Ya se pue­de de­cir adiós gra­sa sin ci­ru­gía N

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DEPUBLI -

es una téc­ni­ca pa­ra adel­ga­zar. Pe­ro sí pa­ra eli­mi­nar esa gra­sa lo­cal que no obe­de­ce ni al ejer­ci­cio ni a la die­ta. Clí­ni­cas Gaias trae a Ga­li­cia una téc­ni­ca, Coo­lS­cul­pting, que pro­du­ce el mis­mo re­sul­ta­do que la li­po­suc­ción pe­ro con ven­ta­jas sig­ni­fi­ca­ti­vas: no hay que pa­sar por el qui­ró­fano, por lo que no hay con­tra­in­di­ca­cio­nes ni ries­gos. Y se­rá por­que se acer­ca el ve­rano o por­que ca­da vez exis­te una ma­yor preo­cu­pa­ción por la fi­gu­ra, pe­ro lo cier­to es que Mon­tse­rrat Pon­ga, res­pon­sa­ble del ser­vi­cio de me­di­ci­na es­té­ti­ca, ase­gu­ra que la de­man­da es «tremenda». Tan­to en­tre hom­bres co­mo en­tre mu­je­res, has­ta el pun­to de que los pri­me­ros superan a las se­gun­das. ¿Y en qué con­sis­te? Es un sis­te­ma de crio­li­pó­li­sis, que des­tru­ye la gra­sa con frío. Me­dian­te unos apli­ca­do­res se pro­du­cen una suc­ción en la zo­na a tra­tar, se ge­ne­ra un va­cío que per­mi­te con­ge­lar la zo­na de te­ji­do adi­po­so a me­nos sie­te gra­dos cen­tí­gra­dos, y tras 35 mi­nu­tos se pro­du­ce la muer­te de es­tas cé­lu­las adi­po­sas. Des­de clí­ni­cas Gaias ex­pli­can que du­ran­te tres se­ma­nas no es vi­si­ble el efec­to, que ya em­pie­za a no­tar­se en la cuar­ta. Pe­ro el tra­ba­jo no so­lo es de la má­qui­na, por­que es el mé­di­co quien se en­car­ga de co­lo­car de for­ma co­rrec­ta los apli­ca­do­res «pa­ra ge­ne­rar una ver­da­de­ra li­poes­cul­tu­ra». Y los re­sul­ta­dos son «fan­tás­ti­cos. Si el tra­ta­mien­to es­tá co­rrec­ta­men­te he­cho y el pa­cien­te man­tie­ne el pe­so cor­po­ral, en una se­sión se ol­vi­da de esa zo­na pa­ra siem­pre. Por esa ra­zón hay tan­ta de­man­da», apun­tan des­de Gaias.

¿Y pa­ra qué áreas se so­li­ci­ta más? En las mu­je­res, el ab­do­men o la es­pal­da, esas par­tes del cuer­po que tras la me­no­pau­sia em­pie­zan a acu­mu­lar vo­lu­men. En los hom­bres, la pa­pa­da y los flan­cos, en­ci­ma de la cin­tu­ra. Y es que la gra­sa im­po­si­ble ha en­con­tra­do una so­lu­ción de­fi­ni­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.