EL VIE­JO JOE HA­CE A SU HI­JO PRE­SI­DEN­TE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - LO ÚLTIMO -

Por fin lo ha­bía con­se­gui­do y reunió a to­dos los su­yos pa­ra ce­le­brar­lo. A su se­gun­do hi­jo, el su­pues­to pro­ta­go­nis­ta, lo pu­so en el cen­tro de la fo­to, le de­jó bri­llar, y él se sen­tó a su de­re­cha. Aun­que la pri­me­ra apues­ta de Joe Ken­nedy pa­ra al­can­zar la Ca­sa Blan­ca no fue John, sino su pri­mo­gé­ni­to. Tam­bién se lla­ma­ba Joe y, al na­cer, ya le pre­sen­ta­ron en los me­dios co­mo «el fu­tu­ro pre­si­den­te de la na­ción». Su muer­te, a los 29 años, en una ac­ción bé­li­ca du­ran­te la II Gue­rra Mun­dial, de­jó el pues­to li­bre pa­ra que lo ocu­pa­ra el si­guien­te. Pe­ro ¿quién era el vie­jo Joe? Pues un ti­po tan astuto co­mo am­bi­cio­so y, des­de lue­go, lleno de som­bras. Nie­to de emi­gran­tes ir­lan­de­ses e hi­jo de un im­por­tan­te po­lí­ti­co y em­pre­sa­rio, a los 25 años se con­vir­tió en el di­rec­tor de ban­co más jo­ven de Es­ta­dos Uni­dos. Des­pués, se en­ri­que­ció du­ran­te el crac del 29 y di­cen que tam­bién con el con­tra­ban­do del al­cohol. Pro­bó suer­te en el ne­go­cio del ci­ne, don­de le fue de ma­ra­vi­lla, y no solo des­de el pun­to de vis­ta fi­nan­cie­ro, tam­bién con las es­tre­llas a las que se lle­vó a la ca­ma, co­mo Gloria Swan­son o Mar­le­ne Die­trich. Lo que nun­ca es­pe­ró el pa­triar­ca es lo po­co que iba a dis­fru­tar de su ma­yor triun­fo. Un año des­pués de to­mar­se es­ta fo­to, su­frió un de­rra­me ce­re­bral. No le ma­tó. Le de­jó mu­do y con me­dio cuer­po pa­ra­li­za­do, pos­tra­do en una si­lla de rue­das, pe­ro ple­na­men­te lú­ci­do pa­ra asis­tir a la muer­te del pre­si­den­te y de otro de sus hi­jos, Bobby, el fis­cal ge­ne­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.