Ár­bo­les

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Juan Carlos Mar­tí­nez

En­tre tan­tas no­ti­cias preo­cu­pan­tes pa­ra nues­tras vidas (co­mo el ries­go de las pen­sio­nes, la dis­cri­mi­na­ción sa­la­rial y pro­fe­sio­nal de las mu­je­res, con sus efec­tos en la na­ta­li­dad, el au­ge del subem­pleo, et­cé­te­ra), qui­zás ha­ya pa­sa­do des­aper­ci­bi­da esa otra que anun­cia la re­vi­sión del ca­tá­lo­go de ár­bo­les no­ta­bles de Ga­li­cia, un tra­ba­jo que pre­ten­de pro­te­ger esos monumentos ve­ge­ta­les por va­rios mé­to­dos, en­tre ellos el de dar­les un va­lor eco­nó­mi­co.

Ha­ce ya unos años su­pi­mos por Tino Meis, ge­ren­te de la fir­ma ar­bo­rí­co­la Ar­bo­gal, que los ár­bo­les de gran por­te tie­nen más va­lor vi­vos que cor­ta­dos. La empresa re­cu­rrió la de­ci­sión de un ayun­ta­mien­to de ta­lar un mag­no­lio, va­lo­ra­do en 200 eu­ros co­mo le­ña, pa­ra ha­cer una obra, y lo ta­só en 36.000 eu­ros por su va­lor or­na­men­tal y pai­sa­jís­ti­co y sus cos­tes de sus­ti­tu­ción. El juez acep­tó esa ta­sa­ción. Los mu­ní­ci­pes cam­bia­ron su plan.

Que un gru­po de ex­per­tos sea ca­paz de de­mos­trar a nues­tros pai­sa­nos me­nos con­cien­cia­dos que un car­ba­llo cen­te­na­rio, vi­vo, va­le más que cua­tro Mer­ce­des, ya es un pa­so. El si­guien­te es ex­ten­der es­ta ca­pa­ci­dad de mo­ne­ti­zar los se­res vi­vos a to­do el pai­sa­je. Sa­be­mos que un en­torno cui­da­do ele­va el pre­cio de los bie­nes in­mue­bles que se si­túan en él. Los anun­cios de las ur­ba­ni­za­cio­nes de lu­jo lo de­jan bien cla­ro. Se­ría ho­ra de que las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les de to­do co­lor to­ma­ran en cuen­ta es­tas nue­vas es­ca­las de va­lo­res y de­ja­ran atrás el pen­sa­mien­to de que to­do ár­bol es le­ña y de que to­do va­lle po­co po­bla­do es el lu­gar idó­neo pa­ra po­ner en su si­tio un po­lí­gono in­dus­trial. Es­ta vi­sión an­ti­gua es la que nos ha lle­va­do a la si­tua­ción ac­tual, la del caos te­rri­to­rial por el que jun­to a un cas­tro pro­li­fe­ran na­ves y ta­lle­res, vi­vien­das y man­chas de mon­te, res­tán­do­se va­lor unas a otras y pro­por­cio­nan­do al con­jun­to del país una ima­gen de po­bre­za y des­cui­do. El pai­sa­je es uno de nues­tros gran­des va­lo­res. Po­see­mos unas ins­ti­tu­cio­nes su­pra­mu­ni­ci­pa­les po­ten­tes, ca­pa­ces de su­pe­rar el mi­ni­fun­dis­mo de la pla­ni­fi­ca­ción. Si las preo­cu­pa­cio­nes dia­rias nos de­jan un ra­to, ¿no se­ría ho­ra de afron­tar de ver­dad un pro­gra­ma de or­de­na­ción del te­rri­to­rio?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.