Im­po­si­ble no lle­gar a Com­pos­te­la

El Ca­mino Nor­te re­co­rre en la Te­rra Chá lu­ga­res de in­te­rés na­tu­ral y pa­tri­mo­nial

La Voz de Galicia (Monforte) - Especial2 - - Ruta Jacobea - X.M.PA­LA­CIOS

Ca­mi­nos rea­les, ca­rre­te­ras, vías de tren, au­to­vías... La si­tua­ción geo­grá­fi­ca co­lo­có a la Te­rra Chá, des­de ha­ce si­glos, en la con­di­ción de lu­gar de pa­so: las co­mu­ni­ca­cio­nes de Ga­li­cia con la Me­se­ta o con el res­to del nor­te de Es­pa­ña in­cluían un re­co­rri­do por la comarca. Las ca­rre­te­ras y las au­to­vías re­for­za­ron ese as­pec­to, que si se echa un vis­ta­zo al pa­sa­do, no re­sul­ta tan no­ve­do­so.

Si el Ca­mino de San­tia­go, con sus dis­tin­tos iti­ne­ra­rios, me­re­ce, con to­dos los re­co­no­ci­mien­tos ofi­cia­les, la con­si­de­ra­ción de pri­mer iti­ne­ra­rio cul­tu­ral eu­ro­peo, la comarca chai­re­ga pue­de sen­tir­se sa­tis­fe­cha de ese he­cho e in­clu­so mos­trar su per­fil pro­pio en la ru­ta ja­co­bea. No so­lo el Ca­mino Nor­te —re­co­no­ci­do ade­más por la Unes­co, jun­to con el Pri­mi­ti­vo, co­mo Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad— re­co­rre la comarca, sino que una va­rian­te su­ya, que en­la­za con el Pri­mi­ti­vo en Lu­go, as­pi­ra a lo­grar re­co­no­ci­mien­to ofi­cial.

El Ca­mino Nor­te, cu­yo tra­za­do en­tra en Ga­li­cia por Ri­ba­deo, ofre­ce en la Te­rra Chá atrac­ti­vos pa­ra que el re­co­rri­do por la comarca se ha­ga sin de­ma­sia­das pri­sas, dis­fru­tan­do de ali­cien­tes na­tu­ra­les e his­tó­ri­cos una vez ter­mi­na­da la subida des­de Mon­do­ñe­do.

Jun­to al tra­za­do de la ru­ta apa­re­cen ele­men­tos co­mo la igle­sia pa­rro­quial de Aba­dín, de ori­gen me­die­val. Su si­tua­ción, en un al­to­zano, per­mi­te con­tem­plar par­te del mu­ni­ci­pio, por el que con­ti­núa la ru­ta an­tes de en­trar en el de Vi­lal­ba.

La en­tra­da y la sa­li­da en el ayun­ta­mien­to vi­lal­bés es­tá de­fi­ni­da por el pa­so por puen­tes. La Ponte Ve­lla de Mar­ti­ñán y el puen­te de Saa for­man par­te del tra­za­do, que tam­bién per­mi­te ver uno de los ras­gos más se­ña­la­dos del pa­tri­mo­nio de es­te mu­ni­ci­pio, las cru­ces neo­gó­ti­cas que pre­si­den las se­pul­tu­ras de al­gu­nas se­pul­tu­ras.

Los ce­men­te­rios pa­rro­quia­les de Goi­riz y de Al­ba ofre­cen bue­nos ejem­plos de esas cons­truc­cio­nes. El pa­so por la ca­pi­tal chai­re­ga equi­va­le en cier­to mo­do a un re­co­rri­do por su zo­na vie­ja, ya que el Ca­mino Nor­te atra­vie­sa la rúa Por­ta de Ci­ma an­tes de lle­gar a la pla­za de San- ta Ma­ría y de ini­ciar su des­cen­so ha­cia las ori­llas del Mag­da­le­na. A po­cos me­tros de la pla­za es­tá el edi­fi­cio más em­ble­má­ti­co de Vi­lal­ba, la to­rre de los An­dra­de, in­cor­po­ra­da al Pa­ra­dor de Tu­ris­mo.

Igual que en Aba­dín, el Ca­mino Nor­te ofre­ce en Baa­mon­de la po­si­bi­li­dad de con­tem­plar una in­tere­san­te igle­sia pa­rro­quial. Pai­sa­je na­tu­ral tam­bién se ob­ser­va na­da más en­trar en Gui­ti­riz, en don­de la ru­ta sal­va el río Par­ga con el puen­te de San Al­ber­te an­tes de ini­ciar su re­co­rri­do ha­cia la la­de­ra de la Co­va da Ser­pe.

En los úl­ti­mos años, ade­más, se es­tá in­ten­tan­do re­cu­pe­rar la Vía Re­xia do Nor­te, que en­tra en Ga­li­cia por el mis­mo tra­za­do del Ca­mino Nor­te, aun­que no por la va­rian­te de Ri­ba­deo sino por la que bor­dea la desem­bo- ca­du­ra del Eo has­ta cru­zar­lo en Abres. Des­de esa lo­ca­li­dad, re­par­ti­da por el río en­tre el mu­ni­ci­pio as­tu­riano de Ve­ga­deo y el gallego de Tra­ba­da, el iti­ne­ra­rio con­ti­núa por los mu­ni­ci- pios de A Pon­te­no­va, Rio­tor­to, A Pas­to­ri­za, Mei­ra, Pol y Cas­tro de Rei. En las afue­ras de Lu­go en­la­za con el Ca­mino Pri­mi­ti­vo, que tam­bién en­tra en Ga­li­cia pro­ce­den­te de As­tu­rias.

Do­cu­men­tos me­die­va­les acre­di­tan el em­pleo de es­ta ru­ta co­mo una de las vías pa­ra lle­gar a Com­pos­te­la. Los pri­me­ros pa­sos de los ayun­ta­mien­tos se han di­ri­gi­do a la con­cre­ción del tra­za­do y a apro­bar en pleno la so­li­ci­tud de re­co­no­ci­mien­to ofi­cial y de apo­yo. Aun­que con ci­fras aún muy mo­des­tas, ya se ha re­gis­tra­do el pa­so de pe­re­gri­nos, que en su re­co­rri­do por la par­te más orien­tal de la comarca tam­bién en­cuen­tran ali­cien­tes na­tu­ra­les y pa­tri­mo­nia­les pa­ra de­mo­rar su avan­ce.

La igle­sia de Mei­ra, una de las jo­yas de la ar­qui­tec­tu­ra cis­ter­cien­se en Ga­li­cia es el prin­ci­pal ele­men­to ar­tís­ti­co de es­ta va­rian­te, que ade­más, unos ki­ló­me­tros más ade­lan­te, pa­sa muy cer­ca del cas­tro de Vi­la­don­ga. Así, no so­lo es po­si­ble lle­gar a San­tia­go por va­rios tra­za­dos sino tam­bién ha­cer­lo dis­fru­tan­do de los nu­me­ro­sos ali­cien­tes de la Te­rra Chá.

Puen­tes e igle­sias es­tán den­tro del tra­za­do o a po­ca dis­tan­cia

En los úl­ti­mos años se re­cu­pe­ró una va­rian­te por el es­te de la zo­na

FO­TO AL­BER­TO LÓ­PEZ

La Ponte Ve­lla de Mar­ti­ñán es­tá en el tra­mo del Ca­mino Nor­te que pa­sa por Vi­lal­ba

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.