Miel, cas­ta­ñas y ce­rea­les en For­gas

Una al­dea de A Po­bra do Bro­llón con­ser­va re­cuer­dos de an­ti­guas tra­di­cio­nes ca­si des­apa­re­ci­das

La Voz de Galicia (Lugo) - Lugo local - - TERRAS DE LEMOS - CAR­LOS RUE­DA, FRAN­CIS­CO ALBO

A me­dio ca­mino de la mon­ta­ña de A Po­bra do Bro­llón se en­cuen­tra la al­dea de For­gas de Abai­xo, en la pa­rro­quia de San Sal­va­dor de Fe­rrei­ros. La lo­ca­li­dad con­ser­va un im­por­tan­te con­jun­to de ar­qui­tec­tu­ra tra­di­cio­nal, pe­ro la si­tua­ción que vi­ve hoy tie­ne po­co que ver con la que co­no­ció en sus me­jo­res tiem­pos. Por en­ton­ces con­ta­ba con seis ca­sas en las que con­vi­vían has­ta ca­si cin­cuen­ta per­so­nas y hoy so­lo hay una fa­mi­lia que vi­va en ella de for­ma re­gu­lar du­ran­te to­do el año.

La eco­no­mía lo­cal de­pen­día de la agri­cul­tu­ra y la ga­na­de­ría. Uno de sus prin­ci­pa­les re­cur­sos era la re­co­gi­da y el se­ca­do de la cas­ta­ña. En la al­dea fun­cio­na­ban dos se­quei­ros per­te­ne­cien­tes a ve­ci­nos de San­ta­lla de Lóu­za­ra —en Sa­mos—, que eran co­no­ci­dos por los nom­bres de Re­guei­ro y Ve­ga. «Ta­mén vi­ñan al­gúns ve­ci­ños de Mon­tea­gu­do y de Fe­rrei­ros a re­co­ller cas­ta­ña, xa que ta­mén ti­ñan al­gúns cas­ti­ñei­ros en pro­pie­da­de, e lo­go le­vá­ba­na a se­car aos seus se­quei­ros», re­cuer­da Ama­ble Gor­dín, una ve­ci­na de For­gas. Ade­más, ca­da ve­cino se­ca­ba sus cas­ta­ñas en las ca­ni­cei­ras, unos pi­sos de ta­blas de ma­de­ra se­pa­ra­das —lla­ma­das ri­pias— que es­ta­ban dis­pues­tas so­bre la co­ci­na o la la­rei­ra. «Ho­xe aín­da se van re­co­llen­do al­gun­has, pe­ro non tan­tas co­mo an­tes, por­que que­dou moi pou­ca xen­te pa­ra apro­vei­ta­las», aña­de la ve­ci­na.

Sie­te al­va­ri­zas

La api­cul­tu­ra era otra ac­ti­vi­dad muy im­por­tan­te en For­gas. En el en­torno de la al­de se ex­plo­ta­ron has­ta sie­te al­va­ri­zas. Dos de ellas, si­tua­das en el lu­gar de A Pe­ta­da, eran pro­pie­dad de ve­ci­nos de Fe­rrei­ros. Las otras eran de ve­ci­nos de la al­dea y te­nían sus pro­pios nom­bres: Ca­mi­lo, Pe­se­ta e Pra­do Ve­llo. En los al­re­de­do­res, por otro la­do, se sem­bra­ban im­por­tan­tes can­ti­da­des de ce­rea­les, so­bre to­do tri­go y cen­teno. De ello dan fe cin­co ai­ras, don­de se ha­cían las ma­llas, dis­tri­bui­das por to­da la al­dea. Per­te­ne­cían a las ca­sas de Carreira, Gal­go, Pe­se­ta, Can­ce­lo y La­ber­co. Pa­ra mo­ler el grano, los ve­ci­nos dis­po­nían de un mo­lino co­mu­nal, que en la ac­tua­li­dad es­tá res­tau­ra­do y con­ser­va to­da su ma­qui­na­ria. Era un mo­lino de los co­no­ci­dos co­mo re­los, es de­cir, sin pe­nei­ra o ta­mi­za. Una vez mo­li­do el gra- no, se lle­va­ba pa­ra casa y se ta­mi­za­ba a mano so­bre una ar­ca de ma­de­ra. «O muí­ñoo só moía nos me­ses de in­verno, por­que no ve­rán o cau­dal do río bai­xa­ba moi­to e non se po­día moer», se­ña­la Ama­ble Gor­dín.

En la al­dea ha­bía una úni­ca fra­gua, la de la casa de La­ber­co. Era del pa­dre de Ama­ble, que lla­ma ba Ma­nuel Gor­dín Fuen­te. La ma­yo­ría de los tra­ba­jos que ha­cía eran pa­ra el ser­vi­cio de la casa, pe­ro a ve­ces tam­bién eran pa­ra los ve­ci­nos. El he­rre­ro arre­gla­ba to­do ti­po de úti­les y ape­ros de la­bran­za, y a ve­ces tam­bién fa­bri­ca­ba al­gu­nas he­rra­mien­tas. «Ade­mais de fe­rrei­ro, meu pai ta­mén fa­cía de car­pin­tei­ro, zo­quei­ro, ces­tei­ro... un pou­co de to­do», di­ce la ve­ci­na.

For­gas de Abai­xo, ade­más, fue cu­na de gran­des brin­dei­ros, es de­cir, can­to­res po­pu­la­res de brin­dos o co­plas improvisadas. En es­ta tra­di­ción po­pu­lar, que tam- bién fue pro­pia de las tie­rras de O Cou­rel y Os An­ca­res, des­ta­ca­ron los her­ma­nos Ál­va­ro y Jo­sé Ve­lo­so Val­cár­cel, jun­to con un pri­mo su­yo lla­ma­do Li­sar­do. La tra­di­ción no fue con­ti­nua­da por la gen­te jo­ven y se per­dió el año pa­sa­do al fa­lle­cer e el úl­ti­mo brin­dei­ro, Jo­sé Ve­lo­so.

CAR­LOS RUE­DA

Un col­me­nar mo­derno den­tro una al­va­ri­za, si­tua­da en el lla­ma­do ca­mino de Be­le­sar.

Ama­ble Gor­dín an­te unos an­ti­guos se­quei­ros de cas­ta­ñas

An­ti­guo mo­lino co­mu­nal de For­gas de Abai­xo, aho­ra res­tau­ra­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.