Los clá­si­cos po­pu­la­res: la­me­to­nes de nos­tal­gia

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - En Portada: Tiempo De Helados - TEX­TO UXÍA RO­DRÍ­GUEZ POR ELLOS NO PA­SAN LOS AÑOS

¿A qué sa­ben los re­cuer­dos? Qui­zás algunos de los tu­yos ten­gan for­ma de pie y gus­to a fre­sa, otros pue­den ser de esa mez­cla ex­tra­ña de co­la y vai­ni­lla aun­que, a lo me­jor, son ver­des, de li­ma-li­món, hielo y ven­gan en un cono de car­tón. Sea co­mo sea se­gu­ro que mu­chos tro­zos de tu his­to­ria sa­ben a ve­rano y... ¿el ve­rano a qué sa­be? Pa­ra mu­chos, sin du­da, a es­to.

Hay olo­res, tex­tu­ras y sa­bo­res que tie­nen un lu­gar es­pe­cí­fi­co guar­da­do en nues­tro ce­re­bro. Si cie­rras los ojos pue­des via­jar en el tiem­po y vol­ver a ese bar de pis­ci­na, chi­rin­gui­to de pla­ya o can­ti­na de pue­blo a 36 gra­dos a la som­bra y con 25 pe­se­tas en el bol­si­llo que po­dían ale­grar­te el día. Mi­ras la car­ta de he­la­dos y... ¿Cuál te pi­des? Se­gu­ro que al­guno de es­tos. Por su­pues­to, en es­ta lis­ta no es­tán to­dos los que son pe­ro, al me­nos, sí son to­dos los que es­tán.

Hay ca­pri­chos ve­ra­nie­gos que son ico­nos de una épo­ca: la del boom he­la­de­ro. A par­tir de los se­ten­ta los he­la­dos co­men­za­ron a te­ner nom­bre pro­pio pa­ra dar pa­so a la edad de oro que vi­vie­ron en los años ochen­ta. In­no­va­ción (al­gu­nas ve­ces exi­to­sa y otras un es­tre­pi­to­so fra­ca­so) con una sa­na gue­rra en­tre com­pa­ñías co­mo Fri­go, Avi­de­sa, Mi­ko o Camy. Era un tiem­po en el que no se mi­ra­ban las E de los en­vol­to­rios, cuan­do el Mag­num ni si­quie­ra exis­tía y a los po­los se les lla­ma­ba Po­pe­ye. Era una épo­ca en la que al co­mer un he­la­do te po­día to­car otro gra­tis por­que an­tes, sí se­ño­res, lo he­la­dos te­nían his­to­ria.

En esa épo­ca na­ció uno de los he­la­dos más ven­di­dos de to­dos los tiem­pos: el Fri­go­pié. Es el her­mano pe­que­ño del Fri­go­de­do que de­jó de fa­bri­car­se en 1992. Ese de­do de hielo de fre­sa le­van­ta­do co­mo cuan­do en cla­se te­nías que pedir la pa­la­bra fue tam­bién un avan­ce de in­ge­nie­ría. Con él se usa­ron moldes tri­di­men­sio­na­les que de­ja­ron atrás los mí­ti­cos po­los. Unos años an­tes na­cía una mez­cla ex­plo­si­va que lo­gró re­sis­tir el pa­so de los años. El Drá­cu­la de Fri­go es uno de los gran­des clá­si­cos es­pa­ño­les. in­te­rior de vai­ni­lla con si­ro­pe de fre­sa re­cu­bier­to de co­la. O te en­can­ta­ba o lo odia­bas. Pe­ro siem­pre se ago­ta­ba. Otro que ha lo­gra­do pa­sar de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción es el Mi­ko­lá­piz que aún si­gue ha­cien­do las de­li­cias de los más pe­que­ños. Por no ha­blar de esa be­bi­da refrescante, só­li­da y du­ra que lo­gró ha­cer fren­te al au­ge de las la­tas de re­fres­cos. Un po­lo sin pa­lo. «Sube, ba­ja, sube, ba­ja... fres­qui­to», así era el pri­mer anun­cio de Ca­lip­po. ¿Y qué me de­cís de ese po­lo con for­ma de cohe­te espacial y con tres sa­bo­res? Si en el pa­lo del Co­la­jet apa­re­cía un as­te­ris­co sig­ni­fi­ca­ba que ha­bías ga­na­do otro gra­tis.

Jun­to a es­tos mu­chos otros.Pe­da­ci­tos de ve­rano que sa­ben a nos­tal­gia.

FRIGOPIE ¿EL ME­JOR DE LA HIS­TO­RIA? Des­de 1983 has­ta hoy. Va­lía unas 45 pe­se­tas de la épo­ca y su tex­tu­ra de le­che con sa­bor a fre­sa es un mí­ti­co atem­po­ral tan con­su­mi­do en los años 80 co­mo aho­ra.

MI­KO­LÁ­PIZ DE GE­NE­RA­CIÓN EN GE­NE­RA­CIÓN. Pun­te­ra de cho­co­la­te y cuer­po de vai­ni­lla con un for­ma­to de sube y ba­ja. Un ver­da­de­ro su­per­vi­vien­te de nues­tra in­fan­cia que si­gue triun­fan­do en­tre los más pe­que­ños.

SU­PER CHOC

NA­CIÓ EN 1985. Un he­la­do de ma­yo­res pa­ra ni­ños. Cho­co­la­te con al­men­dra, ca­pa in­ter­na de cre­ma de cho­co­la­te y un nú­cleo de cho­co­la­te ne­gro den­so

CA­LIP­PO ¿DE LI­MA-LI­MÓN? Me­ter el hielo en un cono de car­tón en lu­gar de co­mér­te­lo con un pa­li­to. Pue­de pa­re­cer una ton­te­ría pe­ro en aquel 1984 fue to­da una in­no­va­ción. Uno de los he­la­dos más co­pia­dos de la his­to­ria. Que le­van­te la mano quien no se ha­ya pe­di­do uno al­gu­na vez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.