La era pos-Mer­kel arran­ca con el pie de­re­cho pa­ra Ka­rren­bauer

La Voz de Galicia (Barbanza) - - INTERNACIONAL - PA­TRI­CIA BAELO Bo­ris John­son cree que May di­mi­ti­rá si pier­de la vo­ta­ción del mar­tes

«El re­ga­lo de des­pe­di­da pa­ra An­ge­la Mer­kel». Así se re­fe­ría la pren­sa a la elec­ción de An­ne­gret Kramp-Ka­rren­bauer, alia­da de la can­ci­ller ale­ma­na, co­mo su su­ce­so­ra al fren­te de la Unión Cris­tia­no­de­mó­cra­ta (CDU). Gra­cias a la co­no­ci­da co­mo AKK, la man­da­ta­ria, que ha de­ja­do la pre­si­den­cia del par­ti­do con­ser­va­dor tras 18 años, se ase­gu­ra de que al me­nos por el mo­men­to po­drá cum­plir su ob­je­ti­vo de se­guir a car­go del Eje­cu­ti­vo has­ta ago­tar la le­gis­la­tu­ra en eñl 2021.

La es­tra­te­gia no es­tá exen­ta de ries­gos y so- lo el tiem­po di­rá si la nue­va lí­der cris­tia­no­de­mó­cra­ta es ca­paz de de­te­ner la fu­ga de vo­tos que su­fre la for­ma­ción des­de ha­ce tres años. So­bre to­do por el flan­co de­re­cho, re­pre­sen­ta­do por el ul­tra AfD, que, tras ca­pi­ta­li­zar el cre­cien­te re­cha­zo de la po­bla­ción a la lle­ga­da de re­fu­gia­dos al país, que­dó ter­ce­ro en las ge­ne­ra­les del 2017 y se ha co­la­do en to­das las Cá­ma­ras re­gio­na­les.

Por tan­to no es de ex­tra­ñar que AKK, la más mo­de­ra­da de los as­pi­ran­tes a re­le­var a Mer­kel, ini­cia­ra su man­da­to con el pie de­re­cho. So­lo un día des­pués de ser ele­gi­da, apos­tó por que la CDU ad­quie­ra un se­llo más con­ser­va­dor de la mano de Paul Zie­miak, has­ta ayer je­fe de las ju­ven­tu­des cris­tia­no­de­mó­cra­tas, co­mo nue­vo se­cre­ta­rio ge­ne­ral. Un pues­to cla­ve pa­ra re­de­fi­nir el rum­bo de la for­ma­ción.

«De­be­mos ser el par­ti­do del Es­ta­do de de­re­cho», de­cla­ró Zie­miak des­de Ham­bur­go jus­to des­pués de re­ci­bir el vis­to bueno del 62,8 % de los 1.001 de­le­ga­dos del con­gre­so fe­de­ral de la CDU. Un re­sul­ta­do muy po­bre fren­te al 99 % que ob­tu­vo la pro­pia AKK al ocu­par la se­cre­ta­ría ge­ne­ral el pa­sa­do mar­zo a pe­ti­ción de la can­ci­ller, y que re­fle­ja una vez más la po­la­ri­za­ción en­tre los que de­ba­ten en­tre man­te­ner­se en el cen­tro o vi­rar a la de­re­cha.

Zie­miak, de 33 años, es ín­ti­mo del mi­nis­tro de Sa­ni­dad, Jens Spahn, y re­pre­sen­tan­te, al igual que él y que Frie­drich Merz, los can­di­da­tos que se dispu­taron la pre­si­den­cia de la CDU con AKK, del ala más con­ser­va­do­ra de la for­ma­ción. Con su nom­bra­mien­to, Kramp-Ka­rren­bauer bus­ca con­ci­liar las dos lí­neas que rei­nan en sus fi­las, la de que aque­llos que cri­ti­can a Mer­kel por ha­ber abier­to la fron­te­ra a los in­mi­gran­tes y la de los que la de­fien­den.

La nue­va lí­der sa­be que el vier­nes se im­pu­so a sus ri­va­les con un es­tre­chí­si­mo mar­gen del 52 %, fren­te al 48 % de los su­fra­gios que con­si­guió Merz en la se­gun­da vuel­ta. «Ofer­ta de paz», ti­tu­ló Der Spie­gel so­bre la ma­nio­bra de AKK, que in­sis­te en de­fen­der que «el par­ti­do no es­tá di­vi­di­do».

Apo­yo al pac­to mi­gra­to­rio

«Una pre­si­den­cia no pue­de ac­tuar so­la, ne­ce­si­ta un fuer­te equi­po», ar­gu­men­tó Kramp-Ka­rren­bauer en­tre crí­ti­cas que le re­cuer­dan que la cri­sis del bi­par­ti­dis­mo ale­mán no so­lo se evi­den­cia en el tras­va­se de apo­yos ha­cia la ul­tra­de­re­cha, sino tam­bién ha­cia Los Ver­des, for­ma­ción mi­no­ri­ta­ria que ocu­pa el se­gun­do pues­to en in­ten­ción de vo­to por de­trás de la CDU.

Por lo pron­to, la eu­ro­peís­ta AKK ya ha lo­gra­do su pri­mer ob­je­ti­vo, con la apro­ba­ción por cla­ra ma­yo­ría del Pac­to Mun­dial pa­ra la Mi­gra­ción de la ONU, pe­se al es­cep­ti­cis­mo de los de­le­ga­dos de­re­chis­tas. El bro­che con el que con­cluía ayer un con­gre­so con­ser­va­dor que des­pe­día a Mer­kel ha­blan­do del mis­mo te­ma que ha mo­ti­va­do su re­ti­ra­da: la avan­za­da ul­tra den­tro y fue­ra de sus fron­te­ras. El ex­mi­nis­tro bri­tá­ni­co de Ex­te­rio­res Bo­ris John­son ha he­cho saber a sus alia­dos del Par­ti­do Con­ser­va­dor que es­pe­ren la di­mi­sión de The­re­sa May tras la vo­ta­ción del acuer­do del bre­xit el pró­xi­mo mar­tes. La re­nun­cia se pro­du­ci­ría el miér­co­les, un día des­pués de que la Cá­ma­ra de los Co­mu­nes vo­te el pac­to del bre­xit con­sen­sua­do con Bru­se­las, y don­de se es­pe­ra que mu­chos dipu­tados (con­ser­va­do­res y de la opo­si­ción) vo­ta­rán en con­tra el día 11.

Paul Zie­miak.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.