Pro­ce­sio­nes y mu­cho más en Vi­vei­ro, aho­ra y siempre

La Voz de Galicia (Lugo) - Especial1 - - Viveiro Semana Santa 2018 -

Quin­ce pro­ce­sio­nes, cua­ren­ta pa­sos, más de tres mil co­fra­des y gran parte de los cer­ca de vein­te mil ve­ci­nos dan vi­da a Vi­vei­ro en su Se­ma­na Ma­yor, la Pa­sión de In­te­rés Tu­rís­ti­co In­ter­na­cio­nal. Aho­ra y du­ran­te el res­to del año Vi­vei­ro es mu­cho más. Un te­so­ro al al­can­ce de la ma­yo­ría, un Vi­vei­ro re­ple­to de his­to­ria, cul­tu­ra, ar­te, pai­sa­jes, gas­tro­no­mía, pai­sa­na­je... Un se­duc­tor cóc­tel pa­ra sa­bo­rear sin pri­sas, dis­fru­tan­do ca­da mo­men­to. Por ejem­plo, con las vi­si­tas guia­das gra­tui­tas por el cas­co his­tó­ri­co de una ciu­dad de pie­dra con mo­nu­men­tos tan sin­gu­la­res co­mo la em­ble­má­ti­ca Por­ta de Carlos V, la Ca­le­xa das Mon­xas, la Por­ta do Va­la­do, la pla­za de San­ta Ma­ría y su igle­sia, la igle­sia de San Fran­cis­co y el an­ti­guo con­ven­to, el con­ven­to de las Con­cep­cio­nis­tas, la Pra­za Maior, el ca­le­xón do Mu­ro, la re­pro­duc­ción de la gru­ta de Lour­des, la ca­pi­lla de A Mi­se­ri­cor­dia o el es­tre­chí­si­mo Ca­le­xón do Mu­ro. Y en ese re­co­rri­do, pa­rar­se en ex­po­si­cio­nes co­mo la An­te­sa­la de Un Mu­seo per­mi­te ver la ri­ca ima­gi­ne­ría de la Se­ma­na San­ta, pe­ro también hay otras mues­tras, de crea­do­res co­mo Enno Pau­lus­ma o David Ca­tá.

Cer­ca del cen­tro, otras es­plén­di­das op­cio­nes son los re­ga­los con los que la na­tu­ra­le­za ha do­ta­do a Vi­vei­ro. El mo­nu­men­to na­tu­ral del Sou­to da Re­tor­ta, en Cha­vín, don­de es­tán los eu­ca­lip­tos más al­tos de Eu­ro­pa. Ki­ló­me­tros de pa­seo bor­dean la ría en sus dos már­ge­nes, re­co­rren las ma­ris­mas del Lan­dro, la pla­ya de Co­vas, el náu­ti­co... Al otro lado del em­ble­má­ti­co puen­te de A Mi­se­ri­cor­dia, Co­vas, una pla­ya don­de se eri­ge el mo­nu­men­to a un nau­fra­gio que en 1810 se co­bró más de 500 vi­das. Otros are­na­les su­ge­ren­tes son el de Area, el de Sei­ra­mar o el de Sa­ci­do, al que se lle­ga por un sen­de­ro que ser­pen­tea acan­ti­la­dos y ofre­ce pa­no­rá­mi­cas de Co­vas, Ce­lei­ro, la ría vi­vei­ren­se o el área et­no­grá­fi­ca de O Car­ga­doi­ro. Un pai­sa­je úni­co que pue­de pal­par­se en to­da su es­plen­dor y ex­ten­sión des­de el mi­ra­dor na­tu­ral del mon­te San Ro­que, o des­de el de O Cas­te­lo. Ce­lei­ro, uno de los puer­tos más im­por­tan­tes de Eu­ro­pa, es otra op­ción pa­ra com­pro­bar cuán­to cuen­tan el mar y la pes­ca en la ca­pi­tal de A Ma­ri­ña lu­cen­se. Vi­vei­ro es también una ex­ce­len­te ba­se pa­ra acer­car­se a pa­ra­jes tan po­pu­la­res co­mo la pla­ya de As Ca­te­drais, en Ri­ba­deo; o la sen­da so­bre acan­ti­la­dos de O Fu­ci­ño do Por­co, en O Vi­ce­do. Y pa­ra quien gus­te de ca­mi­nar por pa­ra­jes na­tu­ra­les vi­vei­ren­ses acom­pa­ña­do de guía, el Con­ce­llo ofre­ce ru­tas es­tos días. Ofi­ci­na de Tu­ris­mo y ho­te­les fa­ci­li­tan información y ho­ra­rios. En de­fi­ni­ti­va, un Vi­vei­ro eterno que res­plan­de­ce con su gran­dio­sa Se­ma­na San­ta, una ce­le­bra­ción de pos­tal que quie­nes lo vi­si­ten pue­den trans­mi­tir a sus se­res que­ri­dos con las pos­ta­les con fran­queo pa­ga­do que este año, por pri­me­ra vez, ha edi­ta­do el Con­ce­llo.

Un imán tu­rís­ti­co que lle­na la ciu­dad y sus al­re­de­do­res. To­dos pue­den dis­fru­tar de ri­tua­les re­li­gio­sos que ha­cen aflo­rar emo­cio­nes en los cre­yen­tes y sor­pren­den por su vis­to­si­dad a quie­nes los vi­ven de otro mo­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.