El hom­bre que pe­da­lea ar­tri­tis pa­ra vi­si­bi­li­zar la

EL DE­POR­TIS­TA Jor­ge Ro­drí­guez Cor­tés pe­da­lea­rá 1.700 ki­ló­me­tros en 10 días por la Vía Au­gus­ta con un ob­je­ti­vo: dar vi­si­bi­li­dad a la ar­tri­tis, una en­fer­me­dad que se desa­rro­lla por bro­tes e in­ca­pa­ci­ta a quie­nes la su­fren, mu­chos de ellos pa­cien­tes jó­ve­nes,

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Reumatología - TEXTO: CON­CHA TE­JE­RI­NA

Vi­si­bi­li­zar la ar­tri­tis, una en­fer­me­dad a ve­ces in­vi­si­ble y muy di­fí­cil de en­ten­der, in­clu­so pa­ra el pro­pio afec­ta­do, es el ob­je­ti­vo de un re­to que lle­va­rá a un de­por­tis­ta a cu­brir en bi­ci los 1.704 ki­ló­me­tros de la Vía Au­gus­ta, la cal­za­da ro­ma­na que re­co­rre el Me­di­te­rrá­neo des­de Fran­cia has­ta Cá­diz.

El re­to, una ini­cia­ti­va de la Aso­cia­ción Va­len­cia­na de Afec­ta­dos de Ar­tri­tis (AVAAR), co­men­za­rá el pró­xi­mo día 21 en Nar­bo­na (Fran­cia) y con­clui­rá diez días des­pués en Cá­diz, se­gún ha ex­pli­ca­do a EFE la pre­si­den­ta de la Aso­cia­ción, Car­men Fon­do.

El de­por­tis­ta Jor­ge Ro­drí­guez Cor­tés, co­no­ci­do en las re­des so­cia­les co­mo @yoi­go­trai­ner, se­rá el en­car­ga­do de ha­cer reali­dad es­te desafío, en el que re­co­rre­rá en bi­ci­cle­ta el tra­mo que uti­li­za­ba el em­pe­ra­dor Au­gus­to pa­ra ac­ce­der a Es­pa­ña.

Des­de la Aso­cia­ción re­co­no­cen que ca­da uno de sus miem­bros es «una in­cóg­ni­ta» ya que su­fren una en­fer­me­dad «di­fí­cil de en­ten­der», in­clu­so pa­ra ellos mis­mos por­que li­dian con una do­len­cia «crónica, im­pre­de­ci­ble y do­lo­ro­sa». «Hay mo­men­tos en que nos in­ca­pa­ci­ta y nos sen­ti­mos dé­bi­les an­te una so­cie­dad que nos exi­ge que sea­mos igua­les a los de­más, por­que nues­tro as­pec­to no re­fle­ja lo di­fí­cil que a ve­ces re­sul­ta», ase­gu­ran pa­ra aña­dir que su ob­je­ti­vo es di­fun­dir los sín­to­mas e in­for­mar y apo­yar a los afec­ta­dos y a sus fa­mi­lias. «Cuan­do te dan bro­tes na­die pue­de ha­cer na­da. He lle­ga­do a que­dar­me en la ca­ma sin po­der mo­ver­me, es un do­lor ge­ne­ra­li­za­do y to­do el cuer­po in­fla­ma­do», ex­pli­ca Fon­do, que con­fie­sa que ca­da vez que te­nía que le­van­tar­se del so­fá pe­día a su ma­ri­do que se fue­ra pa­ra que no le vie­ra llo­rar.

Por su par­te, Jor­ge Ro­drí­guez ex­pli­ca que con es­te re­to in­ten­ta con­cien­ciar a la gen­te: «Es­toy can­sa­do de es­cu­char que no se pue­de cam­biar el mun­do. Quie­ro de­jar el le­ga­do de que si se quie­re, se pue­de». Es­te de­por­tis­ta va­len­ciano, en­tre­na­dor per­so­nal, ex­pli­ca que tu­vo un mo­men­to de in­fle­xión en su vi­da e hi­zo el Ca­mino de San­tia­go en bus­ca de sí mis­mo. Pos­te­rior­men­te, y por «sa­tis­fac­ción per­so­nal», ca­mi­nó du­ran­te 24 ho­ras se­gui­das por la es­pi­na bí­fi­da.

El ob­je­ti­vo de es­te re­to es sen­si­bi­li­zar a la so­cie­dad de es­ta en­fer­me­dad, se­gún la Aso­cia­ción, que invita a los ciu­da­da­nos a con­tri­buir en la cau­sa pa­ra im­pul­sar es­te pro­yec­to, que tie­ne un cos­te es­ti­ma­do de 3.700 eu­ros

FO­TO: MA­NUEL BRUQUE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.