El Arre­ba­to, una de las ci­tas es­te­la­res

«Mú­si­co de guar­dia» es el úl­ti­mo y re­no­va­do tra­ba­jo de El Arre­ba­to, un dis­co dis­tin­to pe­ro que man­tie­ne el po­si­ti­vis­mo que ca­rac­te­ri­za al ar­tis­ta

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - Portada - VE­RÓ­NI­CA COU­TO CAR­BA­LLO

Es­tas Fes­tas da Xun­quei­ra tie­nen co­mo pla­to fuer­te la ac­tua­ción del ar­tis­ta se­vi­llano Javier La­ban­dón, co­no­ci­do mu­si­cal­men­te co­mo El Arre­ba­to. Ac­tua­rá el pró­xi­mo jue­ves, 16 de agos­to.

—¿Ha es­ta­do an­tes tra­ba­jan­do por Ga­li­cia?

—Sí, pe­ro no to­do lo que a mí me gus­ta­ría por­que Ga­li­cia es una tie­rra pre­cio­sa y siem­pre se echa de me­nos ir más ve­ces. Voy con mu­chí­si­ma ilu­sión y mu­chas ga­nas de dis­fru­tar de esa tie­rra tan bo­ni­ta. —¿Có­mo re­cuer­da el pú­bli­co gallego?

—Creo que es un pú­bli­co al que le gus­ta mu­cho la mú­si­ca, que la sien­te mu­cho y dis­fru­ta de los con­cier­tos. Al con­tra­rio de lo que al­gu­nas ve­ces se di­ce que por el nor­te se pue­de ser más frío, yo creo que no, creo que es­tar cer­ca del mar nos da siem­pre esa pa­sión. Me lo he pa­sa­do ge­nial ca­da vez que he ido. —Con una tan lar­ga ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, ¿có­mo re­cuer­da los ini­cios?

—Pien­so mu­chas ve­ces en aque­lla per­so­na que ni so­ña­ba, mis gran­des sue­ños no es­ta­ban en lo que aho­ra es mi reali­dad, los he su­pe­ra­do con cre­ces. Era un chi­co de un ba­rrio de las afue­ras de Se­vi­lla, muy hu­mil­de. Lo que que­ría era de­di­car­me a la mú­si­ca, po­der apren­der, pri­me­ro a to­car la gui­ta­rra, po­ner­me a to­car en al­gún ga­ri­to pe­que­ño y po­co a po­co fui dan­do pe­que- ños pa­sos. Uno mi­ra aho­ra to­da la ca­rre­ra y mu­chas ve­ces le son­río y le gui­ño el ojo a aquel ni­ño. La ver­dad es que creo que es muy bo­ni­to, co­mo di­ce el di­cho lo lo­gré por­que no sa­bía que era im­po­si­ble.

—¿Qué tal ha si­do la aco­gi­da de su úl­ti­mo tra­ba­jo, Mú­si­co de guar­dia?

—Muy bien. Cam­bia­mos la pro­duc­ción, yo te­nía mu­chas ga­nas de tra­ba­jar con Da­vid San­tis­te­ban y al prin­ci­pio a la gen­te le cho­có, es­ta­ba acos­tum­bra­da siem­pre al mis­mo so­ni­do. Lue­go han ido en­ten­dien­do lo que que- ría­mos ha­cer, que­ría ir ac­tua­li­zan­do el so­ni­do de El Arre­ba­to, creo que hay que ir evo­lu­cio­na­do y creo que al fi­nal ha gus­ta­do mu­cho. Lo que bus­can en El Arre­ba­to yo creo que es el men­sa­je, el po­si­ti­vis­mo, y eso si­gue es­tan­do. El sen­ti­do de mi mú­si­ca lo en­fo­co ha­cia ahí, es mi ver­dad. Pa­ra conectar con la gen­te tie­ne que ser ver­dad, sen­tir­lo. —En los con­cier­tos no fal­ta­rán can­cio­nes tan co­no­ci­das co­mo Bús­ca­te un hom­bre que te quie­ra...

—Cla­ro. Va­mos pre­sen­tan­do el Mú­si­co de guar­dia pe­ro des­pués ha­ce­mos to­dos los clá­si­cos de El Arre­ba­to que to­do el mun­do co­no­ce. Se for­ma una mez­cla muy eléc­tri­ca, muy po­si­ti­va y muy bo­ni­ta. Ha­ce­mos tam­bién una pa­ra­da íntima, en la que pa­ra­mos un mo­men­to, es­ta­mos diez o quin­ce mi­nu­tos so­lo con la gui­ta­rra y ha­ce­mos al­go que yo creo que a la gen­te le emo­cio­na. Por lo me­nos a no­so­tros nos emo­cio­na y es lo que per­ci­bi­mos. Dis­fru­ta­mos mu­cho, creo que es un con­cier­to en el que hay de to­do, con mu­chas emo­cio­nes, creo que la gen­te se lo pa­sa muy bien.

El Arre­ba­to, ar­tis­ta se­vi­llano con más de 15 años de ca­rre­ra mu­si­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.