que se­gui­rá tras la más­ca­ra de Den­ver, es­te mes ha­ce do­ble­te en la car­te­le­ra. «La som­bra de la ley», que se es­tre­nó el jue­ves, nos mues­tra de nue­vo su fa­ce­ta gue­rri­lle­ra. «A ve­ces me di­go: ‘Jai­me, tien

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - RESPONDE -

de la gue­rra por sus ideas. —A cos­ta de lo que sea, sí. Es el con­tra­pun­to del per­so­na­je de Pa­co Tous, que es Sal­va­dor y es qui­zás el que más se acer­ca al so­cia­lis­mo. León no, es to­do lo con­tra­rio. Se ha da­do cuen­ta de que so­lo a tra­vés de la vio­len­cia pue­de cam­biar las co­sas y es­tá dis­pues­to a ser muy gue­rri­lle­ro.

—¿Tie­nes ese pun­to gue­rri­lle­ro tú, o no tie­nes na­da que ver con él? —No ten­go ab­so­lu­ta­men­te na­da que ver. En­tien­do la mo­ti­va­ción del cam­bio, pe­ro no es­toy a fa­vor de la vio­len­cia ni mu­cho me­nos. Creo que por muy mal que se ha­gan las co­sas, la vio­len­cia nun­ca va a ser el ca­mino del cam­bio.

—Y de nue­vo jun­to a Pa­co Tous. —Sí, yo es­toy en­can­ta­dí­si­mo, yo ha­ría to­dos los tra­ba­jos del mun­do con él. Des­de que coin­ci­di­mos en La ca­sa de pa­pel nos en­ten­di­mos de ma­ra­vi­lla, nos que­re­mos mu­chí­si­mo y tra­ba­jo muy a gus­to con él. Me ha en­se­ña­do mu­chí­si­mo.

—Siem­pre te ve­mos con per­so­na­jes de cla­se obre­ra que se sa­can las cas­ta­ñas del fue­go. —To­tal­men­te, ja, ja. Los pa­pe­les siem­pre son de gen­te que ha en­ve­je­ci­do un po­co an­tes de tiem­po qui­zás. Y yo me lo pa­so muy bien ha­cién­do­los, creo que tie­nen un fon­do hu­mano muy in­tere­san­te. Aun­que bueno, tam­bién ten­go ga­nas de ha­cer otras co­sas que gra­cias a Dios es­toy ha­cien­do aho­ra.

—Eso tam­bién tie­ne al­go en co­mún con Den­ver, tu per­so­na­je de «La ca­sa de pa­pel». Fue una ca­ta­pul­ta. —Sí, eso yo creo que fue LA ca­ta­pul­ta, ja, ja. Gra­cias a La ca­sa de pa­pel aho­ra mi tra­ba­jo se ve y la gen­te pue­de con­tar con­mi­go pa­ra los pro­yec­tos. Ha si­do la pla­ta­for­ma don­de el tra­ba­jo de to­dos ha sa­li­do a la luz. Es­toy muy agra­de­ci­do.

—Yo me en­gan­ché cuan­do se emi­tía en la te­le, an­tes de que lle­ga­se a Net­flix, y aho­ra es un au­tén­ti­co fe­nó­meno. Có­mo cam­bian las co­sas cuan­do lo mis­mo lo ofre­ces de di­fe­ren­te ma­ne­ra. —To­tal­men­te, sí, sí. El pla­to don­de lo sir­ven te lo cam­bia y se ha­ce co­mo más

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.