In­no­va­ción, adap­ta­bi­li­dad y seguridad son los tres pi­la­res que sos­tie­nen la es­cue­la Surf Cos­ta da Mor­te en la pla­ya de Ne­mi­ña, en Mu­xía, un are­nal re­fe­ren­te a ni­vel mun­dial

La Voz de Galicia (Deza) - Especial1 - - Portada -

Ya van 8 años des­de el na­ci­mien­to de la es­cue­la Surf Cos­ta da Mor­te en la pla­ya de Ne­mi­ña, en Mu­xía. Y lo cier­to es que des­de aque­lla no han pa­ra­do de cre­cer. La di­ri­gen el ceen­se Ru­bén Prieto y el mu­xián Su­so Le­ma, dos afi­cio­na­dos de to­da la vi­da, y aho­ra pro­fe­sio­na­les, de es­te de­por­te. Y aun­que si bien tra­ba­jan durante to­do el año, es en ve­rano cuan­do la la­bor se in­cre­men­ta.

Co­mo no po­día ser de otro mo­do, en los me­ses ve­ra­nie­gos rea­li­zan cam­pa­men­tos, pe­ro con un dis­tin­ti­vo: «Tra­ba­lla­mos con alo­xa­men­tos da zo­na pa­ra tra­tar de fo­men­tar o tu­ris­mo na zo­na», ex­pli­ca el coor­di­na­dor Su­so. Pe­ro a ma­yo­res, ofre­cen cla­ses tan­to pa­ra la gen­te que se es­tá ini­cian­do en el surf, co­mo pa­ra los de ni­vel avan­za­do. Y aquí tam­bién se di­fe­ren­cian del res­to en un as­pec­to muy im­por­tan­te: «In­ten­ta­mos sem­pre adap­tar­nos ás ne­ce­si­da­des do alumno. Is­to é, non te­mos ho­ra­rios es­ta­ble­ci­dos pa­ra que poi­da vir to­do o mun­do», co­men­ta Le­ma. No obs­tan­te, lo cier­to es que la jor­na­da ma­ti­nal nal es la pre­fe­ri­da por la ma­yo­yo­ría de de­por­tis­tas pa­ra a co­men­zar el día de la me­jor for­ma.

Tam­bién im­par­ten cur­sos de 4 días y 2 ho­ras en ca­da jor­na­da. Y co­mo no po­día ser de otro mo­do, tam­bién aquí in­no­van: «Nós deseña­mos un cur­so, cun­ha cla­se teó­ri­ca e prác­ti­ca, na que lle de­di­ca­mos s un­ha ho­ra a es­tu­dar o te­ma da se­gu­ri­da­de no mar. E xa non só cen­tra­do no surf, se­nón pa­ra que cal­que­ra poi­da id co­ñe­cer o mar e sal­var a súa vi­da en cal­que­ra si­tua­ción, pois hai moi­tas praias que ca­re­cen de so­co­rris­tas», ar­gu­men­ta el coor­di­na­dor.

Pe­ro tan im­por­tan­te co­mo la ca­li­dad de las se­sio­nes, es el lu­gar en el que se prac­ti­can Y en es- te te­rreno, la pla­ya de Ne­mi­ña tie­ne mu­cho que ofre­cer. Mí­re­se por don­de se mi­re. Su­so Le­ma, que la co­no­ce co­mo si la tra­je­ra al mun­do, ex­pli­ca ca­da de­ta­lle de es­te especial are­nal: «Ne­mi­ña é un re­fe­ren­te a ni­vel mun­dial. Creo que iso xa o di to­do. Es­tá na bo­ca de to­do aquel que fa­ga un via­xe por Eu- ro ro­pa co­mo un­ha vi­si­ta ob obri­ga­da. É un­ha praia de mar m aber­to, cun­ha ca­rac­ter rac­te­rís­ti­ca moi im­por­tan­te: que fu fun­cio­na con ven­to de nor­des­te. A par­te, o en­torno é es­pec­ta­cu­lar. E so­bre as on­das, di­ga­mos que nun­ha es­ca­la mun­dial de 0 a 10, Ne­mi­ña ten un ran­go de 8. Por to­do is­to, re­sul­ta un­ha praia fia­ble ó cen por cen­to. Con to­do, ten épo­cas. A fi­nais do in­verno e co­me­zos do ou­tono é a me­llor».

Pe­ro Surf Cos­ta da Mor­te es mu mu­cho más que lo ex­pues­to. O Ofre­ce otras ac­ti­vi­da­des, to­das ellas muy atrac­ti­vas. La más des­ta­ca­da, las ru­tas noc­tur­nas en ka­yak por un en­torno úni­co co­mo es O Éza­ro con su fa­mo­sa cas­ca­da. Y más aún en las temp po­ra­das en las que el Con­ce­llo po­ne ilu­mi­na­ción que to­da­vía h hace es­te lu­gar más má­gi­co. «Hai 4 ou 5 anos oco­rréu­se­nos fa­cer un­ha ru­ta en ka­yak de noi­te en­tre ami­gos, e a ver­da­de é que nos gus­tou tan­to que pensamos en ofre­cer­lla ós in­tere­sa­dos, e con­ver­teu­se en to­do un éxi­to. Gus­ta bas­tan­te. A maio­res, tra­ba­lla­mos con em­pre­sas da zo­na que se adi­can ó tu­ris­mo ac­ti­vo pa­ra in­ten­tar, sem­pre, que a xen­te te­ña in­fi­ni­tas po­si­bi­li­da­des pa­ra pa­sa­lo ben e go­zar do en­torno», dice el coor­di­na­dor. Aquí la ofer­ta se am­plía a bu­ceo, ru­tas a ca­ba­llo, ta­ller de fo­to­gra­fía, obra­doi­ro de cue­ro y sen­de­ris­mo. Sea co­mo sea, el buen ro­llo es­tá ga­ran­ti­za­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.