«Los vo­lun­ta­rios dan buen ro­llo, ilu­mi­nan y ge­ne­ran subidón»

La Voz de Galicia (Carballo) - Carballo local - - BERGANTIÑOS-SONEIRA-FISTERRA - LO­RE­TO SILVOSO

Más de 1.100 vo­lun­ta­rios en la pro­vin­cia co­la­bo­ran con la AECC. La ma­yo­ría son mu­je­res, co­mo Bea­triz Be­ni­to

Bea­triz Be­ni­to Ba­ñue­los tie­ne la «B» de «bue­na» in­crus­ta­da en las ini­cia­les de su nom­bre. Ella es una de las vo­lun­ta­rias más ve­te­ra­nas de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la Con­tra el Cán­cer (AECC).

—¿Qué le lle­vó a co­la­bo­rar con la AECC en A Coruña?

—Fue un im­pul­so. Un día me pre­gun­té: «¿Por qué no ayu­dar?».

—Se su­po­ne que es­tán más sen­si­bi­li­za­dos los que vi­ven la en­fer­me­dad de cer­ca.

—Bueno, yo per­dí a mi pa­dre de cán­cer; pe­ro de­ci­dí ha­cer­me vo­lun­ta­ria va­rios años des­pués.

—La fa­se de duelo ha­bía pa­sa­do.

—La de­ci­sión fue se­re­na y muy me­di­ta­da, por­que in­vo­lu­crar­te en al­go co­mo es­to im­pli­ca una gran res­pon­sa­bi­li­dad.

—¿Cuál es su fun­ción?

—Soy vo­lun­ta­ria de acom­pa­ña­mien­to. Pres­to apo­yo, so­bre to­do en do­mi­ci­lios, a pa­cien­tes que ne­ce­si­tan esa cer­ca­nía. Pa­ra ellos so­mos una ven­ta­na a la ca­lle. Y, mien­tras es­ta­mos, la fa­mi­lia tie­ne la po­si­bi­li­dad de des­co­nec­tar.

—¿Por qué son ne­ce­sa­rios los vo­lun­ta­rios?

—Por­que son ca­pa­ces de pa­tear­se la ca­lle y tra­ba­jar mu­cho, con pi­co y pa­la, pa­ra con­se­guir una mo­ne­da pa­ra la in­ves­ti­ga­ción.

—¿Qué es ser vo­lun­ta­rio?

—Ser vo­lun­ta­rio es ser luz, co­mo di­jo Luis Ga­lin­do, el con­fe­ren­cian­te, en la reu­nión que ce­le­bra­mos el pa­sa­do 1 de di­ciem­bre en Ex­poCo­ru­ña con 450 vo­lun­ta­rios de la pro­vin­cia de A Coruña. Son per­so­nas que dan buen ro­llo, ilu­mi­nan y ge­ne­ran subidón.

—¿Aca­so us­ted es­tá siem­pre de buen hu­mor?

—En ab­so­lu­to. Soy pro­tes­to­na y cas­ca­rra­bias. Hay mo­men­tos du­ros. Hay días en los que lle­gas a ca­sa co­mo si hu­bie­ras co­rri­do la me­dia ma­ra­tón. Te co­me mu­cha ener­gía. Pe­ro es un ago­ta­mien­to so­lo a ni­vel emo­cio­nal.

—Y es sa­tis­fac­to­rio a la vez.

—Sí. Ser vo­lun­ta­rio es tan ne­ce­sa­rio co­mo sa­tis­fac­to­rio.

—¿Cuál es el me­jor día del año?

—El día de la ca­rre­ra con­tra el cán­cer es muy bo­ni­to. Se ce­le­bra en esa épo­ca del año en la que ya se acer­ca el ve­rano y, ade­más, a mí me mo­ti­va mu­cho, por- que soy co­rre­do­ra.

—Aho­ra pa­re­ce que ca­da oe­ne­gé o aso­cia­ción tie­ne su pro­pia ca­rre­ra po­pu­lar pa­ra re­cau­dar fon­dos. ¿Es­tá muy re­ñi­do el pa­no­ra­ma de los run­ners so­li­da­rios?

—Hay mu­cha com­pe­ten­cia, pe­ro lo bueno es que los run­ners no pierden com­ba. ¡Van a to­das las ca­rre­ras! [Ri­sas] En se­rio, creo que es­tá bien, es un sis­te­ma muy sano y, pa­ra re­cau­dar, sir­ve.

—Lue­go es­tá la otra par­te. ¿Cuán­tas ca­mi­se­tas de ca­rre­ras po­pu­la­res acu­mu­la en su ar­ma­rio?

—¡A mí me co­men las ca­mi­se­tas! Co­lec­ciono dor­sa­les y ca­mi­se­tas que da gus­to [Ri­sas].

—Con­fié­se­lo, ¿nun­ca ha in­ten­ta­do des­viar su ca­mino del vo­lun­ta­rio que abor­da a los tran­seún­tes ¿A dón­de va el di­ne­ro?:

Las ayu­das de la Fun­da­ción Cien­tí­fi­ca de la AECC cu­bren to­do el ci­clo pro­fe­sio­nal de los in­ves­ti­ga­do­res. Pue­de ser be­ca­do des­de un cien­tí­fi­co que em­pie­za has­ta un on­có­lo­go en ac­ti­vo.

¿Có­mo ha­cer­se vo­lun­ta­rio?: Te in­for­man en la pro­pia se­de de la AECC en A Coruña, en el te­lé­fono 981 14 27 40 o en aco­ru­[email protected]

por la ca­lle, hucha en mano? Lo cier­to es que ca­da vez son más... —Mi­re, yo tra­ba­jo de fun­cio­na­ria en Adua­nas, en A Coruña. To­dos los días me coin­ci­de atra­ve­sar el bu­le­var de la pla­za de Lu­go y cla­ro...

—No me di­ga que los vo­lun­ta­rios tam­bién ha­cen es­la­lon pa­ra es­qui­var a los otros vo­lun­ta­rios.

—Le con­fie­so que, a ve­ces, me he des­cu­bier­to a mí mis­ma ha­cien­do es­la­lon pa­ra es­qui­var vo­lun­ta­rios. Bueno, o me pa­ro y les ex­pli­co que ya soy so­cia de va­rias en­ti­da­des y que en al­gún punto ten­go que po­ner el lí­mi­te. Les di­go que a las per­so­nas que tie­nen que cap­tar es a las que no se han su­ma­do a nin­gu­na oe­ne­gé. Tam­bién es ver­dad que no­ta­mos el efec­to de­vas­ta­dor de los es­cán­da­los que hu­bo an­ta­ño de In­ter­món o de otras or­ga­ni­za­cio­nes, por­que re­per­cu­te en to­das.

CÉ­SAR QUIAN

Bea­triz Be­ni­to es una de esas vo­lun­ta­rias que «ilu­mi­nan, dan buen ro­llo y ge­ne­ran subidón».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.