TO­DO TALADROS VEN­DE EQUI­POS DE AL­TA CA­LI­DAD POR TO­DO EL MUN­DO

De la afi­ción de su im­pul­sor ha sur­gi­do una com­pa­ñía que fac­tu­ra más de cin­co mi­llo­nes de eu­ros al año Po­nen a dis­po­si­ción de pro­fe­sio­na­les com­po­si­cio­nes de he­rra­mien­tas de al­ta ca­li­dad que no ofre­cen las mar­cas

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Gladys Váz­quez

Su nom­bre no es co­no­ci­do pa­ra el gran pú­bli­co. En sus ins­ta­la­cio­nes del po­lí­gono co­ru­ñés de Ber­gon­do no hay ni un so­lo car­tel con su nom­bre. No lo ne­ce­si­tan. El mer­ca­do de To­do Taladros es­tá en la ven­ta de he­rra­mien­tas al más al­to ni­vel. Es la reali­dad de una com­pa­ñía que na­ció de una afi­ción. «La idea sur­gió ha­ce diez años. Yo era un di­rec­ti­vo de ban­ca, pe­ro ma­ni­tas de to­da la vi­da». Así ex­pli­ca los ini­cios de es­ta com­pa­ñía su prin­ci­pal im­pul­sor, Ja­vier Gó­mez. «Te­nía que com­prar­me un ta­la­dro y em­pe­cé a mi­rar lo que ha­bía en In­ter­net. Lle­gué a la con­clu­sión de que fue­ra de Es­pa­ña ha­bía com­po­si­cio­nes a me­jo­res pre­cios y más li­bres pa­ra ha­cer lo que me ape­te­cía sin ce­ñir­me al es­tán­dar de las mar­cas en Es­pa­ña».

INI­CIOS EN FA­MI­LIA

De la mano de su es­po­sa, Ja­vier po­nía los ci­mien­tos de To­do Taladros. «Me com­pré dos taladros y le di­je a mi mu­jer que, si ven­día uno por Ebay, la in­vi­ta­ría a ce­nar. Y así fue. To­do pa­re­cía un chis­te. Com­pré otros dos y tam­bién los ven­dí. Em­pe­cé a mi­rar có­mo fun­cio­na­ba to­do eso. Es­pa­ña es­ta­ba en un mal mo­men­to eco­nó­mi­co y los kits fun­cio­na­ban». La idea que ha­bían te­ni­do era crear con­jun­tos de he­rra­mien­tas con mu­chas ven­ta­jas pa­ra los pro­fe­sio­na­les. «Si ne­ce­si­tas cin­co he­rra­mien­tas, ten­drás que com­prar­las con dos ba­te­rías ca­da una, cin­co car­ga­do­res o cin­co ma­le­ti­nes. No­so­tros lo reha­ce­mos: te lo da­mos con dos ma­le­ti­nes o un so­lo car­ga­dor. Has aho­rra­do mu­cho di­ne­ro y lle­vas me­nos vo­lu­men. Tus he­rra­mien­tas se adap­tan a lo que ne­ce­si­tas». La idea de Ja­vier ca­ló en­tre tan­tos pro­fe­sio­na­les que en diez años les ha cam­bia­do la vi­da.

To­do Taladros ofre­ce un ser­vi­cio sin com­pe­ten­cia y to­do es on­li­ne. «Te­ne­mos un pro­duc­to que na­die tie­ne. Nues­tros clien­tes son au­tó­no­mos y em­pre­sas. Ven­de­mos he­rra­mien­ta pro­fe­sio­nal de al­ta ga­ma y el 95 % de los pe­di­dos son pa­ra fue­ra de Es­pa­ña. En otros paí­ses pri­man la com­pra del pro­duc­to bueno, má­qui­nas más po­ten­tes o con ma­yor ren­di­mien­to pa­ra avan­zar en los tra­ba­jos». Con un equi­po for­ma­do por 13 per­so­nas, To­do Taladros ha en­via­do ya sus kits a lu­ga­res co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Chi­na, Aus­tra­lia, Nue­va Ze­lan­da o a Reunión. «Lo más ha­bi­tual son pe­di­dos de en­tre 1.000 y 2.000 eu­ros. Te­ne­mos días en los que pre­pa­ra­mos 300 en­víos pa­ra sa­lir. De me­dia, te­ne­mos 3.000 al mes. Ter­mi­na­re­mos el año fac­tu­ran­do más de 5 mi­llo­nes de eu­ros. En el 2014 fac­tu­ra­mos 300.000».

| ÁN­GEL MAN­SO

Tre­ce per­so­nas for­man el equi­po de una em­pre­sa que ha ca­la­do en Chi­na, Aus­tra­lia o Nue­va Ze­lan­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.