El ca­len­da­rio más especial, el de los ni­ños de Alou­mi­ños

La Voz de Galicia (Carballo) - Carballo local - - BERGANTIÑOS-SONEIRA-FISTERRA -

El 2017 fue el año de los va­lo­res, el 2018 el de los tras­tor­nos de neu­ro­de­sa­rro­llo y, es­te 2019, el de los ni­ños. Alou­mi­ños, aso­cia­ción de per­so­nas con ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas, dio a co­no­cer en Car­ba­llo su ca­len­da­rio anual: que­rían ha­cer al­go di­fe­ren­te, así que se les ocu­rrió ha­cer par­tí­ci­pes a los pe­que­ños, sen­si­bi­li­zán­do­los des­de los co­le­gios acer­ca de las ne­ce­si­da­des es­pe­cia­les. Con­vo­ca­ron un con­cur­so de di­bu­jo que ob­tu­vo al­ta par­ti­ci­pa­ción: Fo­gar, Né­to­ma-Ra­zo, San Luis Romero, Ca­no­sa-Rus, Ca­bo da Area, Ma­nue­la Rial Mouzo, A Cris­ti­na y CEIP Baí­ñas.

De en­tre to­dos los di­bu­jos se es­co­gie­ron al­go más de una do­ce­na, ilus­tran­do así el ca­len­da­rio. La por­ta­da co­rres­pon­de a Car­la Añón Bo­ta­na (San Luis Romero); ene­ro, a Ire­ne García, del Ma­nue­la Rial; fe­bre­ro, a Ve­ga Ci­ves, del Ma­nue­la Rial; mar­zo, a Said La­gri­di, del San Luis Romero; abril, a Car­la Gian­ce, del San Luis Romero; ma­yo, a Va­le­ria Caa­ma­ño, del Baí­ñas; ju­nio, a Da­nie­la Rey, del Fo­gar; julio, a So­fía Rey, tam­bién del Fo­gar; agos­to, a Leonor Ló­pez, del Ma­nue­la Rial; sep­tiem­bre, a Lau­ra Castiñeira, del Ma­nue­la Rial; oc­tu­bre, a Ma­tías Le­mus, tam­bién de es­te cen­tro; no­viem­bre, a Elena Gon­zá­lez, del Fo­gar; y di­ciem­bre, a Uxía Co­lla­zo, del Né­to­ma-Ra­zo. Asi­mis­mo, fue­ron se­lec­cio­na­dos tra­ba­jos de Aroa Se­guei­ro, del Fo­gar; Xa­bier Dol­dán e Ina­ya Ca­rri­llo, es­tos dos úl­ti­mos del Ca­bo da Area.

Ce­le­bra­do en la ca­pi­tal de Ber­gan­ti­ños un ac­to de pues­ta en va­lor del ideó­lo­go, es­cri­tor y ju­ris­ta

El mal tiem­po, a juz­gar por las in­ten­sas pre­ci­pi­ta­cio­nes del vier­nes, in­cli­nó la ba­lan­za ha­cia la ce­le­bra­ción a cu­bier­to. Así, el sa­lón de ple­nos fue el lu­gar ele­gi­do pa­ra fes­te­jar «un mo­men­to de ale­gría», el agra­de­ci­mien­to a la fa­mi­lia de Al­fre­do Bra­ñas por ha­ber do­na­do al Con­ce­llo el le­ga­do del hi­jo ilus­tre y pre­di­lec­to de Car­ba­llo. Re­pre­sen­tan­tes de los dis­tin­tos gru­pos po­lí­ti­cos, con la ce­re­mo­nia pre­si­di­da por el al­cal­de, es­tu­vie­ron pre­sen­tes.

«Pa­ra nós é un­ha hon­ra ter es­te ho­me, na­ci­do en Car­ba­llo e ho­xe en­te­rra­do no Pan­teón de Ga­le­gos Ilus­tres. Co­mo ilus­tre de Ga­li­cia e Es­pa­ña de­be ser tra­ta­do», ex­pre­só José Ma­nuel Ca­meán, por­ta­voz de la pla­ta­for­ma pa­ra la di­fu­sión del le­ga­do de Bra­ñas. Fue­ron mu­chos sus agra­de­ci­mien­tos a to­dos cuan­tos han ido su­man­do pa­ra es­te ac­to, co­mo el mú­si­co Mi­ro Ca­sa­be­lla o los ar­tis­tas Isa­bel Fer­nán­dez y Miguel An­xo Cal­vo: «Nun­ca ti­ven atran­cos de na­da». Dis­cul­pó au­sen­cias co­mo la de An­tón Cas­tro, y men­cio­nó a los pre­sen­tes, ade­más de al­gún pro­yec­to fu­tu­ro, co­mo la tra­duc­ción de una de las obras del au­tor.

