«Hay que re­pen­sar los PAC, han si­do útiles pe­ro dan sín­to­mas de ago­ta­mien­to»

Cu­pos con 450 pa­cien­tes ma­yo­res de 65 años no per­mi­ten al mé­di­co dar una aten­ción de ca­li­dad, di­ce Ji­mé­nez

La Voz de Galicia (Carballo) - - GALICIA - ELI­SA ÁL­VA­REZ

Aca­ba de te­ner una reunión con los res­pon­sa­bles del Ser­gas y el ta­lan­te es cons­truc­ti­vo. To­ca re­con­du­cir el diá­lo­go tras la rup­tu­ra que pro­vo­có en ve­rano un co­mu­ni­ca­do de los co­le­gios mé­di­cos so­bre la fal­ta de pro­fe­sio­na­les y los pro­ble­mas de la aten­ción pri­ma­ria. Pe­ro la reali­dad es to­zu­da y en­ci­ma de la me­sa hay mu­chas reivin­di­ca­cio­nes. Jo­sé Luis Ji­mé­nez (Logroño, 1957), in­sis­te en dar a los pa­cien­tes una aten­ción «apro­pia­da», es de­cir, la que el en­fer­mo ne­ce­si­ta. —Los co­le­gios pi­den al Ser­gas que los mé­di­cos de fa­mi­lia ten­gan un con­tra­to es­ta­ble al ter­mi­nar el mir, y el Ser­gas di­ce que no hay en­ca­je le­gal. ¿En esas si­guen? —Es­tán tra­tan­do de bus­car al­gu­na so­lu­ción. Ten­drán que bus­car fór­mu­las nor­ma­ti­vas que no ge­ne­ren pro­ble­mas sin­di­ca­les ni la­bo­ra­les, pe­ro las hay, por­que fun­cio­nan en otras au­to­no­mías, y ade­más son una ne­ce­si­dad. —Di­ce la Xun­ta que el 96 % de los mé­di­cos de fa­mi­lia y el 100 % de los pe­dia­tras tie­ne pla­za es­ta­ble. —No lo creo, qui­zás en pe­dia­tría pe­ro no en me­di­ci­na de fa­mi­lia. En to­do ca­so la cues­tión no es esa, sino que en un con­tex­to en el que to­dos son ab­so­lu­ta­men­te ne­ce­sa­rios des­de ha­ce años, el por­cen­ta­je de mé­di­cos de fa­mi­lia sin es­ta­bi­li­dad de­be ser ce­ro. —Ha­ce me­ses so­cie­da­des cien­tí­fi­cas de aten­ción pri­ma­ria y co­le­gios mé­di­cos pre­sen­ta­ron pro­pues­tas pa­ra me­jo­rar es­te ni­vel asis­ten­cial, ¿han te­ni­do eco? —Nos han ga­ran­ti­za­do que es­tán tra­ba­jan­do en la lí­nea de nues­tras pro­pues­tas, es de­cir, no per­der a un so­lo mé­di­co de fa­mi­lia ni de otras es­pe­cia­li­da­des de­fi­ci­ta­rias, y man­te­ner la con­ti­nui­dad asis­ten­cial, lo que im­pli­ca que el pa­cien­te sea vis­to en la me­di­da de lo po­si­ble por el mis­mo pro­fe­sio­nal o al me­nos por un gru­po re­du­ci­do. Nos han di­cho que es­tán eva­luan­do las me­jo­res prác­ti­cas pa­ra in­ten­tar que se ge­ne­ra­li­cen. Nos pa­re­ce bien, pe­ro ha­ce bas­tan­te tiem­po que te­nía que es­tar he­cho. —¿Hay que reor­de­nar la pri­ma­ria? ¿Per­der en pro­xi­mi­dad pa­ra ga­nar en ca­li­dad asis­ten­cial? —Creo que sí. To­do el mo­de­lo de asis­ten­cia pe­diá­tri­ca y de los PAC de­ben ser re­pen­sa­dos. Han si­do útiles y bue­nos pa­ra el ciu­da­dano du­ran­te mu­cho tiem­po, pe­ro aho­ra dan sín­to­mas de ago­ta­mien­to. No es bueno que los con­sul­to­rios de pri­ma­ria no ten­gan re­la­ción con los PAC, que atien­den a sus pa­cien­tes, y lo mis­mo di­go en pe­dia­tría. Hay que bus­car fór­mu­las de coo­pe­ra­ción, tam­bién con en­fer­me­ría, pa­ra aten­der bien a la po­bla­ción. Pe­ro es­to no es po­si­ble en las con­di­cio­nes que se dan aho­ra en pri­ma­ria. Cu­pos de 1.500 pa­cien­tes con 450 ma­yo­res de 65 años no per­mi­ten una aten­ción de ca­li­dad. Es­ta­mos preo­cu­pa­dos por la de­ri­va del sis­te­ma, con una ten­den­cia a dis­mi­nuir la ca­li­dad. Tam­bién es in­to­le­ra­ble man­te­ner con­tra­tos de tres me­ses a mé­di­cos de aten­ción hos­pi­ta­la­ria du­ran­te años y ocu­pan­do pla­zas es­truc­tu­ra­les, es­tos com­pa­ñe­ros tie­nen una dis­mi­nu­ción de sus de­re­chos la­bo­ra­les. —¿En