Un queso que da mu­cho jue­go

Con es­te pro­duc­to se pue­den ela­bo­rar dis­tin­tos pla­tos, ya que per­mi­te mu­chas op­cio­nes

La Voz de Galicia (Lugo) - Especial1 - - Reportaje - ÁN­GEL CAM­POS

El queso de San Simón da Cos­ta no so­lo es ca­da vez más co­no­ci­do, sino que tam­bién es ma­yor el uso que se le da en la co­ci­na, em­pleán­do­lo en nu­me­ro­sas re­ce­tas. Aquí se ex­po­nen tres op­cio­nes dis­tin­tas.

En una cre­ma

En pri­mer lu­gar va­mos a pre­pa­rar Cre­ma de co­li­flor con pul­po a la plan­cha gra­ti­na­do con queso de San Simón da Cos­ta. Pa­ra la ela­bo­ra­ción de es­te pla­to pa­ra cua­tro per­so­nas, va­mos a ne­ce­si­tar cua­tro pa­tas de pul­po co­ci­do (de unos 200 gra­mos ca­da una), una co­li­flor blan­ca me­dia­na, tres pa­ta­tas, 100 gra­mos de queso de San Simón da Cos­ta, agua, sal, acei­te de oli­va sua­ve, aja­da sua­ve y pi­men­tón dul­ce y pi­can­te.

Po­ne­mos la co­li­flor, lim­pia y la­va­da, a co­cer en agua con un po­co de sal y una go­tas de acei­te. Cuan­do es­té a me­dio ha­cer, le aña­di­mos las pa­ta­tas, tro­cea­das co­mo las del cal­do ga­lle­go. Pa­ra que suel­ten bien la fé­cu­la, es con­ve­nien­te que el agua sea mas o me­nos la jus­ta, de mo­do que no nos que­de muy suel­ta la cre­ma.

Cuan­do ten­ga­mos la co­li­flor y las pa­ta­tas co­ci­das, con una es­pu­ma­de­ra las sa­ca­mos al túr­mix o a una ther­mo­mix y va­mos aña­dien­do li­qui­do de la coc­ción se­gún ne­ce­si­te­mos. He­mos de te­ner en cuen­ta que de­be que­dar una cre­ma un­tuo­sa pe­ro sua­ve a la vez. Lue­go re­ser­va­mos.

Las pa­tas del pul­po las par­ti­mos a la mi­tad y las pa­sa­mos por la plan­cha por am­bos la­dos hasta que co­jan un co­lor do­ra­do pa­ra que nos que­de con una tex­tu­ra de ju­go­so por den­tro y cru­jien­te por fue­ra.

En cuan­to al mon­ta­je del pla­to, po­ne­mos un po­co de cre­ma de co­li­flor en un pla­to so­pe­ro, co­lo­ca­mos dos mi­ta­des de una pa­ta pul­po cru­jien­te —una mon­ta­da so­bre la otra—, y co­lo­ca­mos en­ci­ma de ellas unas lon­chas fi­nas de queso de San Simón da Cos­ta. Las po­ne­mos de­ba­jo de la gra­ti­na­do­ra un mi­nu­to pa­ra que se fun­da, y ser­vi­mos po­nien­do un po­co de aja­da sua­ve por en­ci­ma o con un po­co de pi­men­tón dul­ce y pi­can­te mez­cla­do, se­gún gus­to.

En un bo­ca­di­llo

Aho­ra va­mos a pre­pa­rar Bo­ca­di­llo de queso de San Simón da Cos­ta con cru­jien­te de ja­món, rú­cu­la y mer­me­la­da de pi­mien­tos. Pa­ra su ela­bo­ra­ción, va­mos a ne­ce­si­tar un pa­ne­ci­llo es­ti­lo ba­guet­te, cua­tro lon­chas de ja­món de por­co cel­ta, tres tro­zos de queso de San Simón da Cos­ta cor­ta­dos un po­co grue­sos y sin cor­te­za, unas ho­jas de rú­cu­la, un po­co de ce­bo­lla cru­jien­te y una cu­cha­ra­da de mer­me­la­da de pi­mien­tos o de otra que nos ape­tez­ca.

