Fe­rias con si­glos de ju­ven­tud

Mon­te­rro­so y Gon­tán con­ser­van el se­llo agro­pe­cua­rio de sus cer­tá­me­nes

La Voz de Galicia (Monforte) - Especial1 - - Feira De Santos De Monterroso - X.M.PA­LA­CIOS

El que vi­si­te Mon­te­rro­so hoy o Gon­tán el sá­ba­do se en­con­tra­rá con fe­rias que lo pon­drán an­te un es­ce­na­rio de si­glos. Las dos mues­tran una acre­di­ta­da an­ti­güe­dad y un no me­nos pro­ba­do po­der de con­vo­ca­to­ria: lo pri­me­ro va cre­cien­do inevi­ta­ble­men­te año tras año; lo se­gun­do, si no cre­ce, tam­po­co dis­mi­nu­ye. De la fe­ria de San­tos de Mon­te­rro­so pue­de de­cir­se que es la fe­ria de las fe­rias: la ex­pre­sión era ha­bi­tual en labios del fa­lle­ci­do Jo­sé An­to­nio Pe­rei­ro, co­rres­pon­sal de es­te dia­rio en la vi­lla du­ran­te años. Al mar­gen de las ex­pre­sio­nes pre­fe­ri­das por ca­da uno, no hay du­da de que la fa­ma es­tá bien ga­na­da.

Se­gún las in­for­ma­cio­nes que ma­ne­ja y di­vul­ga el Con­ce­llo mon­te­rro­sino, la fe­ria tie­ne 568 años, pues­to que sur­gió en 1450. Es­ta­mos, pues, an­te una ci­ta que se em­pa­ren­ta con las fe­rias me­die­va­les que hi­cie­ron fa­mo­sas a otras lo­ca­li­da­des: As San Lu­cas de Mon­do­ñe­do em­pie­zan a ce­le­brar­se en 1156; en el si­glo XIII sur­gen las fe­rias de San­to Do­min­go de la Cal­za­da (La Rio­ja), y las Or­de­nan­zas y Apo­sen­ta­mien­tos de Fe­rian­tes de Me­di­na del Cam­po (Va­lla­do­lid) se dic­tan en 1421. La de Mon­te- rro­so, des­de ha­ce años, tie­ne la con­si­de­ra­ción de Fes­ta de in­tere­se tu­rís­ti­co ga­le­go. En cuan­to a la fe­ria de

Gon­tán, es­tá acre­di­ta­da ya su ce­le­bra­ción en el si­glo XVIII, aun­que al­gu­nos tex­tos si­túan su ori­gen unos si­glos an­tes.

Ese ori­gen me­die­val las vin­cu­la di­rec­ta­men­te con un mun­do agro­pe­cua­rio que aún se apre­cia en Mon­te­rro­so y en Gon­tán. En pri­mer lu­gar, en am­bas se con­ser­va un apar­ta­do de ga­na­do; en se­gun­do, los que­sos de A Ulloa no fal­tan en­tre la siem­pre abun­dan­te ofer­ta del día 1 de no­viem­bre en Mon­te­rro­so, co­mo tam­po­co es­tán au­sen­tes los cu­chi­llos de Rio­tor­to o las nue­ces en Gon­tán.

Pa­ra va­lo­rar la im­por­tan­cia de que ese apar­ta­do se man­ten­ga, pue­de ayu­dar un ejem­plo: con un ori­gen que no es­tá en la Edad Me­dia sino al fi­nal de la Mo­der­na a o al ini­cio de la Con­tem­po­rá­nea, el San Froi­lán lu­cen­se tu­vo un cla­ro se­llo agro­pe­cua­rio que se ha ido di­lu­yen­do, aun­que con­ser­va su po­der de con­vo­ca­to­ria pa­ra mi­les de per­so­nas de mu­ni­ci­pios cer­ca­nos a Lu­go.

Mon­te­rro­so has­ta pue­de pre­su­mir de ha­ber in­cor­po­ra­do el in­te­rés de su fe­ria a las co­plas po­pu­la­res. «Se ti vi­ras o que eu vin/ na fei­ra de Mon­te­rro­so;/ vin­te­cin­co xas­tres xun­tos,/ a ca­ba­lo dun ra­po­so», di­ce una, que se ha con­ser­va­do has­ta nues­tros días con al­gu­nas va­rian­tes. Mon­te­rro­so es­tá en una co­mar­ca que se con­si­de­ra el cen­tro de Ga­li­cia, lo que in­clu­so, en años pa­sa­dos, ha mo­ti­va­do al­gu­na po­lé­mi­ca por el lu­gar que real­men­te po­see esa con­di­ción. Sea cual sea real­men­te el cen­tro geo­grá­fi­co de la lo­ca­li­dad, no hay nin­gu­na du­da de que la si­tua­ción de Mon­te­rro­so fa­vo­re­ce la lle­ga­da de mi­les de per­so­nas de di­ver­sas co­mar­cas. Gen­tes de A Co­ru­ña, de Pon­te­ve­dra y de Ou­ren­se se acer­can a la vi­lla pa­ra dis­fru­tar de una va­ria­da ofer­ta. Hay mu­chos ali­cien­tes pa­ra ver y pa­ra com­prar, co­mo bien sa­be to­do aquel que se ha­ya acer­ca­do a Mon­te­rro­so un 1 de no­viem­bre.

Por otro la­do, aun­que la afluen­cia a su fe­ria sea me­nor, la de San­tos de Gon­tán tie­ne un po­der de con­vo­ca­to­ria que su­pe­ra cla­ra­men­te los lí­mi­tes de la Te­rra Chá. Por la si­tua­ción de la lo­ca­li­dad, vi­si­tan­tes de A Ma­ri­ña son ha­bi­tua­les en un día co­mo el de pa­sa­do ma­ña­na, en tan­to que la ac­ti­vi­dad ga­na­de­ra sue­le con­tar con la pre­sen­cia de com­pra­do­res lle­ga­dos de Fe­rrol­te­rra.

Son ras­gos que ayu­dan a en­ten­der por qué el pe­so de es­tas fe­rias no so­lo no de­cae sino que va a más.

La ci­ta mon­te­rro­si­na tie­ne ca­si 600 años de an­ti­güe­dad

El ori­gen me­die­val es el mis­mo que el de otras gran­des ce­le­bra­cio­nes

FO­TO CAR­LOS CAS­TRO

El pan es uno pro­duc­to ha­bi­tual en la con­cu­rri­da fe­ria de Mon­te­rro­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.