«En Ga­li­cia non ha­bía na­da dis­to. En­tón ¿por que non...?»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA -

La cul­pa es de Fé­lix Ro­drí­guez de la Fuen­te. Fue­ron sus pro­gra­mas los que le me­tie­ron a Evaristo Gon­zá­lez el gu­sano en el cuer­po, o más bien el águi­la. «O meu hobby fo­ron sem­pre os ani­mais, so­bre to­do as aves ra­pa­ces. En­can­tá­ban­me. So­ña­ba con ter al­gún día un­ha aguia real e un lo­bo. Hou­bo que es­pe­rar, pe­ro me­re­ceu a pe­na. Lo­greino aos 47 anos». Es­te cam­ba­dés, de Co­vas de Lo­bos, ha lo­gra­do tra­ba­jar con lo que más le gus­ta. Ha­bla de las aves, sus aves, co­mo un es­cul­tor que con un cin­cel ha ido la­bran­do una pie­za más­ter. Pa­ra él, Rapiñas do Salnés Cetrería, crea­da ha­ce unos seis años, es tam­bién la obra de su vida, un ne­go­cio que ha ido le­van­tan­do po­co a po­co a par­tir de un sue­ño que te­nía des­de jo­ven y que em­pe­zó a vi­sua­li­zar a los 29 años, «can­do fun a un­ha ex­hi­bi­ción de ra­pa­ces e em­pe­cei a fa­lar co en­car­ga­do da mos­tra».

Aquel pri­mer con­tac­to lo lle­vó a com­prar un hal­cón la­na­rio, esos que tie­nen el pe­cho blan­co con pin­tas ma­rro­nes. «Pou­co a pou­co fun ven­do que aqui­lo me en­gan­cha­ba moi­to e aquí en Ga­li­cia non ha­bía nin­gun­ha em­pre­sa se­ria de­di­ca­da a is­to. ¿E por que non...?», re­cuer­da. Fue en­ton­ces cuan­do em­pe­zó a in­cre­men­tar su nú­me­ro de pá­ja­ros. Tie­ne búhos, le­chu­zas, hal­co­nes, águi­las... Lue­go aguar­dó la opor­tu­ni­dad y ha­ce po­co más de seis años co­men­zó a ma­du­rar la idea de de­jar el sec­tor de la cons­truc­ción pa­ra de­di­car­se de lleno a la cetrería. No so­lo se en­gan­chó él, tam­bién su es­po­sa. Y pron­to tam­bién en­ro­la­rá a su hi­jo en es­ta aven­tu­ra en la que des­de ha­ce un par de años es­tá Aqui­les, un pe­rro lo­bo che­co, se­gún sus pa­pe­les, aun­que Evaristo cuen­ta que por sus ve­nas co­rre san­gre de lo­bo ibé­ri­co. De esa for­ma na­ció Rapiñas do Salnés, que lle­va co­mo au­tó­no­mo. «Imos a fei­ras me­die­vais, a ac­tos be­né­fi­cos, a even­tos de ca­za, fa­ce­mos vo­das nas que os fal­cóns en­tre­gan os aneis... pe­ro ta­mén tra­ba­lla­mos no cam­po do con­trol de pra­gas», ex­pli­ca. De he­cho, por ejem­plo, rea­li­zan el con­trol de ga­vio­tas en con­ce­llos co­mo Cer­ce­da. Ade­más, crían aves en su cen­tro es­pe­cia­li­za­do, fa­bri­can ca­jas de trans­por­te, re­po­sa­de­ros pa­ra los pá­ja­ros, dan cur­sos de ini­cia­ción a la cetrería... El cam­po es in­men­so. Y no so­lo tie­nen hal­co­nes, hay mu­cho más.

| MARTINA MISER

Evaristo Gon­zá­lez, con su es­po­sa, apos­ta­ron por un ni­cho que no ha­bía en Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.