Otros tres seís­mos con epi­cen­tro en Pon­te Cal­de­las se ha­cen sen­tir en me­dia pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra

La Voz de Galicia (Deza) - - Galicia - M. GA­GO

Los sis­mó­gra­fos vol­vie­ron a vi­brar cua­tro ve­ces en la ma­dru­ga­da de ayer por te­rre­mo­tos en el mu­ni­ci­pio pon­te­ve­drés de Pon­te Cal­de­las, que se su­man a los 32 re­gis­tra­dos en­tre la tar­de del martes y la noche del miércoles. En es­ta nue­va oca­sión, se hi­cie­ron sen­tir en me­dia pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra tres de los cua­tro seís­mos, se­gún las reac­cio­nes re­ci­bi­das por vía te­le­má­ti­ca en la pá­gi­na web del Ins­ti­tu­to Geo­grá­fi­co Na­cio­nal (www.ign.es).

Es una se­cuen­cia es­pe­ra­ble, des­de el pun­to de vis­ta de los sis­mó­lo­gos, que se si­gan pro­du­cien­do ré­pli­cas des­pués de la cas­ca­da de seís­mos de es­tos días. La gran ma­yo­ría de los mo­vi­mien­tos del sub­sue­lo de es­ta se­ma­na en Pon­te Cal­de­las y su ve­cino Co­to­ba­de fue­ron de tan es­ca­sa en­ti­dad que las per­so­nas no los no­ta­ron, e in­clu­so los de ma­yor en­ti­dad, que sí se per­ci­bie­ron, pa­sa­ron inad­ver­ti­dos pa­ra gran par­te de los pon­te­ve­dre­ses, que atri­bu­ye­ron en mu­chos ca­sos el rui­do a otros fac­to­res, co­mo el trá­fi­co.

Cues­tión dis­tin­ta fue lo que ocu­rrió la ma­dru­ga­da de ayer, cuan­do la no­ti­cia de los 32 seís­mos an­te­rio­res es­ta­ba en bo­ca de to­do el mun­do. La gen­te es­ta­ba más aten­ta a cual­quier he­cho inusual o a si tem­bla­ba la tie­rra, y cuan­do lo hi­zo, las reac­cio­nes re­mi­ti­das a la web del Ins­ti­tu­to Geo­grá­fi­co

Na­cio­nal se dis­pa­ra­ron.

A las 3.07 ho­ras del jueves se pro­du­jo el pri­me­ro de los seís­mos. Al­can­zó una mag­ni­tud de 2,9 en la es­ca­la Rich­ter y la web ofi­cial re­gis­tró un alu­vión de avi­sos. Apar­te de la pro­pia Pon­te Cal­de­las, tam­bién hu­bo de Poio, Pa­zos de Bor­bén, Pon­tea­reas, Pon­te­ve­dra, Vi­go, Moa­ña, Mos, Marín e in­clu­so un con­ce­llo tan le­jano co­mo Me­lón, en la pro­vin­cia de Ourense.

A las 3.18 ho­ras, las agu­jas de los sis­mó­gra­fos avi­sa­ron de otro te­rre­mo­to, de 2,7, que mo­ti­vó reac­cio­nes de ve­ci­nos de Pon­te Cal­de­las, Pon­tea­reas, Poio, Co­ve­lo, Moa­ña y Marín. El ter­ce­ro de la ma­dru­ga­da, a las 5.02 ho­ras, fue de tan pe­que­ña in­ten­si­dad, 1,9, que pa­só inad­ver­ti­do y no re­ci­bió nin­gu­na co­mu­ni­ca­ción al Ins­ti­tu­to Geo­grá­fi­co Na­cio­nal.

Co­sa muy di­fe­ren­te fue el te­rre­mo­to de las 7.13 ho­ras, cuan­do se pro­du­jo el más ele­va­do has­ta el mo­men­to, de una mag­ni­tud 3,2 en la es­ca­la Rich­ter, una dé­ci­ma más que el del martes por la tar­de. Es­te seís­mo fue el que hi­zo moverse más las co­sas, aun­que no pro­vo­có nin­gún da­ño. Lo no­ta­ron al me­nos ve­ci­nos de Poio, Ba­rro, Marín, Meis, Pon­te­ve­dra, San­xen­xo, Vi­la­no­va de Arou­sa, Vi­la­gar­cía, Re­don­de­la y, más allá de la pro­vin­cia pon­te­ve­dre­sa, en los mu­ni­ci­pios de Ri­bei­ra y Me­lón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.