¿PER­CE­BES A PRE­CIO DE ME­JI­LLÓN?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - EN PORTADA - JUAN ARES

Los que es­tos días de agos­to se acer­quen a cual­quier con­ce­sio­na­rios de au­to­mó­vi­les, en un mes po­co pro­pi­cio tradicionalmente pa­ra com­prar co­ches nue­vos, se lle­va­rán una sor­pre­sa. Son mu­chos los que apro­ve­chan un ra­ti­to en­tre ba­ño y ba­ño en la pla­ya pa­ra son­dear el mer­ca­do en lo que ya se ha de­no­mi­na­do co­mo el me­jor mes de la dé­ca­da pa­ra com­prar un au­to­mó­vil. De la cau­sa les he­mos ha­bla­do en nues­tras pá­gi­nas y no lo va­mos a re­pe­tir.

Ana­li­zan­do las ma­tri­cu­la­cio­nes del mes de ju­lio he­mos no­ta­do una cier­ta contaminación que pro­vie­ne de las au­to­ma­tri­cu­la­cio­nes que to­dos los gru­pos au­to­mo­vi­lís­ti­cos, en ma­yor o me­nor me­di­da vie­nen ha­cien­do. Una prác­ti­ca que se si­gue pro­du­cien­do a lo lar­go de es­te mes y que, uni­da a los ju­go­sos des­cuen­tos co­mer­cia­les so­bre esos co­ches au­to­ma­tri­cu­la­dos, es­tá lle­van­do las ci­fras de cre­ci­mien­to del mer­ca­do has­ta co­tas has­ta aho­ra nun­ca vis­tas. A na­die le im­por­ta com­prar per­ce­bes a pre­cio de me­ji­llón y los des­cuen­tos de has­ta un 40 % en al­gu­nos mo­de­los re­sul­tan ape­te­ci­bles a to­dos.

Pe­ro tal vez es­te­mos crean­do una bur­bu­ja; o, di­cho de otro mo­do, es­ta bo­nan­za an­ti­ci­pa la tor­men­ta que ven­drá des­pués, a par­tir del 1 de sep­tiem­bre.

Por­que el mer­ca­do es­pa­ñol no es­tá pre­pa­ra­do pa­ra un al­za de pre­cios de en­tre mil y tres mil eu­ros en los au­to­mó­vi­les nue­vos cuan­do se les apli­que el nue­vo im­pues­to de ma­tri­cu­la­ción, que se­rá más gra­vo­so pa­ra to­dos los mo­de­los sin dis­tin­ción, al me­dir las emi­sio­nes en con­di­cio­nes reales, me­nos be­ne­fi­cio­sas que el ar­ti­fi­cial si­mu­la­dor de ro­di­llos que aho­ra se em­plea. De no pa­gar im­pues­to a co­ti­zar un 4,5 % co­mo mí­ni­mo ya pue­den cal­cu­lar us­te­des las di­fe­ren­cias.

Y eso no va a ser lo úni­co si la ad­mi­nis­tra­ción cen­tral cum­ple su ame­na­za de gra­var el dié­sel con más im­pues­tos. Eso lo pa­ga­re­mos ca­da vez que acu­da­mos al sur­ti­dor pa­ra lle­nar el de­pó­si­to en for­ma de dos o tres eu­ros... ca­da vez.

Por eso ese cre­ci­mien­to que lle­va­mos acu­mu­la­do en el mer­ca­do de tu­ris­mos nue­vos del 11,4 % has­ta ju­lio se pue­de em­pe­zar a di­luir a par­tir del 1 de sep­tiem­bre.

Y lo peor de to­do es que el mer­ca­do se pue­de pa­rar sin que nin­gu­na de es­tas me­di­das su­pon­ga un be­ne­fi­cio pa­ra el me­dio am­bien­te. No lo se­rá has­ta que mi­llo­nes de co­ches del par­que es­pa­ñol con más de quin­ce o vein­te años de an­ti­güe­dad no sean re­ti­ra­dos de la ca­lle. Ellos son los más pe­li­gro­sos pa­ra los ín­di­ces de CO2 o de NOX. Y aquí no he es­cu­cha­do a nin­gún res­pon­sa­ble de Me­dio Am­bien­te, em­pe­zan­do por la ame­na­za­do­ra mi­nis­tra de Tran­si­ción Ener­gé­ti­ca, Te­re­sa Ri­be­ra, de­cir ni pio.

Pe­ro mien­tras tan­to apro­ve­chen y aun­que sea con chan­clas y ber­mu­das, con ga­fas de sol y un­ta­dos de bron­cea­dor, den una vuel­ta por los con­ce­sio­na­rios de au­to­mó­vi­les pa­ra com­pro­bar co­mo sa­ben los per­ce­bes a pre­cio de me­ji­llón. Una tác­ti­ca que es­tá re­per­cu­tien­do en la cuen­ta de re­sul­ta­dos de to­das las em­pre­sas de dis­tri­bu­ción del au­to­mó­vil, pe­ro que es ne­ce­sa­ria pa­ra que la rue­da de las fá­bri­cas es­pa­ño­las no se pa­re.

La ver­dad es que cuan­do en el mes de sep­tiem­bre com­pa­ren el pre­cio al que pue­den com­prar un co­che aho­ra, con el que va a te­ner en­ton­ces, po­drán echar­se las ma­nos a la ca­be­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.