LAS AFI­CIO­NES QUE ECHA DE ME­NOS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

Va y vie­ne to­dos los días de Ou­ren­se a San­tia­go en tren y es, por eso, una gran de­fen­so­ra del ser­vi­cio fe­rro­via­rio. Tie­ne dos hi­jos ma­yo­res y re­co­no­ce que criar­los fue más fá­cil gra­cias a la ayu­da de su ma­ri­do, que tam­bién es mé­di­co. «Aun­que hay cues­tio­nes que las tie­ne que re­sol­ver la ma­dre, su­pon­go que es más fá­cil cuan­do quien fal­ta de ca­sa es el pa­dre». Los chi­cos ya son ma­yo­res, y aun­que nin­guno hi­zo Me­di­ci­na, los dos tra­ba­jan en sec­to­res re­la­cio­na­dos con la pro­fe­sión, ya que él es ra­dio­fí­si­co y ella, bio­quí­mi­ca. La ma­dre y la tía de Eloí­na fue­ron en­fer­me­ras, y ella es­tá con­ven­ci­da de que eso in­flu­yó en su vo­ca­ción, co­mo ella y su ma­ri­do in­flu­ye­ron en las de sus hi­jos. Tie­ne, por lo de­más, va­rias afi­cio­nes que tu­vo que de­jar por fal­ta de tiem­po: «Me gus­ta leer, pe­ro aho­ra no pue­do. A ve­ces me lle­vo lec­tu­ras pa­ra ca­sa, pe­ro de tra­ba­jo. Tam­bién me gus­ta el ci­ne, y deporte ha­go po­co, pe­ro me obli­go a re­to­mar­lo». De jo­ven co­lec­cio­na­ba se­llos y mo­ne­das, «pe­ro tam­bién tu­ve que de­jar­lo».

Me gus­ta la ciu­dad de Nue­va York, a la que via­jo en fa­mi­lia cuan­do pue­do por­que mi hi­jo es­tá tra­ba­jan­do allí en un hos­pi­tal»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.