qué se no­ta es­ta dis­mi­nu­ción de la ca­li­dad? —En que ca­da vez re­sul­ta más di­fí­cil ha­cer lo que no­so­tros lla­ma­mos ac­to mé­di­co, una con­sul­ta de ca­li­dad, por el tiem­po y la can­ti­dad de ta­reas que se in­tro­du­cen en me­dio. Tam­bién es fun­da­men­tal aten­der en su do­mi­ci­lio a de­ter­mi­na­dos pa­cien­tes, ne­ce- si­ta­mos un mo­de­lo or­ga­ni­za­ti­vo que per­mi­ta lo que aho­ra se de­no­mi­na la aten­ción apro­pia­da, la que el pa­cien­te ne­ce­si­ta. —¿Se si­guen mar­chan­do los mé­di­cos que se for­man? —Creo que el sal­do no es­tá sien­do po­si­ti­vo, aun­que es bas­tan­te neu­tro. En to­do ca­so, re­pi­to, el pro­ble­ma es que no po­de­mos per­der nin­guno. En es­tos mo­men­tos hay con­sul­tas con 40 o 50 en­fer­mos en una ma­ña­na, so­bre to­do du­ran­te las va­ca­cio­nes o a la vuel­ta de las mis­mas, lo que im­pi­de po­ner­se en el la­do del pa­cien­te. Ha­cer una aten­ción apro­pia­da en es­te sis­te­ma con tan­to vo­lu­men es he­roi­co. Po­de­mos aho­rrar­nos can­ti­dad y ga­nar en ca­li­dad, pe­ro hay que ha­cer cam­bios or­ga­ni­za­ti­vos va­lien­tes, que im­pli­quen tam­bién cam­bios re­tri­bu­ti­vos y con­trac­tua­les. —Di­ce cam­bios re­tri­bu­ti­vos, ¿no de­bie­ra pa­re­cer­le mal a un mé­di­co de un cen­tro de sa­lud que no to­dos co­bren igual? —Creo que no de­be­ría pa­re­cer­le mal, se­ría lo jus­to, y es­to lle­va­ría a que se pro­du­je­ra una ca­rre­ra por la ex­ce­len­cia. Tam­bién de­be­mos exi­gir que se nos den unas con­di­cio­nes mí­ni­mas, por­que pa­ra ha­cer las co­sas co­mo que­re­mos ha­cer­las la in­men­sa ma­yo­ría de los mé­di­cos, hoy en día es muy di­fí­cil. —¿Es bue­na la ca­rre­ra pro­fe­sio­nal pac­ta­da por sin­di­ca­tos y Ser­gas? —Cree­mos que no y se lo he­mos he­cho sa­ber a la Con­se­lle­ría. La pri­me­ra par­te, el en­tron­que, es ca­si una cues­tión de an­ti­güe­dad, pe­ro nos pa­re­ce un pro­ble­ma me­nor. Lo que nos preo­cu­pa es la ca­rre­ra nor­ma­li­za­da, es­pe­ra­mos es­tar en la re­dac­ción de sus ba­re­mos pe­ro si se de­ja lle­var a cues­tio­nes la­bo­ra­les y sin­di­ca­les, no es­ta­rá sien­do el ins­tru­men­to ade­cua­do. —¿Te­men que se con­vier­ta en al­go si­mi­lar a los trie­nios? —Exac­ta­men­te, y per­de­ría­mos esa he­rra­mien­ta. Hay mu­cha di­fe­ren­cia en­tre los re­sul­ta­dos de sa­lud de los pro­fe­sio­na­les, y no tie­ne nin­gu­na re­per­cu­sión ni en el suel­do ni en la con­si­de­ra­ción, o en la ca­rre­ra ha­cia je­fa­tu­ras. —Los mé­di­cos tie­nen pro­ble­mas pa­ra com­pa­gi­nar sa­ni­dad pú­bli­ca y pri­va­da, ¿ha ha­bi­do avan­ces pa­ra no apli­car de for­ma tan es­tric­ta la ley de in­com­pa­ti­bi­li­da­des? —Los co­le­gios he­mos he­cho una pro­pues­ta a la Con­se­lle­ría que con­si­de­ra­mos que es una so­lu­ción pa­ra evi­tar que pro­fe­sio­na­les ín­te­gros y re­fe­ren­tes en Ga­li­cia ha­yan si­do ex­pe­dien­ta­dos y san­cio­na­dos. Plan­tea­mos de­cla­rar de in­te­rés pú­bli­co el desa­rro­llo de otro pues­to de tra­ba­jo o ac­ti­vi­dad de ca­rác­ter asis­ten­cial en el sec­tor pú­bli­co y pri­va­do. —¿Y la Xun­ta? —No lo ve des­de el pun­to de vis­ta ju­rí­di­co. Evi­den­te­men­te lo que hay que cam­biar es la ley de in­com­pa­ti­bi­li­da­des a ni­vel na­cio­nal, pe­ro he­mos plan­tea­do es­ta so­lu­ción que cree­mos que se pue­de ha­cer.

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

El por­ta­voz de los co­le­gios es­tá preo­cu­pa­do por el desa­rro­llo de la ca­rre­ra pro­fe­sio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.