Desayuno de do­min­go con…

Andrés Amorós Va­len­ciano, del 41. Soy ca­te­drá­ti­co de Len­gua y Li­te­ra­tu­ra Es­pa­ño­la, Pre­mio Na­cio­nal de En­sa­yo, crí­ti­co tau­rino de 'ABC', y aca­bo de pu­bli­car 'La vuel­ta al mun­do en 80 mú­si­cas' (edi­to­rial La Es­fe­ra).

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Sumario -

Andrés Amorós.

Xlse­ma­nal. Del can­to gre­go­riano a Bob Dy­lan: un buen re­pa­so. Andrés Amorós. Ju­lio Ver­ne es­cri­bió La vuel­ta al mun­do en 80 días, mi ami­go Ju­lio Cortázar hi­zo La vuel­ta al día en 80 mun­dos… y a mí me di­vir­tió ha­cer La vuel­ta al mun­do en 80 mú­si­cas. XL. Fi­gu­ra en es­te li­bro la fa­mo­sa can­ción de La cu­ca­ra­cha, que di­ce que se re­mon­ta a la Re­con­quis­ta es­pa­ño­la. A.A. Sé la di­fe­ren­cia que hay en­tre una mú­si­ca y otra, pe­ro a mí me emociona igual el Ré­quiem de Mo­zart que Los cam­pa­ni­lle­ros. Hay que dis­fru­tar de la be­lle­za y la emo­ción, que la vi­da ya tie­ne bas­tan­tes co­sas tris­tes. XL. Mo­zart, Beet­ho­ven, Schu­bert, Cho­pin, Schu­mann, Bi­zet… el que no te­nía sor­de­ra era cie­go, in­ten­tó sui­ci­dar­se o mu­rió an­tes de cum­plir 40 años. A.A. Eran genios que vi­vían muy in­ten­sa­men­te. Ha­cían con­cier­tos con 4 y 6 años y es­cri­bían ópe­ras y com­po­si­cio­nes ex­tra­or­di­na­rias en un par de se­ma­nas. XL. Di­ce que Ma­rilyn Mon­roe nun­ca bai­ló so­bre la re­ji­lla del me­tro y que Sus­pi­ros de Es­pa­ña son unos bar­to­li­llos de cre­ma, que

na­da tie­nen que ver con la pa­tria año­ra­da. A.A. Y es ver­dad: la es­ce­na de Ma­rilyn se ro­dó en un es­tu­dio, y el pa­so­do­ble Sus­pi­ros de Es­pa­ña lo com­pu­so Ál­va­rez Alon­so en una no­che y le pu­so el nom­bre de unos pas­te­li­llos que ven­dían en una con­fi­te­ría cer­ca del Ca­fé Es­pa­ña, don­de tra­ba­ja­ba. XL. Ex­per­to en tau­ro­ma­quia, gas­tro­no­mía, mú­si­ca, his­to­ria, li­te­ra­tu­ra, ci­ne, tea­tro… ¿una tecla que no to­que? A.A. [Ríe]. Soy muy buen afi­cio­na­do de to­das las co­sas que en­ri­que­cen mi vi­da, no soy un ex­per­to en na­da: soy un apa­sio­na­do y un apren­diz de to­do. Me emo­ciono le­yen­do a Cer­van­tes, vien­do una obra de Sha­kes­pea­re, es­cu­chan­do a Bach, mi­ran­do un cua­dro de Ve­láz­quez o vien­do un par­ti­do de fút­bol. XL. Pe­ro no le gus­ta ver una Tra­via­ta con es­ce­no­gra­fía y ves­tua­rios mo­der­nos. A.A. ¡Pues cla­ro! Hay que ser un ge­nio pa­ra cam­biar una Bohè­me o una Tra­via­ta sin es­tro­pear­las, pe­ro vi­vi­mos la ti­ra­nía de los di­rec­to­res de es­ce­na. XL. Ha di­cho: «La ma­yor par­te de las no­ve­las ac­tua­les son ma­las». ¿Res­pec­to a la mú­si­ca clá­si­ca pien­sa lo mis­mo? A.A. La mú­si­ca clá­si­ca, a par­tir de la Es­cue­la de Vie­na, aban­do­nó la me­lo­día; y la ma­yo­ría de los mo­des­tos afi­cio­na­dos ya no se­gui­mos ese ti­po de mú­si­ca. XL. Oi­ga, us­ted em­pe­zó a es­cri­bir a los 22 años y ha pu­bli­ca­do más de 170 li­bros. ¿Sa­be lo que es pa­sar­se un día en la pla­ya, to­man­do el sol o mi­ran­do al mar? A.A. Bueno; no sé, a lo me­jor un día...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.