Cor­ta­mos el pa­ne­ci­llo a la mi­tad y lo po­ne­mos a la plan­cha pa­ra do­rar la par­te in­te­rior. Un po­co des­pués pa­sa­mos las lon­chas de ja­món por la plan­cha pa­ra do­rar­las y de­jar­las cru­jien­tes; pa­sa­mos tam­bién las lon­chas de queso, do­ran­do un po­co por am­bos la­dos.

Pa­ra el mon­ta­je del bo­ca­di­llo, po­ne­mos unas ho­jas de rú­cu­la en la par­te pla­na, las lon­chas de ja­món en­ci­ma y el queso se­mi­fun­di­do a con­ti­nua­ción; aña­di­mos la mer­me­la­da y un po­co de ce­bo­lla cru­jien­te, ter­mi­na­mos con otras ho­jas de rú­cu­la, po­ne­mos la par­te su­pe­rior, y ya es­tá lis­to pa­ra co­mer.

La rú­cu­la es de la mis­ma fa­mi­lia que la col, el rá­bano o la mos­ta­za, plan­tas con las que com­par­te ese sa­bor un po­co pi­can­te tan pe­cu­liar y que apor­ta un to­que es­pe­cial con ese ahu­ma­do del queso de San Simón da Cos­ta. La mer­me­la­da le da un to­que dul­ce, sin lle­gar a qui­tar­le sa­bor a los de­más in­gre­dien­tes, al igual que el ja­món, que apor­ta ese to­que sa­la­do al es­tar cru­jien­te, co­mo la ce­bo­lla.

En una tar­ta

Por úl­ti­mo, ela­bo­ra­re­mos una Tar­ta de queso de San Simón da Cos­ta con mer­me­la­da de fram­bue­sa. En pri­mer lu­gar va­mos a cor­tar 125 gra­mos de queso con su cor­te­za, que se­rá la que nos apor­ta­rá ese pe­cu­liar sa­bor a ahu­ma­do; lo pi­ca­mos lo mas fino po­si­ble, en da­dos pe­que­ños, y lo po­ne­mos en un re­ci­pien­te, jun­to con 250 de­ci­li­tros de na­ta y la medida de un va­so y me­dio de yo­gur de azú­car, al fuego, te­nien­do cui­da­do de que no se nos aga­rre en el fon­do. Pa­ra ello, con ayu­da de una va­ri­lla, ire­mos re­mo­vien­do de vez en cuan­do hasta que se fun­da el queso. Cuan­do es­té fun­di­do, lo pa­sa­mos to­do por un co­la­dor y re­ser­va­mos.

En otro re­ci­pien­te po­ne­mos otros 250 de­ci­li­tros de na­ta, un va­so (de la medida de un yo­gur) de ha­ri­na, una cua­ja­da, cua­tro hue­vos y la ra­lla­du­ra de un li­món. Aña­di­mos el queso, que te­ne­mos co­la­do, y mez­cla­mos con ayu­da de una va­ri­lla o con una ba­ti­do­ra. Co­ge­mos un mol­de re­don­do o rec­tan­gu­lar —de pas­te­le­ría pre­fe­ri­ble­men­te, de los que no son des­mon­ta­bles—, y lo un­ta­mos con un po­qui­to de man­te­qui­lla, so­lo lo ne­ce­sa­rio pa­ra que nos aguan­te del pa­pel de co­ci­na que pon­dre­mos en su in­te­rior pa­ra que no se nos pe­gue la tar­ta.

Pre­ca­len­ta­mos el horno a 160 gra­dos y me­te­mos la tar­ta du­ran­te apro­xi­ma­da­men­te 45 mi­nu­tos más o me­nos. Una vez des­mol­da­da y en­fria­da, la cu­bri­mos con la mer­me­la­da de fram­bue­sa o sim­ple­men­te la ser­vi­mos así y po­ne­mos la mer­me­la­da apar­te.

Co­mo se ve, es­te queso ofre­ce mu­chas po­si­bi­li­da­des.

FO­TO A. LÓ­PEZ

Niños y jó­ve­nes ha­cen sus pi­ni­tos co­mo co­ci­ne­ros en los ta­lle­res or­ga­ni­za­dos en la fe­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.