Si­gue gra­ve y ba­jo cus­to­dia el au­tor del ata­que ma­chis­ta de O Gro­ve

Igual­da­de re­co­no­ce que «al­go fa­lló» en es­te ca­so, ya que so­bre el agre­sor pe­sa­ba una or­den de ale­ja­mien­to

La Voz de Galicia (Lugo) - - GALICIA -

No ha ha­bi­do no­ve­da­des en el es­ta­do de salud de Jo­sé A.P.F., el hom­bre de 59 años que el pa­sa­do miér­co­les dis­pa­ró dos ve­ces a la ca­be­za de su ex­pa­re­ja pa­ra, ac­to se­gui­do, vol­ver la pis­to­la ha­cia sí mis­mo y rea­li­zar de nue­vo otros dos dis­pa­ros. El hom­bre con­ti­núa in­gre­sa­do en el Ál­va­ro Cun­quei­ro, cus­to­dia­do por agen­tes de la Guar­dia Ci­vil. Su víc­ti­ma, Eva A.F., de 47 años, ya ha re­ci­bi­do el al­ta mé­di­ca y se re­cu­pe­ra en O Gro­ve, arro­pa­da por su fa­mi­lia. Des­de su en­torno pró­xi­mo ase­gu­ran que «fí­si­ca­men­te se es­tá re­cu­pe­ran­do bien». Del gol­pe psi­co­ló­gi­co, sin em­bar­go, tar­da­rá más tiem­po en cu­rar­se. Aten­di­da por al­gu­nos de sus fa­mi­lia­res, que se han des­pla­za­do des­de Ourense pa­ra es­tar con ella, Eva in­ten­ta di­ge­rir el mal tra­go que ha pa­sa­do.

Un mal tra­go que se pro­du­jo por­que «al­go fa­lló», se­gún re­co­no­ció ayer la se­cre­ta­ria xe­ral de Igual­da­de, Su­sa­na Ló­pez Abe­lla, quien es­tá a la es­pe­ra de man­te­ner una reu­nión con la Sub­de­le­ga­ción del Gobierno en Pon­te­ve­dra pa­ra ana­li­zar, pre­ci­sa­men­te, qué ocu­rrió pa­ra que una mu­jer que con­ta­ba con una or­den de pro­tec­ción aca­ba­se re­ci­bien­do dos ti­ros en la ca­be­za. Que el ar­ma usa­da por su agre­sor fue­se de un ca­li­bre ba­jo le sal­vó la vi­da.

«Pe­se a esa or­den de pro­tec­ción, el agre­sor ac­ce­dió a Eva», di­jo Ló­pez Abe­lla en unas de­cla­ra­cio­nes re­co­gi­das por Eu­ro­pa Press. Des­de la Sub­de­le­ga­ción del Gobierno, Mai­ca La­rri­ba ha la­men­ta­do esas pa­la­bras, y ha til­da­do de «irres­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca ma­yús­cu­la» que se pre­ten­da «usar un in­ten­to de cri­men a una mu­jer pa­ra en­tur­biar el cli­ma po­lí­ti­co». La­rri­ba in­sis­tió en que es­te ca­so es­ta­ba sien­do se­gui­do por el Emu­me, la uni­dad de mu­jer y me­no­res de la Guar­dia Ci­vil, y que se se­guían to­dos los pro­to­co­los mar­ca­dos por Vio Gen. La sub­de­le­ga­da afir­mó que «el úni­co res­pon­sa­ble de un in­ten­to de ase­si­na­to es el ase­sino», y re­co­men­dó a Ló­pez Abe­lla que se preo­cu­pe «por que su par­ti­do se apo­ye en fuer­zas que niegan que ha­ya un pro­ble­ma de vio­len­cia ma­chis­ta».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.