Vi­si­ta a las pro­fun­di­da­des

Las cue­vas del Rei Cin­to­lo, si­tua­das en el mu­ni­ci­pio de Mon­do­ñe­do, son muy vi­si­ta­das

La Voz de Galicia (Lugo) - Especial2 - - Semana Santa - LUIS CON­DE MON­FOR­TE

Ca­da año son nu­me­ro­sos los vi­si­tan­tes que se acer­can has­ta Mon­do­ñe­do pa­ra vi­si­tar las cue­vas del Rey Cin­to­lo. Es la más gran­de de las que se pue­den en­con­trar en Ga­li­cia, ya que cuen­ta con una lon­gi­tud de 7,5 ki­ló­me­tros.

La cue­va es­tá dis­tri­bui­da en tres ga­le­rías que mues­tran in­tere­san­tes for­ma­cio­nes geo­ló­gi­cas crea­das por el agua en un enor­me ma­ci­zo de ro­ca ca­li­za. En el in­te­rior el vi­si­tan­te se pue­de en­con­trar con un fan­tás­ti­co pai­sa­je de sa­las y ga­le­rías, e in­clu­so un pe­que­ño la­go y ríos sub­te­rrá­neos.

Es­ta cue­va pue­de ser vi­si­ta­da en dos mo­da­li­da­des: es­pe­leo­tu­ris­mo y vi­si­tas es­pe­leo­ló­gi­cas. En el pri­mer ca­so se ac­ce­de a una cue­va en es­ta­do na­tu­ral pro­po­nién­do­se un re­co­rri­do atrac­ti­vo en un en­torno se­gu­ro. El tiem­po es­ti­ma­do de vi­si­ta es de una ho­ra y quin­ce mi­nu­tos. Se pro­por­cio­na cas­co con ilu­mi­na­ción, guan­tes y un mono de ce­lu­lo­sa. Pa­ra ha­cer la vi­si­ta es pre­ci­so lle­var cal­za­do ce­rra­do con fon­do de co­ma pa­ra evi­tar res­ba­lo­nes.

Las vi­si­tas son siem­pre guia­das en gru­pos re­du­ci­dos —son los for­ma­dos en­tre cua­tro y do­ce per­so­nas— y la edad mí­ni­ma pa­ra rea­li­zar­las es de 12 años. Las en­tra­das, la in­for­ma­ción y las re­ser­vas se pue­den rea­li­zar en la ofi­ci­na de tu­ris­mo de Mon­do­ñe­do. Las sa­li­das se ha­cen, pre­ci­sa­men­te, des­de ahí. Los ho­ra­rios de vi­si­ta son los vier­nes a las cin­co de la tar­de y los sá­ba­dos y domingos a las do­ce del me­dio­día y a las cin­co de la tar­de. El cos­te de la en­tra­da as­cien­de a un to­tal de 15 eu­ros. Los cen­tros es­co­la­res tie­nen un pre­cio re­du­ci­do.

El trans­por­te se rea­li­za des­de la ofi­ci­na de tu­ris­mo a la cue­va. De­be ha­cer­lo ca­da vi­si­tan­te o gru­po por sus pro­pios me­dios. El guía, irá in­di­can­do el camino.

La vi­si­ta se rea­li­za en el de­no­mi­na­do sec­tor cen­tral, ha­cien­do un re­co­rri­do apro­xi­ma­do de 300 me­tros li­nea­les en un en­torno sin ha­bi­li­tar.

Vi­si­tas es­pe­leo­ló­gi­cas

Las vi­si­tas es­pe­leo­ló­gi­cas es­tán orien­ta­das a gru­pos es­pe­leo­ló­gi­cos fe­de­ra­dos tras so­li­ci­tud pre­via que ha de pre­sen­tar­se en el Ayun­ta­mien­to de Mon­do­ñe­do. Pa­ra rea­li­zar­la se exi­ge ilu­mi­na­ción eléc­tri­ca, gru­pos re­du­ci­dos y que to­dos los in­te­gran­tes del equi­po es­tén en po­se­sión del co­rres­pon­dien­te car­né fe­de­ra­ti­vo.

FO­TO XAIME RAMALLAL

El re­co­rri­do por las cue­vas del Rey Cin­to­lo tie­ne una du­ra­ción de una ho­ra y quin­ce mi­nu­tos

LA­GO

La cue­va tie­ne una lon­gi­tud de 7,5 ki­ló­me­tros.

LA­GO

Las vi­si­tas son se­gu­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.