¿CUES­TIÓN DE APA­RIEN­CIA?

MIEN­TRAS LAS VEN­TAS DE SUV EX­PE­RI­MEN­TAN SUBIDAS DE VEN­TAS ANUA­LES AL 50 % EN ESPAÑA, NA­DIE PA­RE­CE ACOR­DAR­SE YA DE CUAN­DO LA GRAN AS­PI­RA­CIÓN DE UN ES­PA­ÑOL ME­DIO ERA TE­NER UN TRES VO­LÚ­ME­NES QUE SE ASEMEJASE, DE AL­GÚN MO­DO, A LAS GRAN­DES BER­LI­NAS. EL TIEM­PO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - REPORTAJE - Por Je­sús Flo­res

Las ci­fras de ven­tas mues­tran una ten­den­cia cla­ra: mien­tras en lo que va de año ya se han des­pa­cha­do ca­si 21.000 uni­da­des del Nis­san Qash­qai, la ber­li­na pe­que­ña de tres vo­lú­me­nes más ven­di­da en 2017, el Ci­troën Ely­see, ape­nas su­peró las cin­co mil ma­tri­cu­la­cio­nes. Los SUV, prin­ci­pal­men­te, y los com­pac­tos con lí­neas se­mi de­por­ti­vas se­du­cen mu­cho más a los com­pra­do­res que los uti­li­ta­rios con tres cuer­pos, pe­se a que es­tos úl­ti­mos son más ba­ra­tos y a que ha­ce so­lo un par de décadas eran los do­mi­na­do­res del mer­ca­do. Es co­mo si el quie­ro y no pue­do hu­bie­se su­fri­do una evo­lu­ción —(an­tes: «Me voy a com­prar un R7 por­que con el ma­le­te­ro de­trás pa­re­ce mu­cho más co­che que el R5» y aho­ra: «Me gus­ta­ría te­ner un to­do­te­rreno de lu­jo pe­ro no lo pue­do pa­gar, así que me com­pro un 4x2 con apa­rien­cia de 4x4»—. Pu­ra cues­tión de imagen ta­mi­za­da por el tiem­po y los nue­vos es­ti­los de vi­da que ca­si siem­pre de­ter­mi­na el már­ke­ting. El ejem­plo del ci­ta­do R7 es sig­ni­fi­ca­ti­vo: fue un di­se­ño es­pa­ñol au­to­ri­za­do por la mar­ca fran­ce­sa y so­lo se ven­dió en España, por­que en el país ve­cino ya no exis­tía de­man­da pa­ra ese ti­po de co­che. Bá­si­ca­men­te se tra­tó de pe­gar­le un ma­le­te­ro al Re­nault 5 y dar­le así una apa­rien­cia más no­ble pa­ra los es­tán­da­res es­pa­ño­les de la épo­ca, mien­tras en el res­to de Eu­ro­pa se im­po­nían los au­to­mó­vi­les del lla­ma­do seg­men­to B, o hatch­back y las ca­rro­ce­rías de tres vo­lú­me­nes que­da­ban pa­ra mo­de­los su­pe­rio­res. Eran tiem­pos don­de mu­chos pre­fe­rían un mo­des­to Opel Cor­sa se­dán, por su pa­re­ci­do le­jano con el Re­kord, o un na­da atrac­ti­vo Volks­wa­gen Po­lo con cu­lo tra­se­ro a sus co­que­tas ver­sio­nes con por­tón, sim­ple­men­te por­que apa­ren­ta­ban ser más co­che. De he­cho, en el mer­ca­do eu­ro­peo, don­de España con­ver­ge ca­da vez más en gus­tos y ten­den­cias de com­pra —in­clu­so la tra­di­cio­nal re­ti­cen­cia a los mo­de­los fa­mi­lia­res ha ido des­apa­re­cien­do— los uti­li­ta­rios de tres vo­lú­me­nes son un prác­ti­ca­men­te un pro­duc­to de ca­tá­lo­go que las mar­cas tie­nen por­que sí los ven­den muy bien en los con­ce­sio­na­rios de paí­ses emer­gen­tes, don­de los gus­tos (y la pas­ta, cla­ro) to­da­vía van por otro la­do. Ahí es­tá, por ejem­plo, el éxi­to del Clio con ese ca­rro­za­do en Ma­rrue­cos. En es­te sen­ti­do, al­gu­nas de las ver­sio­nes del pe­que­ña­jo de tres cuer­pos que Mer­ce­des lan­za­rá en unas se­ma­nas, ba­sa­do en el cla­se A, se co­mer­cia­li­za­rá so­lo en China. Y sus com­pe­ti­do­res Audi y BMW, tam­bién con se­da­nes en la ga­ma ba­ja, ba­sa­dos en mo­de­los su­per com­pac­tos que en Eu­ro­pa dis­fru­tan de gran éxi­to, tie­nen tam­bién en los mer­ca­dos asiá­ti­cos a sus me­jo­res clien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.