La OMS pi­de me­nos me­di­ca­ción en los par­tos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Embarazo - TEXTO: EL­VI­RA SANJUAN

LA NUE­VA guía di­rec­triz de es­ta en­ti­dad ha pe­di­do que se eli­mi­ne la re­fe­ren­cia de un cen­tí­me­tro de di­la­ta­ción por ho­ra y que se ten­ga en cuen­ta que ca­da na­ci­mien­to es úni­co. La or­ga­ni­za­ción ha da­do la voz de alar­ma des­pués de apre­ciar el au­men­to ge­ne­ral de la ta­sa de ce­sá­reas, que an­tes se uti­li­za­ban so­lo pa­ra par­tos com­pli­ca­dos.

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) aca­ba de lan­zar una re­co­men­da­ción pa­ra que se me­di­que me­nos du­ran­te el pro­ce­so de par­to, ya que con­si­de­ra que la me­di­ca­ción ac­tual es muy ele­va­da de­bi­do a un ni­vel de re­fe­ren­cia inade­cua­do por el rit­mo de tra­ba­jo de las mu­je­res du­ran­te el par­to.

Des­de los años 1950 una mu­jer cu­yo rit­mo de di­la­ta­ción del cue­llo del úte­ro es más len­to que un cen­tí­me­tro por ho­ra, es con­si­de­ra­do co­mo «anor­mal», se­gún in­di­có Olu­fe­mi Ola­da­po, mé­di­co del de­par­ta­men­to de sa­lud re­pro­duc­ti­va de la OMS.

Cuan­do los mé­di­cos y el per­so­nal se en­fren­tan a un tra­ba­jo más len­to que es­ta re­fe­ren­cia, «la ten­den­cia es ac­tuar», con una ce­sá­rea o uti­li­zan­do me­di­ca­men­tos co­mo la oxi­to­ci­na, que ace­le­ra el tra­ba­jo de par­to a tra­vés de una me­di­ca­ción ma­yor du­ran­te el pro­ce­so, ex­pli­có.

Pe­ro en la nue­va guía di­rec­triz, la OMS pi­dió la eli­mi­na­ción de la re­fe­ren­cia de un cen­tí­me­tro por ho­ra. «In­ves­ti­ga­cio­nes re­cien­tes mos­tra­ron que es­ta lí­nea no se apli­ca a to­das las mu­je­res y que ca­da na­ci­mien­to es úni­co», de­cla­ró Ola­da­po, agre­gan­do que «la re­co­men­da­ción que ha­ce­mos aho­ra es que es­ta re­fe­ren­cia no de­be­ría ser uti­li­za­da pa­ra iden­ti­fi­car a las mu­je­res con ries­gos».

Aun­que la ta­sa de ce­sá­reas va­ríe se­gún la re­gión del mun­do, la OMS ob­ser­va un au­men­to ge­ne­ral de es­ta prác­ti­ca, lo que con­si­de­ra in­quie­tan­te. La OMS se alar­ma ade­más por­que las in­ter­ven­cio­nes uti­li­za­das an­tes pa­ra evi­tar na­ci­mien­tos com­pli­ca­dos se con­vir­tie­ron en prác­ti­cas co­rrien­tes.

«El em­ba­ra­zo no es una en­fer­me­dad y el na­ci­mien­to es un fe­nó­meno nor­mal del que se pue­de es­pe­rar que la mu­jer pue­da com­ple­tar­lo sin in­ter­ven­ción», afir­mó Ola­da­po. «Pe­ro lo que vi­mos en las úl­ti­mas dos dé­ca­das son ca­da vez más in­ter­ven­cio­nes mé­di­cas he­chas inú­til­men­te», agre­gó. La nue­va guía de la OMS es­ti­pu­la que pa­ra una mu­jer que va a dar a luz por pri­me­ra vez, to­do tra­ba­jo de par­to que no du­re más de 12 ho­ras de­be ser con­si­de­ra­do co­mo nor­mal. Pa­ra los si­guien­tes em­ba­ra­zos la ci­fra cae a me­nos de 10 ho­ras.

Otra in­ter­ven­ción ge­ne­ra­li­za­da es la epi­sio­to­mía, la in­ci­sión qui­rúr­gi­ca en la vul­va que se prac­ti­ca en cier­tos par­tos pa­ra fa­ci­li­tar la sa­li­da del fe­to y evi­tar des­ga­rros en el pe­ri­neo.

«Es una prác­ti­ca ca­si bar­bá­ri­ca y se ha con­ver­ti­do ca­si en ru­ti­na­ria a pe­sar que sus bon­da­des son un com­ple­to mi­to», ex­cla­mó Ola­da­po, y ex­pli­có que de­be usar­se so­lo en ca­sos ex­tre­mos, da­da las múl­ti­ples con­se­cuen­cias per­ni­cio­sas pa­ra la ma­dre en el fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.