Se­rie­dad y com­pro­mi­so, si­glas de una em­pre­sa his­tó­ri­ca de Carballo

Hie­rros Va­re­la Ur­bie­ta va ya por su ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de pro­pie­ta­rios

La Voz de Galicia (Carballo) - Especial1 - - Sector férreo - MAR­TA LÓ­PEZ

Fun­da­da a me­dia­dos del si­glo pa­sa­do, Hie­rros Va­re­la Ur­bie­ta es ya una em­pre­sa his­tó­ri­ca en Carballo. Ma­nuel Va­re­la Ur­bie­ta, ade­más de dar sus ape­lli­dos a la com­pa­ñía, pu­so to­da su con­fian­za en una arries­ga­da pro­pues­ta —pa­ra la épo­ca en la que es­ta­ba— apos­tan­do por la cha­ta­rra, un sec­tor no muy bien vis­to so­cial­men­te.

Hoy en día es­ta fa­ce­ta tie­ne muy po­co pe­so en la ac­ti­vi­dad nor­mal de la em­pre­sa, co­mo ex­pli­ca Fran­cis­co Sán­chez Va­re­la, ac­tual ad­mi­nis­tra­dor: «Al­re­de­dor de un 10 % de la fac­tu­ra­ción». Él per­te­ne­ce a la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción, y an­tes que él se en­car­ga­ron de la com­pa­ñía su pa­dre y su tío, Ma­nuel Va­re­la Pon­te, ac­tual ge­ren­te.

Pe­ro no siem­pre es­tu­vie­ron si­tua­dos en el po­lí­gono de Bér­toa, ni mu­cho me­nos: Hie­rros Va­re­la es­tu­vo pri­me­ra­men­te cons­ti­tui­do en el ba­jo del do­mi­ci­lio fa­mi­liar, des­pués pa­só a te­ner ins­ta­la­cio­nes en la zo­na de A Mi­la­gro­sa, se­gui­da­men­te en Gran Vía, des­pués en la Ro­sa­lía de Cas­tro y, fi­nal­men­te, «al­re­de­dor del 1993», se tras­la­dó al par­que em­pre­sa­rial car­ba­llés, por ra­zo­nes de ex­pan­sión y por la fa­ci­li­dad de los ac­ce­sos.

Aun­que los orí­ge­nes de la fir­ma es­tán en la cha­ta­rra, des­pués pasaron a co­mer­cia­li­zar pro­duc­to si­de­rúr­gi­co nue­vo. Aho­ra tie­nen tam­bién ma­qui­na­ria que les per­mi­te cier­tas trans­for­ma­cio­nes de lo que co­mer­cia­li­zan, tie­nen lí­nea oxi­cor­te, lí­nea de ple­ga­do y tam­bién de sie­rra y ta­la­dra­do de per­fi­les, en­tre otras mu­chas fa­ce­tas, aun­que des­de ha­ce un tiem­po vie­nen apos­tan­do por la fa­bri­ca­ción de pa­ne­les a me­di­da. Ese es, pre­ci­sa­men­te, el nom­bre de la prin­ci­pal di­vi­sión de la em­pre­sa, y pa­ra la cual am­plia­ron sus ins­ta­la­cio­nes en 1.200 me­tros cua­dra­dos más: «Po­ten­cia­mos ese pro­duc­to con la ma­qui­na­ria ade­cua­da pa­ra res­pon­der a lo que nos pi­de el mer­ca­do, que es una en­tre­ga in­me­dia­ta del pro­duc­to», ex­pli­ca Fran­cis­co Sán­chez.

Tra­ba­jan, fun­da­men­tal­men­te, con un per­fil de clien­te pro­vin­cial (ce­rra­je­rías, es­truc­tu­ris­tas, cal­de­re­ros y tam­bién par­ti­cu­la­res), ya que con­si­de­ran que pa­ra pres­tar un ser­vi­cio de ca­li­dad han de es­tar a una dis­tan­cia pru­den­cial de su con­su­mi­dor. «Aun­que no creo que Ama­zon es­té muy de acuer­do», bro­mea el ad­mi­nis­tra­dor al res­pec­to. Ade­más, da­do que mue­ven pro­duc­tos muy vo­lu­mi­no­sos, tie­nen el hán­di­cap de la mo­vi­li­dad y ne­ce­si­tan una flo­ta de ca­mio­nes: «No pue­des en­viar el pro­duc­to por men­sa­je­ría o por dron», di­ce Fran­cis­co en­tre ri­sas.

Hie­rros Va­re­la Ur­bie­ta, con me­dio cen­te­nar de tra­ba­ja­do­res y un por­cen­ta­je de em­pleo in­de­fi­ni­do del 95 %, se ba­sa en la se­rie­dad y el com­pro­mi­so: «Es­ta fi­lo­so­fía me la in­cul­có mi pa­dre y mi tío. Siem­pre cum­pli­mos lo que pro­me­te­mos», aña­de.

FO­TO ANA GAR­CÍA

La na­ve de Hie­rros Va­re­la Ur­bie­ta tie­ne unos 8.000 me­tros cua­dra­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.