«Te­mos que le­van­tar a fi­gu­ra de Bra­ñas», ase­ve­ró Ca­meán. Pa­ra ha­blar de él, co­mo di­jo el baiés Jorge Mi­ra, es pre­ci­so po­ner­lo en el con­tex­to del XIX, cuan­do aún no ha­bía una idea muy es­ta­ble­ci­da de Ga­li­cia. Fue Bra­ñas, en par­te, el que con­tri­bu­yó a afian­zar­la: «Vós, Car­ba­llo, po­de­des con­si­de­rar­vos o ber­ce da idea de Ga­li­cia». El ca­te­drá­ti­co acu­dió a Car­ba­llo en re­pre­sen­ta­ción de la pla­ta­for­ma que reivin­di­ca las Le­tras pa­ra La­bar­ta Po­se, in­vi­ta­do por Ca­meán. Con­tó la re­la­ción es­tre­cha que ha­bían te­ni­do am­bos [La­bar­ta y Bra­ñas]; des­cri­bió a es­te úl­ti­mo, fa­lle­ci­do ape­nas a los 41 años, co­mo «un­ha per­soa ab­so­lu­ta­men­te ta­len­to­sa» y apre­ció que la RAG de­be­ría echar la mi­ra­da al­go más al XIX pa­ra ele­gir a los ho­me­na­jea­dos en las Le­tras: «Bra­ñas é o per­soei­ro de Car­ba­llo». Deseó Mi­ra que es­te ac­to fue­se el pun­to de sa­li­da de un re­co­no­ci­mien­to más am­plio.

No en vano, co­mo di­jo el do­cen­te Xan Fra­ga, fue jun­to con Mur­guía «un­ha fi­gu­ra cla­ve do ga­le­guis­mo». Él ges­tó lo que es hoy el Pan­teón de Ga­le­gos Ilus­tres: «Sem­pre ti­vo Ga­li­cia co­mo nor­te». «Pa­ra Car­ba­llo e Ga­li­za en­tei­ra, a fi­gu­ra de Bra­ñas ten que ocu­par un posto so­bran­cei­ro», afir­mó por su par­te el ca­te­drá­ti­co Frei­xei­ro Ma­to, quien lo de­fi­nió co­mo ada­lid de la iden­ti­dad ga­lle­ga.

«Bra­ñas es­per­ta moi­to a con­cien­cia que hai en min», con­fe­só Mi­ro Ca­sa­be­lla: él fue el en­car­ga­do de mu­si­car, por pe­ti­ción de Juan Carlos Díaz, exin­te­gran­te de Xo­ca­lo­ma, un poe­ma de Bra­ñas, Lem­bran­zas. Par­ti­tu­ras pa­ra can­to fe­me­nino, pa­ra mas­cu­lino acom­pa­ña­do por zan­fo­ña y tam­bién pa­ra oboe y fa­got e in­clu­so pa­ra acor­deón, con la co­la­bo­ra­ción de Fernando Fra­ga, le fue­ron en­tre­ga­das ayer al so­brino-nie­to de Bra­ñas, San­tia­go Gon­zá­lez Bra­ñas. Re­ci­bió asi­mis­mo un re­tra­to del ju­ris­ta he­cho por O’Mig­he­lo y un busto de ba­rro con pie de ma­de­ra de ci­prés cen­te­na­rio: «Es­te ci­prés xa o viu Bra­ñas».

Gon­zá­lez Bra­ñas agra­de­ció los de­ta­lles y mos­tró su de­seo de su­mar­los al le­ga­do do­na­do a Car­ba­llo: «Las per­so­nas pa­sa­mos, las ins­ti­tu­cio­nes per­ma­ne­cen». Re­cor­dó la po­si­bi­li­dad de un mu­seo fu­tu­ro y pul­só las mu­chas fa­ce­tas de su fa­mi­liar. «Que a hon­ra de Bra­ñas per­vi­va ao lon­go dos tem­pos», deseó fi­nal­men­te el al­cal­de, Even­cio Ferrero. Ha­bía la idea de que iba a lle­nar el au­di­to­rio, y así fue. Ma­til­de Vilari­ño Po­se (Dom­ba­te, 1944) pre­sen­tó ayer arro­pa­da por una mul­ti­tud su obra «Poe­mas que non fo­ron ao lu­me», com­pen­dio de ver­sos se­lec­cio­na­dos por Ju­lia Ures. Fue, en reali­dad, el ho­me­na­je a una vi­da y a una per­so­na. Sus co­plas con­gre­ga­ron en Ca­ba­na, en­tre otros, al se­cre­ta­rio xe­ral de Po­lí­ti­ca Lin­güís­ti­ca, Va­len­tín García, y al al­cal­de, José Muí­ño. Mú­si­ca, pa­la­bras, poe­ma de agra­de­ci­mien­to y fir­ma acom­pa­ña­ron la ve­la­da.

Ju­bi­la­ción de la maes­tra Efi­ge­nia Lou­ro Ote­ro

Des­de sus ini­cios en 1983, la maes­tra de edu­ca­ción in­fan­til Efi­ge­nia Lou­ro Ote­ro, ve­ci­na de O Éza­ro, ha pa­sa­do por es­cue­las de Car­no­ta, Brens, A Agua­la­da, A Pi­co­ta, Mu­xía, O Pin­do, Dum­bría y Fis­te­rra. Aho­ra, tras 19 años en el co­le­gio Mar de Fó­ra de es­ta úl­ti­ma lo­ca­li­dad, se ha ju­bi­la­do. Ayer, sus com­pa­ñe­ros la hon­ra­ron con un xan­tar sor­pre­sa. De su tra­yec­to­ria des­ta­can el tra­ba­jo, el es­fuer­zo y la de­di­ca­ción.

B. BELLO

Di­rec­ti­va y ni­ños ga­lar­do­na­dos, ayer, en el Ca­sino.

ANA GARCÍA

El mú­si­co Mi­ro Ca­sa­be­lla sa­lu­da al al­cal­de, Ferrero.

ANA GARCÍA

Una de las fo­tos de fa­mi­lia, al fi­nal del en­cuen­tro.

ANA GARCÍA

Ma­til­de Vilari­ño, du­ran­te la pre­sen­ta­ción de su obra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.