Ta­len­to gallego para aba­ra­tar los eó­li­cos ma­ri­nos

Un in­ge­nie­ro de la UDC ga­na un pre­mio nacional por un sis­te­ma que op­ti­mi­za el di­se­ño de los so­por­tes

La Voz de Galicia (Deza) - - Sociedad - R. R.

Más de 1.400 millones de eu­ros. Es lo que ha cos­ta­do el par­que eó­li­co ma­rino cons­trui­do por Iber­dro­la en el mar Bál­ti­co, con 75 ae­ro­ge­ne­ra­do­res. Es so­lo un ejem­plo del enor­me cos­te que su­po­ne la im­plan­ta­ción de las tur­bi­nas en el mar para la ge­ne­ra­ción de elec­tri­ci­dad a par­tir del vien­to. La tec­no­lo­gía pue­de ser una al­ter­na­ti­va, jun­to a la te­rres­tre, a las ener­gías fó­si­les y más en un con­tex­to de cam­bio cli­má­ti­co. Pe­ro los pro­yec­tos que se es­tán lle­van­do a ca­bo en el mundo, fun­da­men­tal­men­te en Ale­ma­nia, Gran Bre­ta­ña, Di­na­mar­ca o Es­ta­dos Uni­dos, son aún muy li­mi­ta­dos. Y lo son, pre­ci­sa­men­te, por la ele­va­da in­ver­sión que se re­quie­re. El so­bre­cos­te no de­ri­va de los pro­pios ae­ro­ge­ne­ra­do­res, sino de los so­por­tes que son ne­ce­sa­rios para man­te­ner­los fi­jos por en­ci­ma de la su­per­fi­cie ma­ri­na. Ca­da uno de ellos, cons­trui­do en ace­ro y que es­tá su­mer­gi- Los ae­ro­ge­ne­ra­do­res ma­ri­nos se man­tie­nen gracias a so­por­tes de ace­ro. Iván Cou­cei­ro desa­rro­lló la idea.

do en­tre 40 y 50 me­tros, se­gún los ca­sos, pue­de lle­gar a pe­sar 600 to­ne­la­das.

Re­du­cir al má­xi­mo el ta­ma­ño de los so­por­tes, que se co­no­cen téc­ni­ca­men­te co­mo jac­kets, man­te­nien­do la se­gu­ri­dad es el gran ob­je­ti­vo de las gran­des com­pa­ñías

del sec­tor para aho­rrar cos­tes, una so­lu­ción que ha ofre­ci­do en su te­sis el pro­fe­sor de la Es­cue­la de In­ge­nie­ros de Ca­mi­nos, Ca­na­les y Puer­tos de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña Iván Cou­cei­ro.

En su tra­ba­jo, que ha re­ci­bi­do el pre­mio de la Aso­cia­ción Nacional de Cons­truc­to­res In­de­pen­dien­tes (An­ci) a la me­jor te­sis doc­to­ral en Es­pa­ña, ha desa­rro­lla­do un sis­te­ma que per­mi­te op­ti­mi­zar el di­se­ño de los so­por­tes para re­ba­jar su cos­te.

«Lo que pro­po­ne­mos —ex­pli­ca Cou­cei­ro— es un modelo nu­mé­ri­co, por or­de­na­dor, que me­dian­te téc­ni­cas de pro­gra­ma­ción ma­te­má­ti­ca per­mi­te op­ti­mi­zar el di­se­ño de es­tas es­truc­tu­ras me­tá­li­cas. De lo que se tra­ta es de re­du­cir el pe­so cum­plien­do con las exi­gen­cias es­truc­tu­ra­les».

Iván Cou­cei­ro, aho­ra pro­fe­sor in­te­ri­no en el Gru­po de In­ves­ti­ga­ción en Mé­to­dos Nu­mé­ri­cos en In­ge­nie­ría, ex­pli­ca que el modelo que han desa­rro­lla­do es adap­ta­ble en ca­da ca­so, de tal mo­do que eli­ge me­jor en op­ción en fun­ción de la pro­fun­di­dad y el pe­so que tie­ne que so­por­tar el jac­ket. «Los tu­bos —apun­ta— pue­den lle­gar a te­ner diá­me­tros de dos me­tros, con un es­pe­sor im­por­tan­te de la cha­pa. Son tan gran­des y tan lar­gos que la sim­ple re­duc­ción de un mi­lí­me­tro o dos en la cha­pa su­po­ne mu­cho di­ne­ro, por lo que si vas a mon­tar un par­que eó­li­co ma­rino con cien so­por­tes, el aho­rro pue­de ser muy im­por­tan­te».

El jo­ven in­ge­nie­ro con­fía en que las em­pre­sas que se de­di­can al di­se­ño de es­te ti­po de so­por­tes, que en Ga­li­cia se cons­tru­yen en Na­van­tia, se in­tere­sen por el mé­to­do que ha desa­rro­lla­do. «No­so­tros —di­ce— siem­pre es­ta­mos in­ten­ta­mos desa­rro­llar pro­yec­tos que ten­gan una trans­fe­ren­cia tec­no­ló­gi­ca real en las em­pre­sas, y es­pe­ra­mos que al­gu­na es­té in­tere­sa­da». De mo­men­to, su tra­ba­jo ya tie­ne pre­mio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.