El uni­ver­so «re­tail» se tam­ba­lea

Tien­das de mo­da, res­tau­ran­tes, ju­gue­te­rías... En solo una se­ma­na, em­ble­má­ti­cas ca­de­nas han anun­cia­do cie­rres en la is­la; In­ter­net es­tá de­trás de la gra­ve cri­sis del sec­tor mi­no­ris­ta

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Ri­ta Ál­va­rez Tu­de­la

Los co­mer­cios y ne­go­cios de las prin­ci­pa­les ca­lles del Reino Uni­do es­tán en cri­sis. En solo una se­ma­na han coin­ci­di­do va­rios anun­cios que dan cuen­ta de la gra­ve­dad del mo­men­to: las tien­das de ju­gue­tes Toys’R’Us y las del mi­no­ris­ta de pro­duc­tos elec­tró­ni­cos Ma­plin es­tán al bor­de de la quie­bra y la ca­de­na de mo­da New Look ha de­ci­di­do echar el cie­rre a va­rios de sus es­ta­ble­ci­mien­tos, idén­ti­co des­tino que vi­vi­rán al­gu­nos res­tau­ran­tes de en­se­ñas tan po­pu­la­res en tie­rras bri­tá­ni­cas co­mo Ja­mie Oli­ver y Prez­zo. Pe­ro el pa­no­ra­ma a cor­to pla­zo no es mu­cho me­jor. Los ex­per­tos sos­tie­nen que los mi­no­ris­tas se en­cuen­tran en me­dio de «la tor­men­ta per­fec­ta» y va­ti­ci­nan nue­vos cie­rres pa­ra este ejer­ci­cio. Hay mu­chos fac­to­res que ex­pli­can la co­yun­tu­ra pe­ro uno des­ta­ca so­bre to­dos: las com­pras por In­ter­net.

Mien­tras las prin­ci­pa­les ca­lles del Reino Uni­do ven lan­gui­de­cer sus ne­go­cios, el uni­ver­so In­ter­net se desata y pá­gi­nas co­mo la de Ama­zon cre­cen sin des­can­so. La es­ta­dís­ti­ca es con­tun­den­te: el cre­ci­mien­to to­tal de las ven­tas mi­no­ris­tas es muy dé­bil, pues ha pa­sa­do de ele­var­se un 4,7 % en el 2017 a solo un 1,9 % el año pa­sa­do. Mien­tras, el co­mer­cio on­li­ne se dis­pa­ra. «Es­ta co­yun­tu­ra ha si­do un pro­ble­ma real pa­ra los mi­no­ris­tas de las ca­lles prin­ci­pa­les del Reino Uni­do y ha ace­le­ra­do el de­cli­ve de al­gu­nos», ex­po­ne Sa­muel Tombs, eco­no­mis­ta de Pant­heon Ma­croe­co­no­mics.

Es­ta ten­den­cia a la ba­ja ha he­cho que ca­de­nas asen­ta­das en la is­la co­mo John Le­wis y De­ben­hams ac­ti­ven nue­vos even­tos en sus es­ta­ble­ci­mien­tos, di­se­ñan­do «ex­pe­rien­cias úni­cas» pa­ra atraer a los rea­cios com­pra­do­res, una po­lí­ti­ca im­pen­sa­ble ha­ce po­cos años. «Si las tien­das no lo­gran va­lor, con­ve­nien­cia o ex­pe­rien­cias, ten­drán pro­ble­mas», sos­tie­ne Paul Mar­tin, je­fe de ven­tas mi­no­ris­tas del Reino Uni­do en KPMG.

A es­ta di­ná­mi­ca hay que unir una caí­da del va­lor de la libra cer­ca­na al 15 % des­de que se co­no­ció la vic­to­ria del bre­xit en el re­fe­ren­do, su­ma­da ade­más a un repunte de la in­fla­ción de más del 3 %, muy por en­ci­ma del ob­je­ti­vo del 2 % fi­ja­do por el Ban­co de In­gla­te­rra. Y a la subida del IPC hay que aña­dir el au­men­to del sa­la­rio mí­ni­mo nacional ca­da año y la del im­pues­to so­bre bie­nes in­mue­bles (IBI) este mes de abril. Los mi­no­ris­tas pa­ga­rán 2.000 mi­llo­nes de li­bras adi­cio­na­les (unos 2.257 mi­llo­nes de eu­ros) en los pró­xi­mos tres años en com­pa­ra­ción con los últimos tres.

Hay ex­per­tos que creen que el cambio de gus­tos de la po­bla­ción ha­ce in­via­ble que mu­chos ne­go­cios mi­no­ris­tas pue­dan sal­var­se. Así lo ex­pli­ca Si­mon Tho­mas, de Moor­fields Ad­vi­sory, quien ase­gu­ra que la con­so­li­da­ción de In­ter­net co­mo ca­nal de ven­ta va a lle­var­se por de­lan­te al­gu­nos mo­de­los de ne­go­cio que ha­bían fun­cio­na­do hasta aho­ra. «Te­ne­mos tien­das muy gran­des que son bas­tan­te im­per­so­na­les. La gente bus­ca aho­ra te­ner una me­jor ex­pe­rien­cia de com­pra y no pue­den en­tre­gar eso», pun­tua­li­za Tho­mas. Ade­más, las per­so­nas pue­den en­trar en las tien­das por In­ter­net, mi­rar al­go, lue­go bus­car una al­ter­na­ti­va y com­prar­la a un pre­cio más eco­nó­mi­co».

BA­JO REN­DI­MIEN­TO

Así las co­sas, es ca­da vez más evi­den­te que mu­chos mi­no­ris­tas no pue­den per­mi­tir­se te­ner tien­das que ope­ren con un ren­di­mien­to co­mer­cial ba­jo. Se­gún los in­for­mes de es­ta se­ma­na, la ca­de­na de ro­pa New Look ce­rra­rá hasta 60 de sus 600 tien­das en el Reino Uni­do, ya que con­ti­núa lu­chan­do con­tra sus enor­mes deudas, y la ca­de­na de ham­bur­gue­sas By­ron ce­rra­rá hasta 20 de sus pun­tos de ven­ta co­mo parte de un plan de res­ca­te.

| ANDY RAIN

LA CRI­SIS EN EL CO­RA­ZÓN . El de­li­ca­do mo­men­to por el que atra­vie­sa el co­mer­cio mi­no­ris­ta en el Reino Uni­do ha de­ja­do su hue­lla in­clu­so en ca­lles tan em­ble­má­ti­cas co­mo la lon­di­nen­se Ox­ford Street, zo­na cla­ve de las com­pras en la «city».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.