Una pis­ci­na te­ra­péu­ti­ca y lú­di­ca

Con una ex­ten­sión de 650 me­tros, la tem­pe­ra­tu­ra se ajus­ta al ni­vel de tra­ba­jo y cuen­ta con mú­si­ca

La Voz de Galicia (Lugo) - Especial1 - - Reportaje - TA­NIA TABOADA

La prin­ci­pal no­ve­dad de es­te hos­pi­tal pri­va­do pa­ra mas­co­tas de Lu­go es que dis­po­ne de una pis­ci­na pa­ra la reha­bi­li­ta­ción de los ani­ma­les. Es­ta in­no­va­ción ha­ce al cen­tro pio­ne­ro en la pro­vin­cia. De 650 me­tros cua­dra­dos de ex­ten­sión, ade­más de es­tar cons­trui­da con un fin mé­di­co, tam­bién es­tá crea­da con una ver­tien­te lú­di­ca. «La pis­ci­na es cla­ve pa­ra la reha­bi­li­ta­ción de las mas­co­tas. Cuan­do un pe­rro rom­pe una pa­ta y ha­ce­mos una ci­ru­gía, no la mue­ve y ca­mi­na con so­lo tres. Me­ter­lo en el agua ha­ce que fuer­ce y la mue­va, sin ha­cer mo­vi­mien­tos agre­si­vos y per­ju­di­cia­les», in­di­ca Án­gel Ro­ma­san­ta, el ge­ren­te de es­te hos­pi­tal con tec­no­lo­gía pun­te­ra.

El agua de es­ta pis­ci­na cli­ma­ti­za­da es­tá a una tem­pe­ra­tu­ra ajus­ta­ble al ni­vel del tra­ba­jo re­que­ri­do se­gún los tra­ta­mien­tos y te­ra­pias a lle­var a ca­bo. Ade­más, es­tá de­pu­ra­da con oxí­geno, evi­tan­do reac­cio­nes ad­ver­sas so­bre la ac­ti­tud del ani­mal en su pri­mer con­tac­to con el agua y de su­pri­mir los efec­tos se­cun­da­rios que el clo­ro pue­de te­ner so­bre la piel y las mu­co­sas.

El pro­pie­ta­rio del hos­pi­tal ha­ce hin­ca­pié en que la na­ta­ción es un ejer­ci­cio de te­ra­pia mus­cu­lar muy útil y re­co­men­da­do es­pe­cial­men­te si el ani­mal tie­ne so­bre­pe­so o di­fi­cul­tad de mo­vi­mien­to. «La in­mer­sión acuá­ti­ca fuer­za a los ani­ma­les a mo­vi­li­zar com­ple­ta­men­te su apa­ra­to lo­co­mo­tor, ali­vián­do­lo de so­bre­car­gas y otras do­len­cias. Es­to se lo­gra a tra­vés de la flo­ta­bi­li­dad con­se­gui­da por los ar­ne­ses sal­va­vi­das», ma­ni­fes­tó Ro­ma­san­ta, que aña­dió que de es­ta par­te se ocu­pa­rán del equi­po de es­pe­cia­lis­tas del cen­tro de fi­sio­te­ra­pia y reha­bi­li­ta­ción, que tra­ba­ja­rán en la reha­bi­li­ta­ción y en­tre­na­mien­tos pa­ra pe­rros, ga­tos y ani­ma­les exó­ti­cos.

En cuan­to a la op­ción lú­di­ca de la pis­ci­na, los pro­pie­ta­rios de las mas­co­tas pue­den me­ter­se en el agua y dis­fru­tar con sus ani­ma­les.

FO­TO ÓSCAR CE­LA

La pis­ci­na, con ca­pa­ci­dad pa­ra dos o tres pe­rros, fue crea­da con una do­ble ver­tien­te: te­ra­péu­ti­ca y lú­di­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.