"No hay po­bre­za en­tre los an­cia­nos ho­lan­de­ses"

CEES VAN DER WIEL Bre­da, 77 años

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine En Portada -

Es­toy ca­sa­do, dos hi­jos. Vi­vo con mi mu­jer. Ten­go ca­sa en Ho­lan­da y en Al­tea (Ali­can­te). Fui di­rec­ti­vo de Phi­lips y Grun­dig du­ran­te la in­tro­duc­ción de la te­le­vi­sión en co­lor. He­mos vi­vi­do en Tur­quía, Mé­xi­co... Me han otor­ga­do la Or­den de Ca­ba­lle­ro de Oran­ge-nas­sau.

¿QUÉ HA­CE DI­FE­REN­TES A LOS HO­LAN­DE­SES?

La pen­sión pú­bli­ca es un col­chón que te ase­gu­ra un mí­ni­mo. Acu­mu­las el 2 por cien­to por ca­da año de re­si­den­cia o tra­ba­jo en Ho­lan­da, des­de que cum­ples los 15 a los 65. Es de­cir, con 50 años co­ti­za­dos al­can­zas el 100 por cien­to; y eres, co­mo po­co, mi­leu­ris­ta. Es­to te da mu­cha tran­qui­li­dad. Por al­go Ho­lan­da tie­ne el ín­di­ce más ba­jo de po­bre­za en la ter­ce­ra edad de la OC­DE. Pe­ro es que, ade­más, el 92 por cien­to de los tra­ba­ja­do­res es­tá sus­cri­to a un plan de em­pre­sa pri­va­do.

¿QUÉ VEN­TA­JAS TIE­NE SU SIS­TE­MA?

Los pla­nes de em­pre­sa son cuen­tas no­cio­na­les. Es­to sig­ni­fi­ca que los aho­rros se acu­mu­lan en una cuen­ta pro­pie­dad del tra­ba­ja­dor des­de su pri­mer día en el mer­ca­do la­bo­ral y has­ta que se ju­bi­la. Pue­des ir vien­do lo que te va a que­dar, ha­cer tus cálcu­los y apor­tar más o me­nos. Por­que el di­ne­ro que po­nes es pa­ra ti. En Es­pa­ña o Fran­cia, el tra­ba­ja­dor co­ti­za pa­ra man­te­ner a los ju­bi­la­dos ac­tua­les. Y con­fía en que los que vie­nen de­trás pa­guen su pen­sión.

¿POR QUÉ LO HA­CEN ASÍ?

Di­ce un re­frán que nun­ca se­pa­ra­rás a un ho­lan­dés de su di­ne­ro [ríe]. Es la men­ta­li­dad cal­vi­nis­ta. Los ho­lan­de­ses te­ne­mos 1,7 bi­llo­nes de eu­ros aho­rra­dos en fon­dos de pen­sio­nes. Es una su­ma gi­gan­tes­ca. Los pen­sio­nis­tas te­ne­mos una gran im­por­tan­cia en Ho­lan­da, in­clu­so hay un par­ti­do con re­pre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria. Pre­fe­ri­mos te­ner más po­der ad­qui­si­ti­vo y pa­gar me­nos im­pues­tos. Ins­tau­ra­mos el sis­te­ma ac­tual en los años cin­cuen­ta. No se pue­de pen­sar a cua­tro años, co­mo ha­cen aho­ra los po­lí­ti­cos.

¿QUÉ PRO­BLE­MAS TIE­NEN?

Aho­ra es­ta­mos re­vi­san­do la pen­sión pú­bli­ca por­que la es­truc­tu­ra de la po­bla­ción ha cam­bia­do. Pe­ro en mi país nos sen­ta­mos a ha­blar y has­ta que no lle­ga­mos a un acuer­do no nos le­van­ta­mos. Otro pro­ble­ma es que, de­bi­do a los ba­jos ti­pos de in­te­rés, los fon­dos de pen­sio­nes ape­nas han ren­ta­do des­de la cri­sis, y la in­fla­ción nos ha he­cho per­der po­der ad­qui­si­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.