Yo es­toy uni­do a Ga­li­cia por el cor­dón um­bi­li­cal”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - RESPONDE - TEX­TO: ANA ABELENDA

«Ten­go mu­cho que ver con el es­pa­ño­li­to me­dio», ase­gu­ra Ja­vi Gu­tié­rrez, me­da­lla de pla­ta de Fe­rrol. El as­tur­ga­le­go que as­pi­ra al Ós­car con «Cam­peo­nes» vuel­ve a ca­sa por Na­vi­dad, y sue­ña que el Ra­cing sube a Pri­me­ra. Aún se chu­pa los de­dos con la co­ci­na de su ma­dre y tie­ne, so­bre to­do, «ga­nas, ham­bre de vi­vir», nos di­ce en su mo­men­to más dul­ce

dos go­yas, un ós­car a la vis­ta, al me­nos tres pro­yec­tos en mar­cha, con­ver­sa­ción, una ti­mi­dez que van cu­ran­do su ofi­cio y el tiem­po, el ni­do en Ga­li­cia, y un hi­jo «ma­dri­lei­ro», co­mo él di­ce, que le cam­bió el guion de la vi­da y le im­pul­só a de­cir no a al­gu­nas co­sas pa­ra vol­car­se en Cam­peo­nes, po­nien­do «to­da la car­ne en el asador». A Ja­vier Gu­tié­rrez, que na­ció en el 71 en Luan­co pe­ro se mu­dó con un año a Fe­rrol jun­to a su ma­dre y sus her­ma­nas, da gus­to pa­rar­se a oír­le. Su ma­ne­ra de reír­se es su­til, su ri­sa es más una son­ri­sa. Ya po­día­mos dar­le el Go­ya a la Me­jor Voz y For­ma de Ex­pre­sión. —El pri­mer pre­mio de la Aca­de­mia lle­gó en el 2015 con «La is­la mí­ni­ma», tras años de ca­rre­ra, pe­ro es­te es un año re­don­do pa­ra ti, aun­que te mo­les­te es­to de ser «el ac­tor de mo­da». —No, no es que me mo­les­te que di­gan: «Es­te es el año de Ja­vier Gu­tié­rrez». Es que no es cier­to. Yo no soy el ac­tor de mo­da, soy un cu­rri­to en es­to, con años de tra­ba­jo, al­guien con ol­fa­to pa­ra acep­tar pro­yec­tos que tie­nen con­ti­nui­dad en el tiem­po, co­mo son se­ries de te­le­vi­sión co­mo Ver­güen­za, que tie­ne ya se­gun­da tem­po­ra­da, o Es­toy vi­vo,

con se­gun­da tem­po­ra­da ¡y que va a por la ter­ce­ra! O pe­lí­cu­las co­mo Cam­peo­nes, que no sa­bes bien adón­de te van a lle­var, que se con­vier­ten, más que en un éxi­to ci­ne­ma­to­grá­fi­co, en un fe­nó­meno so­cial. Cam­peo­nes abre una ven­ta­na al mun­do de la dis­ca­pa­ci­dad que po­cas ve­ces se ha­bía vis­to... Hay ac­to­res que te­ne­mos el pri­vi­le­gio de es­tar vi­vien­do un mo­men­to dul­ce, pri­me­ro por­que te­ne­mos tra­ba­jo, y se­gun­do, por­que ca­si to­do lo que ha­ce­mos fun­cio­na. Pe­ro hay mu­cho tra­ba­jo de­trás. —«Cam­peo­nes» es el éxi­to de la tem­po­ra­da. ¿Có­mo en­ca­ras la ca­rre­ra por el ós­car con es­te equi­po de ci­ne? —Co­mo la ca­rre­ra por cual­quier otro pre­mio. Los pre­mios, pre­mios son. Los pre­mios no des­vir­túan ni des­me­re­cen lo que es la pe­lí­cu­la en sí. Lo que es­tá pa­san­do con Cam­peo­nes, cual­quier acon­te­ci­mien­to por pe­que­ño que sea, tras­cien­de lo ci­ne­ma­to­grá­fi­co, es vi­vi­do co­mo un gran triun­fo de los que for­ma­mos es­ta «fa­mi­lia», que ha to­ca­do co­ra­zo­nes y ha abier­to men­tes. Ese es el me­jor pre­mio, y ellos el me­jor equi­po. Di­cho es­to... ¡Cuán­to más le­jos lle­gue­mos en la ca­rre­ra de los Ós­car, me­jor! —La pe­lí­cu­la te to­ca de una ma­ne­ra per­so­nal, por tu hi­jo, Ma­teo. —Sí, yo he de­ja­do de ha­cer va­rios pro­yec­tos in­tere­san­tes por ha­cer Cam­peo­nes, Ja­vier Fes­ser me es­pe­ró, y me ale­gro de ha­ber di­cho que no a otras ofer­tas. Por­que la pe­lí­cu­la se me­re­cía po­ner

FO­TO: JO­SÉ PARDO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.