Mi hom­bro es­tá blo­quea­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

Cuan­do duer­mes de la­do, bue­na par­te del pe­so del cuer­po des­can­sa so­bre el hom­bro. Es­ta pre­sión pue­de cau­sar do­lor o acen­tuar un pro­ble­ma ya exis­ten­te. Ade­más, al­gu­nas de las po­si­cio­nes que adop­ta­mos pa­ra dor­mir (ha­cer­lo bo­ca arri­ba con el bra­zo por en­ci­ma de la ca­be­za, por ejem­plo), no son una bue­na so­lu­ción, por­que aca­ban com­pri­mien­do bue­na par­te de los ten­do­nes del hom­bro y nos pro­me­ten un do­lo­ro­so des­per­tar. Tu po­si­ción. Si te due­le so­lo el hom­bro de un la­do, pue­des apo­yar el pe­so en el otro y ayu­dar a co­lo­car el do­lo­ri­do en la me­jor po­si­ción, abra­zan­do un co­jín del gro­sor que el cuer­po. Otra op­ción es dor­mir bo­ca arri­ba, co­lo­can­do am­bos bra­zos so­bre un am­plio co­jín pues­to so­bre el es­tó­ma­go. El con­se­jo. Pa­ra ayu­dar a re­la­jar la par­te su­pe­rior del cuer­po al des­per­tar, pue­des pro­bar con es­te ejer­ci­cio. Sién­ta­te en el bor­de de la ca­ma y to­ma ai­re mien­tras con­traes los omó­pla­tos pa­ra po­der abrir la ca­ja to­rá­ci­ca. Re­pi­te un mí­ni­mo de 10 ve­ces, aguan­tan­do la con­trac­ción du­ran­te unos se­gun­dos. Com­ple­ta es­te ejer­ci­cio en­tre­la­zan­do las ma­nos y le­van­tan­do muy gra­dual­men­te los bra­zos ha­cia el cie­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.