El po­lé­mi­co Ru­bia­les ga­na las elec­cio­nes a la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol

El ex pre­si­den­te de la AFE su­peró a Juan Luis La­rrea por 80 vo­tos a 56, por lo que es­ta­rá al fren­te del fút­bol es­pa­ñol los dos pró­xi­mos años, en los que pro­me­te «or­den y trans­pa­ren­cia»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada -

Luis Ma­nuel Ru­bia­les Be­jar es el nue­vo pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol (FEF), al su­pe­rar con cla­ri­dad por 80 vo­tos a 56 a Juan Luis La­rrea en la Asam­blea Ge­ne­ral ce­le­bra­da en la Ciu­dad del Fút­bol de Las Ro­zas. Hu­bo un vo­to en blan­co que mu­chos atri­bu­ye­ron al se­lec­cio­na­dor Ju­len Lo­pe­te­gui, y los vo­tos to­ta­les fue­ron 137, ya que Ia­go As­pas, in­ter­na­cio­nal del Cel­ta, y Pe­dro León, cen­tro­cam­pis­ta del Ei­bar, fue­ron los dos úni­cos au­sen­tes en­tre los fut­bo­lis­tas de com­pe­ti­cio­nes pro­fe­sio­na­les y no pro­fe­sio­na­les. De es­ta for­ma, Luis Ru­bia­les, que ya des­de sus úl­ti­mos me­ses al fren­te de AFE se mo­vió pa­ra al­can­zar la pre­si­den­cia de la fe­de­ra­ción, di­ri­gi­rá aho­ra el fút­bol es­pa­ñol has­ta el 2020, ya que se ha con­su­mi­do un año del man­da­to des­de que fue ele­gi­do Vi­llar, que ya ha­bía con­vo­ca­do las elec­cio­nes con do­ce me­ses de re­tra­so.

Ru­bia­les, que de­jó la Aso­cia­ción de Fut­bo­lis­tas Es­pa­ño­les (AFE) pa­ra sus­ti­tuir a Vi­llar, del que fue su del­fín, arre­ba­tó al me­nos 12 de los apo­yos que fir­ma­ron pa­ra que La­rrea for­ma­li­za­se su can­di­da­tu­ra. «Quie­ro de­vol­ver la con­fian­za que el fút­bol es­pa­ñol me brin­da. Le doy las gra­cias a mis pa­dres y a to­dos mis se­res que­ri­dos. Tam­bién quie­ro dar lu­gar a to­dos los es­ta­men­tos del fút­bol. Voy a ha­cer una fe­de­ra­ción de to­dos, me­jor, de éli­te, trans­pa­ren­te, que cui­de al fút­bol mo­des­to. Es­te es un pro­yec­to plu­ral, que ten­drá con­trol», ase­gu­ró Ru­bia­les, cri­ti­ca­do pre­ci­sa­men­te por su fal­ta de trans­pa­ren­cia en el sin­di­ca­to y su au­to­ri­ta­ris­mo. «Mi com­pro­mi­so es dar­lo to­do por la fe­de­ra­ción. La mu­jer, el fút­bol sa­la, el fút­bol pla­ya... to­dos tie­nen que es­tar aquí. He­mos da­do un pa­so ha­cia el fu­tu­ro. Ten­de­re­mos la mano a to­das las ins­ti­tu­cio­nes, tan­to a ni- vel na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal. Na­die nos va a ga­nar a tra­ba­jo. El cam­bio es im­pa­ra­ble. Han si­do mi­les de ki­ló­me­tros», afir­mó.

Re­par­to de in­gre­sos

Luis Ru­bia­les, de 40 años y que es­tu­dió en­fer­me­ría ade­más de ser abo­ga­do, ase­gu­ró que con él «ga­na el fút­bol», aun­que sa­be que aho­ra «to­ca cons­truir». De­ta­lló su plan a se­guir en «una fe­de­ra­ción mo­der­na, pa­ra to­dos y lí­der en trans­pa­ren­cia». Es­ta­rá cen­tra­do en un re­par­to más equi­ta­ti­vo de los in­gre­sos, en lo­grar una re­no­va­ción ar­bi­tral «tras es­cu­char a los co­le­gia­dos», in­sis­te que ha­ya más trans­pa­ren­cia en to­dos los ám­bi­tos y po­ten­ciar el fút­bol fe­me­nino, ade­más de lo­grar que el fút­bol sa­la sea olím­pi­co y apo­yar al fút­bol mo­des­to «con mu­chos más in­gre­sos. Se cam­bia­rá el mo­de­lo de Se­gun­da B y Ter­ce­ra pe­ro es­cu­chan­do a to­do el mun­do». Pa­ra ello, pro­me­tió «ha­cer un ór­gano de buen go­bierno, ex­terno a la fe­de­ra­ción. Es im­por­tan­te ver có­mo es­tá la ca­sa a ni­vel eco­nó­mi­co», re­co­no­ció an­tes de anun­ciar una «au­di­to­ría en­se­gui­da».

Pe­se a su ma­la re­la­ción con Javier Te­bas in­sis­tió en que lle­ga con ga­nas de cam­biar la di­ná­mi­ca y ha­blar con to­dos. El pre­si­den­te de la Li­ga hi­zo un ges­to de acer­ca­mien­to al nue­vo pre­si­den­te a tra­vés de las re­des so­cia­les: «En­ho­ra­bue­na Luis Ru­bia­les por su elec­ción co­mo pre­si­den­te de la FEF. Tie­ne mi mano ten­di­da pa­ra con­ti­nuar la co­la­bo­ra­ción ins­ti­tu­cio­nal con la Li­ga ini­cia­da ha­ce unos me­ses, y mi de­seo de que acier­te en su ges­tión con to­das las me­jo­ras vi­ta­les que ne­ce­si­ta el fút­bol afi­cio­na­do», deseó el pre­si­den­te de la pa­tro­nal.

Ali­ge­rar el ca­len­da­rio

Más fá­cil que con La Li­ga se in­tu­ye su re­la­ción con su an­ti­gua ca­sa, la AFE, aho­ra pre­si­di­da por Da­vid Agan­zo, al que co­lo­có el propio Ru­bia­les al em­pren­der su ca­rre­ra ha­cia la pre­si­den­cia de la fe­de­ra­ción. Ru­bia­les re­co­no­ció que an­tes de me­ter­se den­tro de la ca­sa de­be co­no­cer bien to­dos los ám­bi­tos de la FEF y se re­fi­rió a su preo­cu­pa­ción por ali­ge­rar el ca­len­da­rio. Re­co­no­ció que tras el re­sul­ta­do dio «la mano a La­rrea», des­ta­can­do la «va­len­tía» mos­tra­da por el vas­co, que se fue sin aten­der a los me­dios al­go afec­ta­do. Ru­bia­les re­co­no­ció que le gus­tó «mu­cho que Gor­ka, su hi­jo y que fue fut­bo­lis­ta, me ha da­do un abra­zo», ex­pli­có con tono con­ci­lia­dor.

«No ha­brá lim­pia en la fe­de­ra­ción, por­que la ba­se es muy bue­na» «[Vi­llar] Es­tá en­cau­sa­do y tie­ne que de­fen­der­se, apar­te de que de­be res­pe­tar­se la pre­sun­ción de inocen­cia» «Te­bas y yo po­de­mos lle­gar a acuer­dos» Luis Ru­bia­les Pre­si­den­te de la FEF

J. P. GANDUL EFE

Ru­bia­les pre­si­di­rá la fe­de­ra­ción es­pa­ño­la los dos pró­xi­mos años, has­ta el 2020.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.