Inac­ción de To­rra en el cor­te por los CDR de la au­to­pis­ta de Ta­rra­go­na to­do el día

El blo­queo de la ca­rre­te­ra, que se pro­lon­gó du­ran­te die­ci­séis ho­ras, creó el caos

La Voz de Galicia (Deza) - - España - CRISTIAN REINO

Los au­to­de­no­mi­na­dos co­mi­tés de de­fen­sa de la re­pú­bli­ca (CDR), ac­ti­vis­tas que van más allá de las ma­ni­fes­ta­cio­nes co­mo for­ma de pro­tes­ta, se sien­ten fuer­tes. Cuen­tan con el aval del pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, que ha anun­cia­do una pur­ga en la cú­pu­la po­li­cial de los Mos­sos co­mo con­se­cuen­cia de las car­gas del pa­sa­do jue­ves en Ge­ro­na y Ta­rra­sa. Y ayer pro­ta­go­ni­za­ron una mo­vi­li­za­ción en la au­to­pis­ta AP-7, que an­ti­ci­pa una nue­va cam­pa­ña de pro­tes­tas, ca­da vez más con­tun­den­tes, de aquí al jui­cio de 1-O, pa­san­do por la po­si­ble huel­ga del 21D, apro­ve­chan­do la ce­le­bra­ción del Con­se­jo de Mi­nis­tros en Bar­ce­lo­na.

Los ac­ti­vis­tas se­ce­sio­nis­tas cor­ta­ron a las sie­te de la ma­ña de ayer la au­to­pis­ta que re­co­rre Ca­ta­lu­ña de nor­te a sur y que une Fran­cia con Es­pa­ña y el li­to­ral del Le­van­te y ex­pre­sa­ron su in­ten­ción de que la pro­tes­ta sea «in­de­fi­ni­da». No lo fue por­que la des­con­vo­ca­ron en torno a las 23 ho­ras (aun­que las ba­rri­ca­das con­ti­nua­ban en la ca­rre­te­ra) , pe­ro ade­más de un caos cir­cu­la­to­rio lo­gra­ron un gol­pe de efec­to. De he­cho, re­ci­bie­ron el apo­yo de otras 150 per­so­nas que por la no­che blo­quea­ron la Ave­ni­da Dia­go­nal de la ciu­dad con­dal.

El cor­te tu­vo lu­gar en La Am­po­lla, al sur de Ta­rra­go­na, y la ini­cia­ti­va ame­na­za­ba con pro­vo­car hoy un caos cir­cu­la­to­rio en la prin­ci­pal red via­ria del es­te de Es­pa­ña, en ple­na ope­ra­ción re­torno del puen­te de la Cons­ti­tu­ción.

Los CDR, que es­tos días han es-

ta­do en el ojo del hu­ra­cán por sus ac­tua­cio­nes ra­di­ca­les en Ta­rra­sa y Ge­ro­na, don­de ac­ti­vis­tas en­ca­pu­cha­dos se en­fren­ta­ron a los Mos­sos uti­li­zan­do la vio­len­cia, lo que fue res­pon­di­do por los an­ti­dis­tur­bios con un ni­vel si­mi­lar de con­tun­den­cia, lla­ma­ron ayer a que la pro­tes­ta se ex­tien­da a más ca­rre­te­ras de Ca­ta­lu­ña y anun­cia­ron que no ce­sa­rán en sus ac­cio­nes has­ta que se ha­ga efec­ti­va la re­pú­bli­ca y los di­ri­gen­tes se­ce­sio­nis­tas que es­tán pre­sos sal­gan de la cár­cel. Tam­bién exi­gie­ron la di­mi­sión del con­se­je­ro del In­te­rior, Mi­quel Buch, co­mo res­pon­sa­ble de los Mos­sos y de las car­gas del jue­ves, que cau­sa­ron de­ce­nas de he­ri­dos, en­tre ellos una dipu­tada de la CUP. La ac­tua­ción de los

Mos­sos ha pro­vo­ca­do la pri­me­ra gran cri­sis de gobierno en el Eje­cu­ti­vo de To­rra, que ma­ña­na se re­uni­rá con el con­se­je­ro del In­te­rior pa­ra cor­tar ca­be­zas en la cú­pu­la po­li­cial.

Crí­ti­cas de Mas a To­rra

To­rra, en­fren­ta­do con Mi­quel Buch y con los sin­di­ca­tos de la Po­li­cía ca­ta­la­na, que con­si­de­ran que no ha de­fen­di­do al cuer­po en la po­lé­mi­ca de es­ta se­ma­na, sino que se ha pues­to del la­do de los CDR, una opinión que com­par­ten los gru­pos de la opo­si­ción, re­ci­bió ayer un to­que de aten­ción muy se­rio del ex­pre­si­den­te Ar­tur Mas. Es­te le es­pe­tó que la fun­ción de los je­fes del Eje­cu­ti­vo no es alen­tar a los CDR a que aprie­ten en

las mo­vi­li­za­cio­nes, co­mo hi­zo el pre­si­den­te el 1 de oc­tu­bre, jus­to el día en que la ma­ni­fes­ta­ción in­de­pen­den­tis­ta aca­bó con un in­ten­to de asal­to por las bra­vas al Par­la­men­to ca­ta­lán. Mas de­fen­dió a Buch en su pug­na con To­rra.

Los ac­ti­vis­tas, que fi­nal­men­te se re­ti­ra­ron an­tes de la me­dia no­che, cor­ta­ron al trá­fi­co la AP-7 en La Am­po­lla (Ta­rra­go­na), do­ta­dos de man­tas y sa­cos, y pa­re­cían dis­pues­tos a pa­sar la no­che en la ca­rre­te­ra, en la que atra­ve­sa­ron neu­má­ti­cos, bi­do­nes, qui­ta­mie­dos y ra­mas pa­ra im­pe­dir la cir­cu­la­ción, lo que du­ran­te el día de­jó blo­quea­dos du­ran­te ho­ras a nu­me­ro­sos vehícu­los, so­bre to­do ca­mio­nes, y obli­gó a des­viar el trá­fi­co por la ca­rre­te­ra N-340.

J. SELLART EFE

Los se­ce­sio­nis­tas le­van­ta­ron ba­rri­ca­das con neu­má­ti­cos, pie­dras y ra­mas en la AP-7 en La Am­po­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.