Por­tu­gue­ses y bri­tá­ni­cos com­pran un ter­cio de las ca­sas ven­di­das a ex­tran­je­ros en Galicia

El vo­lu­men de ope­ra­cio­nes in­mo­bi­lia­rias fir­ma­das por fo­rá­neos cre­ce es­te año ca­si el 20 %

La Voz de Galicia (España) - - A Fondo -

Las ci­fras si­guen sien­do mo­des­tas, por­que Galicia no es Ali­can­te. Con me­nos días de sol al año y un ma­pa de vue­los bas­tan­te po­bre, que di­fi­cul­ta (por fre­cuen­cias y pre­cios) la co­ne­xión con las gran­des ciu­da­des eu­ro­peas, es­tán cla­ros los mo­ti­vos por los que la co­mu­ni­dad no figura en­tre los des­ti­nos pre­fe­ri­dos de los ex­tran­je­ros que se de­ci­den a com­prar una vi­vien­da en Es­pa­ña. Las­tres que, com­pen­sa­dos por mu­chas otras po­ten­cia­li­da­des, no han im­pe­di­do que en los úl­ti­mos años ha­ya cre­ci­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te el nú­me­ro de com­pra­ven­tas de ca­sas pro­ta­go­ni­za­das por na­cio­na­les de otros paí­ses. Así, en el pri­mer se­mes­tre de es­te año se ven­die­ron en Galicia 387 in­mue­bles que ca­ye­ron en ma­nos de in­ver­so­res fo­rá­neos, lo que re­pre­sen­ta un in­cre­men­to su­pe­rior al 19 % res­pec­to a los nú­me­ros del mis­mo pe­río­do del 2017.

La es­ta­dís­ti­ca ela­bo­ra­da por el Con­se­jo Ge­ne­ral del No­ta­ria­do re­ve­la que las com­pra­ven­tas de ex­tran­je­ros en­ca­de­nan cin­co años con­se­cu­ti­vos de cre­ci­mien­to, y ya re­pre­sen­tan una de ca­da cin­co ope­ra­cio­nes in­mo­bi­lia­rias que se cie­rran en to­do el país. En Galicia, la pro­por­ción es to­da­vía mu­cho me­nor. Hay in­clu­so es­tu­dios que cues­tio­nan las ci­fras que ofre­cen los no­ta­rios. Así, los in­for­mes de los re­gis­tra­do­res de la pro­pie­dad re­ba­jan al 12 % la cuo­ta de mer­ca­do que su­po­nen los in­ver­so­res fo­rá­neos en el mer­ca­do es­pa­ñol de la vi­vien­da. En Galicia, el vo­lu­men no lle­ga­ría ni al 1 % (0,41 % en su úl­ti­ma ac­tua­li­za­ción, co­rres­pon­dien­te al ter­cer tri­mes­tre). En el otro ex­tre­mo es­ta­rían Ba­lea­res, Ca­na­rias y la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na, don­de su­pe­ran el 25 % (con pi­cos cer­ca­nos al 40 % en la pro­vin­cia de Ali­can­te).

«En Galicia lo que hay son ope­ra­cio­nes muy pun­tua­les», ex­pli­ca Be­ni­to Igle­sias, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ga­lle­ga de Em­pre­sas In­mo­bi­lia­rias, que des­ta­ca que las com­pra­ven­tas de ex­tran­je­ros es­tán to­da­vía por de­ba­jo de las que se re­gis­tra­ban en el mo­men­to ál­gi­do de la bur­bu­ja. Lo que no ha cam­bia­do, di­ce, es el per­fil del com­pra­dor fo­rá­neo in­tere­sa­do en el la­dri­llo ga­lle­go: «Son, ma­yo­ri­ta­ria­men­te, por­tu­gue­ses de la zo­na nor­te, de Opor­to ha­cia arri­ba, a los que les gus­ta mu­cho el en­torno de las Rías Bai­xas». La es­ta­dís­ti­ca le da la ra­zón. Se­gún los no­ta­rios, ca­si el 20 % de los ex­tran­je­ros que han com­pra­do una vi­vien­da en Galicia sin te­ner fi­ja­da aquí su re­si­den­cia tie­nen la na­cio­na­li­dad lusa. Les si­guen, con un 14 %, los bri­tá­ni­cos, que son los más ac­ti­vos en el con­jun­to de Es­pa­ña y cu­ya de­man­da, tal y co­mo cons­ta­tan los re­gis­tra­do­res se ha reac­ti­va­do «tras un lar­go pe­río­do de in­ten­so re­tro­ce­so por el efec­to bre­xit».

Si se cie­rran más ven­tas es por­que caen los pre­cios de las ca­sas. Al me­nos de las que ad­quie­ren los ex­tran­je­ros, que pa­ga­ron una me­dia de 820 eu­ros por me­tro cua­dra­do en las ope­ra­cio­nes ce­rra­das en el pri­mer se­mes­tre, ca­si un 12 % me­nos que en el mis­mo pe­río­do del año an­te­rior. Es la ci­fra más ba­ja des­de el 2007, jus­to an­tes del pin­cha­zo de la bur­bu­ja, cuan­do el cos­te por me­tro su­pe­ra­ba los 1.300 eu­ros, y su­po­ne la mi­tad que el pro­me­dio na­cio­nal, que su­pera los 1.600 eu­ros (son ca­si 2.800 en Ba­lea­res, la co­mu­ni­dad con pre­cios más al­tos).

Pa­ra los re­gis­tra­do­res, el he­cho de que la de­man­da ex­tran­je­ra es­té sos­te­ni­da por per­so­nas de paí­ses con al­tos ni­ve­les de ren­ta per cá­pi­ta (el top cin­co lo con­for­man bri­tá­ni­cos, fran­ce­ses, ale­ma­nes, bel­gas y sue­cos) ga­ran­ti­za cier­ta es­ta­bi­li­dad al mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio es­pa­ñol, «en la me­di­da que no es­tá tan ex­pues­to a la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca lo­cal».

Re­si­den­tes y vi­sa­dos do­ra­dos

Fren­te a los na­cio­na­les de esos paí­ses de al­to po­der ad­qui­si­ti­vo, que sue­len re­ca­lar en Es­pa­ña por mo­ti­vos tu­rís­ti­cos, hay un se­gun­do gru­po de in­ver­so­res fo­rá­neos en el mer­ca­do de la vi­vien­da que tra­ba­jan y re­si­den en nues­tro país y que, por tan­to, sue­len es­tar más ac­ti­vos en áreas ur­ba­nas y no tan­to en la cos­ta, co­mo los ru­ma­nos (que re­pre­sen­tan un 5,5 % de las ope­ra­cio­nes rea­li­za­das por ex­tran­je­ros) y ma­rro­quíes (4,6 %). A es­tos ha­bría que aña­dir, re­cuer­dan los re­gis­tra­do­res, un ter­cer gru­po que tam­bién cre­ce y que es­tá for­ma­do por ciu­da­da­nos chi­nos (3,9 %) y ru­sos (2,9 %). Su au­ge, ade­más de al au­men­to del nú­me­ro de re­si­den­tes en Es­pa­ña pro­ce­den­tes de am­bos paí­ses, es­tá muy li­ga­do a los vi­sa­dos do­ra­dos que des­de ha­ce cin­co años per­mi­ten ob­te­ner el per­mi­so de re­si­den­cia a aque­llos na­cio­na­les de otros Es­ta­dos que ha­cen una in­ver­sión mí­ni­ma de me­dio mi­llón de eu­ros en vi­vien­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.